Archivos diarios: 03/04/2013

Me lo dijo un pajarito

Estándar

Al más puro estilo de Woodstock ‒y no, no me refiero al festival de rock; aunque es bien sabido de los grandes “viajes” que muchos experimentaron durante tal evento (y el personaje principal de esta historia seguramente también está “viajando”)‒ o Emilio como lo conocen otros tantos (el pajarito amarillo, amigo de Snoopy) se aparece ahora el finado Hugo Chávez para platicar con nuestro ya cada vez más afamado Nicolás Maduro.

Y es que ahora resulta que para desearle suerte, en la mismísima casa de la familia de Hugo Chávez, un “pajarito chiquitico” se posó en un dintel y observando a Nicolás Maduro le habló y lo bendijo en lo que es el inicio de su periplo rumbo a las elecciones presidenciales en Venezuela, que se celebrarán el próximo 14 de abril.

Es lamentable que a un mes del anuncio oficial de la muerte de Hugo Chávez, el encargado del despacho presidencial de Venezuela se mantenga en las primeras planas de los diarios y espacios en medios radiofónicos y televisivos más por sus comentarios incoherentes que por la capacidad como líder, político y proponiendo nuevos ejes para el gobierno que busca encabezar por los próximos 6 años en lo que representaría la extensión del chavismo.

Desgraciadamente, en tan solo 30 días Maduro ha dicho más necedades que las que se le recuerden a Hugo Chávez en un periodo similar, por lo que lo mejor que podría sucederle a la hermana nación venezolana es que Henrique Capriles llegara de forma democrática al Palacio de Miraflores; hecho que a no ser que Chávez y todas sus huestes angelicales en un arrebato democratizador post mortem intervengan en el cielo, se antoja más que difícil.

Así las cosas, por un lado un Nicolás Maduro que insiste en envolverse en la figura del difunto Chávez, erigiéndolo en el beato latinoamericano que El Vaticano pronto reconocerá, ya que carece de un proyecto de nación con rumbo y dirección y que, le guste o no, sólo busca el poder por el poder mismo, sin importar que para llegar a su meta explique cómo el “pajarito chiquitito” le habló casi, casi al oído y le recitó el discurso para el día en que tome por completo las riendas de Venezuela. Por el otro, vemos cómo tras una ceremonia luctuosa que reunió a tantos jefes de Estado que en otras circunstancias era inimaginable ver en un mismo lugar y a la misma hora, hoy día ‒a casi 30 días‒ un mutismo general ha permeado en gran parte de las naciones “hermanas” ante las próximas elecciones que Venezuela celebrará, y con un Maduro a quien nadie de sus allegados se atreve a dar la espalda o siquiera contradecir.

Ante tal panorama, es más que probable que pronto escuchemos a quien sea electo presidente de la República Bolivariana de Venezuela, decir que ganó gracias a un pajarito, y que ese pajarito le ha pedido se perpetúe en el poder por el bien de los ciudadanos… y del chavismo… y de él… y de todos… y a estas alturas ¿por qué no?, que Hugo Chávez será nombrado vicepresidente vitalicio en su calidad de “jefe supremo”.

Total, apreciados lectores, ante la incapacidad política de gobernar el pan y circo siempre han funcionado en la historia reciente de la humanidad ¿o no?

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en: 
 
http://efektonoticias.com/opinion/me-lo-dijo-un-pajarito
Anuncios