“Señorita vodka”, el bajo mundo de una mujer de la vida nocturna

Estándar

Una novela que bien podría ser catalogada, o bien acusada, de utilizar un lenguaje rudo, que para quienes no estén acostumbrados a historias crudas, reales y de una honestidad desenfadada, puede causar asombro, sin embargo la vida misma es así, y en este caso el tratamiento en la escritura nos sitúa en pleno Eje Central, en el corazón de la Ciudad de México.

Señoritavodka

Burdeles, música, oscuridad, mariachis, tránsito, gritos, sudor, risas, gritos, mujeres, placer… elementos que percibimos en el ambiente citadino de la novela Señorita vodka (Tusquets Editores) de la escritora mexicana Susana Iglesias (Ciudad de México, 1978), que de forma alucinante somos testigos de una historia que transita entre los bares de Hollywood Boulevard y los afamados prostíbulos de Eje Central.

Una novela bien trabajada, que nos sumerge en su ácido ambiente gracias al trabajo firme de Iglesias, donde la vida de señorita vodka no nos es oculta por las sombras de la noche, una existencia cruda mediante cartas y evocaciones en las que el lector se convierte en cómplice silencioso y testigo mudo en un solo paso.

La proeza de Susana Iglesias es que logra capturar la esencia del lenguaje, con lo que demuestra que ha sido una fiel escucha del vecindario del cual emergió, recreando una verdadera verbena saturada de emociones y claro oscuros que nos invitan a desvelarnos frenéticamente en compañía de los hombres y mujeres de Señorita vodka.

Conforme avancemos en la trama de este libro, nos toparemos, por ejemplo, con un interrogatorio, donde un personaje le pregunta a otro: “¡bueno ya, qué o qué!”, recreando escenas detectivescas con las que la autora nos describe sucesos a detalle, explorando la realidad completamente al desnudo.

Las relaciones humanas finalmente son difíciles, y cuando se trata de una mujer que se ha dedicado a ofrecer su cuerpo y caricias, eso convierte a señorita vodka en una enigmática dama sin grandes matices, ya que todo se encuentra en el pantone negro, con dirección a una degradación de grises, en significación de la crudeza de esa verdad mundana en el que transcurre esta historia.

Señorita vodka, una novela fuerte, firme y de una escritura que ahoga en el alcohol las penas de una mujer que no pudo ni quiso ser otra persona dentro de esta sociedad, que adopta una actitud catalizadora para mantenernos a flote en un universo desquiciante.

En definitiva es un fino análisis del bajo mundo de Garibaldi, Los Ángeles, o de cualquier ciudad en la que las oportunidades son cuartadas con la simple ilusión tergiversada de un vaso de vodka, que hace las veces de una simple tabla de salvación, que al ser observada con los ojos inocentes de la juventud, no nos percatamos de lo quebrada y apolillada que pueda estar ese objeto herrumbroso.

Una novela que bien vale mucho la pena leer.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/senorita-vodka-el-bajo-mundo-de-una-mujer-de-la-vida-nocturna
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s