Archivos diarios: 21/11/2013

“Mi hermana y yo”, de J. R. Ackerkey

Estándar

Mi hermana y yo (Editorial Sexto Piso) es una obra que transgrede el pudor, irrumpe fríamente en la intimidad familiar para saciar la curiosidad del lector que fungirá como vil espectador, que escruta sin miramientos el cuaderno de redactado por J. R. Ackerley (Inglaterra, 1896-1967).

201351519626_2

El talentoso Ackerley ha dejado constancia de su calidad narrativa, como en el caso de este diario que nos ocupa, que es una clara invitación para adentrarnos en lo que fue su vida familiar, donde las máscaras caen y las buenas costumbres se derriban tras los muros.

Ackerley imprime vitalidad a su texto, mismo que se bifurca entre la realidad y la ficción, entre sombras alargadas y tétricamente frías que evocan la duda, el dolor y la decepción sin más recursos que la sensibilidad artística, que en ocasiones bien es retorcida y cínica.

Importantes ingredientes en este diario son la ira, el odio, la bondad, los remordimientos, sentimientos todos ellos que enriquecen el lenguaje simbólico y literal de Mi hermana y yo, donde el protagonista, Joe Ackerley mantiene una relación “Amo/Verdugo” con su hermana Nancy.

En Mi hermana y yo, somos testigos de un Ackerley cruel, retorcido, egoísta, hiriente y provocador, jugando roles de sometimiento y en el que será sometido, porque su humanidad le permite sacar a flote el remordimiento y la culpabilidad que nos recuerdan lo frágiles que somos.

Este escritor británico nos lleva a vislumbrar un mundo desconocido para muchos, pero maravilloso para quienes se adentren en la lectura de su obra única, ya que dejan ver la capacidad que Ackerley tenía para plasmar literariamente cualquier historia de manera cuidadosa, hilvanando palabra tras palabra, hasta conformar relatos cotidianos de su vida.

La obra de Ackerley deja de lado la ficción pura y procede a generar su arte a partir de una realidad creciente que aborda asuntos relacionados con preocupaciones humanas de todos los días, temas de violencia, descomposición del tejido social, segregación sexual, y todo a partir de la relación con su hermana.

Con un manejo estilístico adelantado a su época, Ackerley nos expone la terrible situación de su hermana y él, y de la sociedad que los rodeaba, ya que no puede dejarse de lado debido a que estaba acompañada siempre de una petulante hipocresía, logrando que el lector al finalizar la lectura quiera conocer más acerca de este enigmático y fino escritor.

Mi hermana y yo, un diario que eleva el alma humana.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/mi-hermana-y-yo-de-j-r-ackerkey