Archivos diarios: 12/02/2015

‘Mover’ no es sinónimo de ‘Avanzar’ [Opinión]

Estándar

10988730_10152713434951270_642788525_o

Bajo la bandera del “Cambio” y dominando el arte discursivo para adecuarse a cualquier tipo de público, Vicente Fox irrumpió en la escena política como alguien que no se catalogaba como “político”, sino simple y llanamente como “un campesino”… claro que un campesino sui generis, que advertía –en 1997 y en abierta precampaña presidencial–, que el PAN no resolvería los problemas de México, sino que una democracia floreciente lo haría en el umbral del siglo XXI,  “porque no se trata de sustituir al PRI por el PAN”, afirmaba.

Actualmente, es recordado por un amplio sector de la población como el presidente que “sacó al PRI de Los Pinos”… y nada más.

Entre las frases de campaña utilizadas por Felipe Calderón para las elecciones de 2006 está: “El presidente del empleo”. Lamentablemente para los mexicanos, lejos estuvo de serlo.

Datos publicados por el INEGI en 2012 señalan que durante el sexenio calderonista la tasa de desempleo aumentó 32.7%, y el empleo informal alcanzó el 54.5%… y Felipe Calderón es recordado más por la violencia generada en México, que por generar empleos.

Dos años han transcurrido del gobierno de Peña Nieto, le restan 4 años y su Programa Nacional de Infraestructura ya sufrió su primer revés, nuestra dependencia económica petrolera y a EEUU obligó que Hacienda anunciara un recorte “preventivo” de 124 mil 300 mdp del gasto público, por lo que se canceló definitivamente el Tren Transpeninsular Quintana Roo-Yucatán y se suspendió indefinidamente el tren México-Querétaro.

Agustín Carstens admite que es previsible que el precio del petróleo se mantenga abaratado “durante un tiempo prolongado”, por lo que la administración federal se prepara para cuatro años gélidos.

Con las “reformas estructurales” buscan “Mover a México”, pero cuando la economía está supeditada primordialmente al petróleo, el escenario que vislumbramos no es nada alentador.

Texto publicado en el periódico Capital de México, el pasado lunes 9 de febrero de 2015. Para su reproducción total o parcial es necesario citar a Capital de México y al autor :

http://capitalmexico.com.mx/index.php/contrapesos-detalle/72991-qmover-no-es-sinonimo-de-avanzar

“Otra máscara de esperanza”, una novela de rigurosa intriga policiaca

Estándar

En vísperas de la sucesión presidencial, la hermana de un destacado político mexicano muere en circunstancias extrañas, que lo mismo apunta a un asesinato fríamente diseñado que a un suicidio. Como descubre el agente del ministerio público encargado de cerrar el caso cuanto antes, para hallar la verdad hay que sondear a Gabriel Figueroa y a Salvador Novo, interrogar al senador López Mateos, infiltrar a los más aguerridos conspiradores de la izquierda, averiguar los secretos de un guardaespaldas de Trotsky, adentrarse en el laberinto de la política mexicana y sus intereses ocultos –o bien, resolver el misterio de B. Traven.

165fea4abb6187c51d0ec8539a1421c6_XL123

Ésta es la exquisita trama que nos ofrece “Otra máscara de esperanza” (Océano), la más reciente novela de Adriana González Mateos (Ciudad de México, 1961), que con el entramado de una novela policiaca, cumple rigurosamente con un escenario que intriga y plantea numerosos enigmas en sus 200 páginas finamente redactas.

González Mateos es investigadora, narradora, ensayista y doctora en Literatura Comparada por la Universidad de Nueva York, quien de la mano del detective que lleva el c aso, invita al lector a pensar a descubrir qué pasó con la muerte de la protagonista, Esperanza López Mateos, hermana de quien más tarde se convertiría en el presidente de México, Adolfo López Mateos.

El misterio que envuelve la muerte de Esperanza López Mateos, es casi sepulcral, de ahí el interés de la autora por adentrarse en su vida, ya que es un personaje casi desconocido a pesar de su trayectoria política y de su trabajo cultura, ya que a ella se debe la traducción al español de la obra de B. Traven, y de que al ser cuñada de Gabriel Figueroa estuvo vinculada en el proceso de adaptaciones de novelas a la pantalla grande, de ahí el valor de esta obra.

Otra máscara de esperanza, no es un libro que al lector le obligue a conocer la historia política de nuestro país, ni mucho menos en ser especialista en los personajes que aparecen en ella, la génesis de esta novela que incluye hechos políticos del México posrevolucionario está en un hecho detonador: Un cadáver, el de Esperanza López Mateos, y un investigador, el Agente del Ministerio Público Marco Tulio Aldama, quien toma a su cargo el caso, que por un lado tiene tintes de suicidio, y por otro, de homicidio con un balazo en la nuca.

El agente llega esa mañana a la casa, ve el cadáver y va averiguando quién era esa mujer, quién B. Traven, los parentescos con políticos encumbrados como el entonces senador Adolfo López Mateos, por eso, la novela tiene dos protagonistas, Esperanza, sujeto de la investigación, y el policía, quien teje la historia desde que llega a la escena del crimen.

La novela inicia la mañana del 19 de septiembre de 1951 cuando el esposo de Esperanza entra en su recámara y la encuentra muerta con un tiro en la cabeza.

Desde ese instante, ahí, se desarrolla la intriga policiaca, en donde el agente Aldama investiga, ata cabos y hace la pregunta que a la fecha está vigente: “¿Esperanza se suicidó… o la mataron?”.

Cabe señalar que la autora, ha sido galardonada con los prestigiosos premios: Nacional de Literatura Gilberto Owen (1995) por “Cuentos para ciclistas y jinetes”, y el Premio Nacional de Ensayo Literario (1996) por “Borges y Escher”.

Jorge Iván Garduño

@plumavertical

Este texto ha sido publicado en:

http://efektonoticias.com/noticias/mexico/otra-mascara-de-esperanza-una-novela-de-rigurosa-intriga-policiaca