Archivos diarios: 06/03/2013

Hugo Chávez ha muerto

Estándar

Una sentencia que por más de un año –desde que se dio a conocer que el mandatario venezolano padecía de cáncer– surgió de forma impronunciable en labios de sus allegados, idea agazapada en las mentes de prácticamente todos, pero que recobró fuerza hace menos de 90 días, cuando el hoy fallecido Hugo Chávez Frías viajó nuevamente a La Habana para someterse a su cuarta cirugía con la esperanza de erradicar las células cancerígenas…

En vano fueron tantos esfuerzos.

Y es que ya quedan en segundo término las especulaciones de las que fue objeto durante estos meses el también llamado por sus colaboradores y simpatizantes “jefe máximo de la Revolución Bolivariana”, como fueron:

  • Que si el cáncer surgió tras maldecir al pueblo judío con lo que dijo en su momento: “odio desde las entrañas”.
  • O bien, el mito de que los cubanos habían descubierto desde tiempo atrás la cura para el cáncer.
  • O qué me dicen de que se rumoró que era objeto de experimentos de clonación.
  • Y ya de manera más seria, que el comandante se estaba muriendo y que cada día era más complicado mantener esa verdad en el anonimato.

En fin, ya no importan a estas alturas, porque bien es cierto que el proyecto bolivariano no ha funcionado, y por más que Hugo Chávez, en busca de entronizarse en el poder sobre el pueblo venezolano ‒que está viviendo en la incertidumbre ahora que se cierne la peor de sus crisis económicas y políticas‒, reformó la constitución para ampliar su mandato y mantuvo un discurso alentador para las finanzas del país sudamericano, esto no ha sido así.

Perdón, corrijo amable lector, y me permito explicar: sí ha funcionado la Revolución Bolivariana: para mantener en el poder a un falso caudillo y a su séquito, que lo único que han hecho es dar “pan y circo”; el pan: de los excedentes de petróleo, y el circo: Hugo Chávez lo hizo.

Venezuela se enfrenta a un escenario aterrador. Sus reservas de petróleo son las segundas en importancia mundial, pero su economía pende de un delgado hilo resultado de una política chavista que giraba en torno al hidrocarburo, amistades izquierdistas en la región y un toque de hostilidad –en el discurso, mas no en la práctica– hacia el que llamó “imperialismo yanqui”.

Así las cosas, los herederos del gobierno de Venezuela, llámese Nicolás Maduro, Diosdado Cabello o Henrique Capriles, deberán enfrentar la muerte de Hugo Chávez si lo que quieren es comenzar a recomponer la credibilidad antes que la economía y el buen gobierno, y debe ser a la luz de la verdad y no en lo oscuro y buscando erigir al político en mártir.

Esa tarea, tan complicada, será la de conducir con veracidad el sepelio de Hugo Chávez, mostrando las imágenes de un presidente fallecido efectivamente el 5 de marzo a las 16:25 horas tiempo de Caracas, en el Hospital Militar, y no un servicio fúnebre con el ataúd cerrado y la foto del comandante, lo que podría ser un mensaje del inicio de la radicalización, porque con Chávez ya sabíamos a qué atenernos, con los políticos que ya manejan Venezuela… no sabemos.

Por esto se requiere de un buen gobierno que busque legitimarse a fin de obtener la credibilidad de los ciudadanos, lo que significa la base de toda buena sociedad, porque de no llegar lo anterior, entonces seguirán las malas habladurías y a la postre los más dañados serán los venezolanos, que podrían convertirse en un pueblo vetusto y corroído.

Y tras este lamentable suceso –porque a nadie se le desea la muerte–, escuché una frase que comenzó a circular en redes sociales que me parece muy atinada y que a continuación quiero reproducir, palabras más, palabras menos: He visto a muchas personas recuperarse del cáncer, pero nunca a toda una nación.

Les deseo a los venezolanos, chavistas y no chavistas, lo mejor, por lo que externo mis deseos de ver a partir de hoy cómo un país se recupera de este trágico suceso.

Y qué así sea.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/opinion/hugo-chavez-ha-muerto
Anuncios