Archivos diarios: 30/04/2013

“Las cenas del Club de los Sábados”, una obra excesivamente adictiva

Estándar

Hay heridas en el alma que nunca sanan, que se encuentran tan dentro de uno, que aún con el paso del tiempo es imposible desecharlas, y un buen día cuando uno cree que sí ha sido posible, salen del baúl de los recuerdos y ahogan el espíritu hasta asfixiarlo.

cenas

Así es la obra de Amy Bratley (Gran Bretaña, 1974) Las cenas del Club de los Sábados publicada en español bajo el sello de Alevosía, en la que los recuerdos toman forma y son parte de la vida misma, conviviendo de manera trascendente a tal grado que pondrán en riesgo el presente y el futuro con la levedad del aroma, el gusto y los secretos.

Las cenas del Club de los Sábados es una de esas historias que aunque no son de las que hay que leer, sí es de las que una vez que comienza uno su lectura es imposible dejarla de lado; ya que las escenas, los diálogos y la historia nos llegarán al corazón y nos permitirán reflexionar sobre la bifurcación de la vida.

Asimismo es muy interesante que hablando de Las cenas del Club de los Sábados, Amy Bratley consiga de forma magistral describir los platillos, al punto de leer algo delicioso, consiguiendo que sea antojable preparar alguna de estas cenas, ya que transmiten a una persona el gusto por algo que integra el sentido del gusto, el olfato y la vista siempre será muy complicado… y la autora lo consigue excepcionalmente.

Y si de por sí el ser anfitrión te causa un gran estrés, para Eve, la protagonista de esta historia,no sólo deberá enfrentar eso, sino además debe agregarle un elemento más: Ethan, quien no sólo es su ex novio, sino que además tres años antes ambos habrían decidido contraer matrimonio, y sin avisar, él desaparece de su vida sin ninguna explicación.

Y no crea estimados lectores que les he arruinado la trama, ya que Las cenas del Club de los Sábados inicia con un choque inesperado, Eve deberá ser anfitriona de Ethan, quienes en ningún momento se esperan tan dramático encuentro.

Eve, una joven que busca iniciar su propio negocio: un café en el barrio más emblemático de Londres y quien es convencida por su encantador novio para participar en un popular concurso organizado por el periódico donde él colabora donde cada semana premian al anfitrión y cocinero de una cena completa, una oportunidad para financiar su proyecto y obtener además publicidad gratis… pero a cambio de qué.

Las cenas del Club de los Sábados una novela que convulsionará tus sentimientos.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/las-cenas-del-club-de-los-sabados-una-obra-excesivamente-adictiva
 
Anuncios

“La cara oculta de la belleza”, el mundo detrás de L´Oréal y Rubinstein

Estándar

El aspecto físico ligado a la belleza es uno de los mayores estereotipos que la sociedad moderna posee, y por lo que la industria cosmética genera miles de millones de ganancias al año gracias a la venta de tratamientos que te ofrecen –principalmente a las mujeres, aunque de forma creciente el mercado varonil ya alcanza una importante tajada en este pastel– juventud, lozanía y suavidad “eternas” e instantáneas es de lo que nos hablan.

00106517480643___P1_1000x1000

Dentro de este mundo mercadológico más que estético, la escritora, periodista e historiadora inglesa Ruth Brandon (1943) nos presenta una obra de la cultura cosmética trascendental muy bien documentada titulada: La cara oculta de la belleza, publicada bajo el sello de Tusquets Editores.

 Y es que ser bella, es verte bien, estar a la moda, estar delgada, y tener el mejor maquillaje… sobre todo. Evitar las arrugas a como dé lugar, por lo que uno comienza por las cremas, y obviamente qué tipo de cremas, todo esto establecido por estándares de belleza modernos, y en gran medida determinados en el pasado reciente por Rubinstein o L´Oréal.

Antes de L´Oréal y Rubinstein eran los grandes peinados, las hermosas telas, piedras preciosas; colirio, colores y fragancias naturales, pero al iniciarse la maquinaria publicitaria de las grandes compañías de la “belleza”, fueron éstas las que se encargaron de dictar a la sociedad cuál es la fórmula perfecta, la hidratación perfecta, la que no tapa el poro, el producto que brilla, no brilla, que es opaco, verde, morado, o color bronce, para un tipo de piel seca, grasa o normal y, que además se ajuste al tono de cada quien; estas empresas idearon centenares de productos (cremas faciales, lociones, tintes capilares) y, sobre todo, generaron la necesidad de consumirlos.

Ahí cambió todo, ahora ya no basta con maquillarse, porque la cosa es que da pena tener un maquillaje “de quince pesos”, o por lo menos eso dictan las normas sociales actuales y del consumismo… ¿qué sería del mundo sin el valor que te da L´Oréal? Porque tú lo vales ¿o no?

El empoderamiento del valor de la belleza física ha sustituido la moral y el honor humanos, emergiendo cánones, parámetros y atribuciones estéticos, que exigen formas y figuras estilizadas y voluptuosas, piel firme y tantas otras características que de manera puntual y magistral Ruth Brandon desgrana enLa cara oculta de la belleza, lo que confiere a esta obra un carácter de enciclopedia erudita sobre el tema.

L´Oréal, la marca más reconocida en todo tipo de cosméticos… y Rubinstein llegó a ser más grande que eso, lamentablemente su fundadora no alcanzó a vivir para sostenerlo.

La cara oculta de la belleza es un gran viaje en la historia de finales del siglo XIX y gran parte del XX, enmarcada por las grandes vidas de la judía polaca Helena Rubinstein (1870-1965) y la del químico francés Eugène Schueller (1881-1957), fundadores de los dos grandes imperios de la cosmética: Rubinstein y L´Oréal y todo lo que en verdad hay de tras de esta gigantesca industria de la “hermosura”.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/la-cara-oculta-de-la-belleza-el-mundo-detras-de-l%C2%B4oreal-y-rubinstein