1Q84, o la alteración del mundo

Estándar

El eco orwelliano japonés: 1Q84, llega a su fin con el tercer volumen de esta novela envuelta en un ambiente enrarecido que Haruki Murakami ha recreado ya desde las dos pasadas entregas de esta obra medular contemporánea de las letras niponas, y que sin lugar a dudas nos muestra la disección del mundo “de las dos lunas”, en apariencia normal y un tanto irreconocible, pero del que los personajes buscarán salir.

La novela se desarrolla al filo de la conciencia de los protagonistas: Aomame, una enigmática mujer independiente e instructora en un gimnasio; y Tengo, un profesor de matemáticas. Las vidas de estos personajes se cruzan, trenzan, enlazan, chocan, tropiezan, colapsan… todo mientras experimentan la multidimensionalidad del paso y el peso del tiempo, que de forma admirable Murakami sostiene a lo largo de su obra.

1q84-3

Haciendo gala de una prosa detallista, hipnótica y con una fuerte carga de desarraigo social, somos cómplices –con el pasar de las páginas– de las historias alteradas de dos personajes atípicos y solitarios que viven sumergidos en la metrópoli, al tiempo que recorremos alternadamente el abanico de pasiones humanas de un universo surrealista que pasa de lo mágico a lo inverosímil, siempre cargado con la vitalidad psicológica de Aomame y Tengo.

En 1Q84 Murakami nos reitera que el flujo de conciencia es parte íntima de su obra, lo que permite que el conjunto de motivos que se confunden en la mente de quien pudiera ser cualquier hombre o mujer, en la imposibilidad de pretender vivir en la zozobra y la inseguridad de hechos moralmente cuestionables.

Es así como la fuerza del deseo que los personajes expresan en 1Q84 es regurgitado escandalosamente; el inconsciente es arrojado sobre nuestro entorno –y si la expresión es permitida– hacia el lector, a ratos en la incertidumbre de la represión, y por momentos nos encamina hacia la revuelta y la rebelión.

En esta última entrega que hace Murakami de la zaga 1Q84, hay un hálito de grandeza, de enamoramiento de la criatura humana, que nos muestra que bajo una apariencia de impiedad subsiste una compasión y una complicidad amorosas… mientras se aboga porque los verdugos sean castigados bajo los altos códigos de honor japonés.

Haruki Murakami, un lúcido escritor contemporáneo que ha irrumpido en el mundo literario alcanzando ventas multimillonarias en su país y, por supuesto, fuera de él, ha sido altamente criticado por su acercamiento con occidente, pero, sin lugar a dudas, de forma hipnótica envuelve al lector –occidental u oriental– con su obra.

1Q84 presenta la dialéctica entre la libido y el instinto de muerte obligando al lector a ir hasta el punto final, y deja la posibilidad de ir siempre más allá.

Sin miedo a la equivocación, Haruki Murakami sentará un precedente demoledor gracias a la escritura letal que sostiene en su ya basta obra, que en conjunto y en lo individual es majestuosa.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/1q84-o-la-alteracion-del-mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s