Archivos diarios: 18/02/2015

‘Ángel’ caído [Opinión]

Estándar

10998290_10152731378631270_2059365843_o

Era la noche del domingo 30 de enero de 2011, la jornada electoral por la gubernatura de Guerrero rondaba 57 por ciento de participación, ¡cifra histórica para la entidad!, que para esas fechas ya registraba insufribles índices de violencia.

Los dirigentes de la coalición “Guerrero nos une” (PRD-PT-Convergencia) no esperaron a que el IEEG anunciara al ganador de la contienda, y acompañaron a Ángel Aguirre a un mitin en Acapulco, donde el virtual ganador se proclamaba como tal y afirmaba ante sus seguidores:

“Es el día más bello de mi vida, ahora me toca cumplirles a ustedes. No quiero que la esperanza de los guerrerenses se vuelva a perder… ¡Yo, sí les voy a cumplir!”

Y es que una entidad que ocupa el segundo lugar nacional con el mayor número de personas en pobreza extrema según un estudio del Coneval (2010-2012), requiere urgentemente de políticas públicas sanas… pero “pasan los años y la historia se repite”… igual que como reza actualmente un spot político.

Desde que culminó el “Maximato”, Guerrero registra siete gobernadores que no han cumplido su periodo debido a conflictos regionales –y uno más por muerte del titular estatal.

Ironías de la vida, Ángel Aguirre suplió como gobernador a Rubén Figueroa Alcocer, quien tras la masacre de Aguas Blancas solicitó licencia definitiva en 1996.

Como gobernador constitucional, Aguirre Rivero renunció en octubre de 2014 por el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos y los asesinatos en Iguala.

El júbilo de 2011 de los dirigentes del PRD se ha ennegrecido. La renuncia por escrito de Ángel Aguirre al sol azteca era lo menos que podían pactar.

El PRD está herido -¿de gravedad?-, sólo en las próximas elecciones se develará el costo político que dejan Guerrero y Ángel Aguirre.

Jorge Iván Garduño

Texto publicado en el periódico Capital de México, el pasado miércoles 18 de febrero de 2015. Para su reproducción total o parcial es necesario citar a Capital de México y al autor :
http://capitalmexico.com.mx/index.php/contrapesos-detalle/73892-qangelq-caido

“Contra el arte contemporáneo”. La ilusión de lo abstracto

Estándar

El arte es una manifestación del hombre que debe trascender en el tiempo o encumbrarse en el devenir histórico de una sociedad, sin embargo a lo largo de la historia diversos cuestionamientos han surgido sobre si el arte es realmente arte o dicho en otras palabras “¿Qué es arte?”

artecontemporaneo

A este respecto, la editorial Tumbona ediciones ha publicado un exquisito libro que nos hace replantearnos la verdad del arte, pero sobre todo la del arte contemporáneo.

Contra el arte contemporáneo (Tumbona ediciones) es un férreo ensayo donde su autor Javier Toscano, explica las obvias posibilidades al plantear la posibilidad de que si todo puede ser arte entonces todos pueden ser artistas, dejando en claro «cualquiera puede ser artista, pero sólo los artistas lo saben».

Esa idea es maravillosa, y hoy en día, al entrar a una sala de arte contemporáneo nos topamos con un dilema: el problema ya no es encontrarse un mingitorio o una lata de Campbell’s en la sala de un museo y confundirlas con basura, la cuestión es que el mingitorio y la lata son síntomas de un simulacro del que cada vez parece más difícil sustraernos.

Con enorme desencanto, este ensayo de Javier Toscano devela el enmarañado mecanismo neoliberal detrás del llamado arte contemporáneo. Una fachada, un divertimento en que el artista sufre el complejo de Narciso —esa seducción que lo engancha al placer al mismo tiempo que le impide ver críticamente su participación en el orden que lo domina— y que nos distrae de lo fundamental: que hay una simetría exacta entre una obra de arte y un algoritmo financiero.

Una obra imprescindible que los críticos de arte contemporáneo siempre han querido escribir.

Jorge Iván Garduño

@plumavertical

Este texto ha sido publicado en:

http://efektonoticias.com/noticias/espectaculos/contra-el-arte-contemporaneo-la-ilusion-de-lo-abstracto

Ismet Prcic, un avasallante escritor bosnio

Estándar

Durante décadas, la región de los Balcanes ha registrado incontables enfrentamientos entre las diversas etnias que viven en la región, y fue en 1929 cuando se integro el Reino de Yugoslavia que años más tarde pasaría a ser la República de Yugoslavia, integrada por los reinos de los servios, croatas y eslovenios, para dar así paso a una nación convulsa y enigmática.

ismetprcic

Fue en 1992 y tras un cruento enfrentamiento que dejó como saldo miles de muertos, decenas de desplazados, familias fragmentadas y el surgimiento de diversas naciones que formaron la antigua Yugoslavia, que se reconoce la autonomía de la República de Bosnia y Herzegovina, aunque no con ello llegó la paz para esta nación.

Los bosnios son individuos con una mentalidad férrea, poseen paisajes montañosos con suaves colinas y bañados por el mar Adriático que evocan los más celebres paisajes europeos en todas sus latitudes.

Tras su independencia en 1992, el país de europea comenzó a construir un proyecto de nación que incluía la apertura paulatina de sus fronteras, el turismo, y la modernidad, sin embargo esa apertura no ha sido nada fácil y ha representado un gran esfuerzo, sobre todo para más de una generación que la ha sido marcad por la guerra y los conflictos étnicos.

En este marco crece Ismet Prcic quien nació en Tuzla, Bosnia-Herzegovina, en 1977 y emigró a Estados Unidos en 1996, y es uno de los escritores más interesantes y arriesgados de menos de 40 años que la escena literaria cuenta.

Ismet Prcic crea una literatura de ruptura total, de una denuncia permanente contra la guerra alcanzando una prosa autobiográfica de alto impacto.

Océano publica Junten los pedazos, una novela brillante, provocadora y vigorosa sobre un joven bosnio que ha huido de su patria devastada por la guerra y ahora vive en Estados Unidos, luchando para reconciliar su pasado con su presente. El protagonista vive agobiado por la culpa: no se perdona haber dejado atrás a su familia.

Como una forma de salvarse del abismo interior en el que se encuentra, se da a la tarea de explorar su ser mediante la escritura. Ello da lugar a un conjunto de recuerdos y confesiones que tienen que ver con su infancia, sus seres queridos y las circunstancias sociales y políticas que desataron la guerra. Son los fragmentos de una existencia que el lector va reuniendo poco a poco.

Con una prosa de admirable belleza, Ismet Prcic deja constancia con Junten los pedazos que su calidad literaria es extremadamente subversiva y dotada de hermosura, un talento que trasciende las fronteras de los sistemas políticos.

Jorge Iván Garduño

@plumavertical

Este escrito ha sido publicado en:

http://efektonoticias.com/noticias/espectaculos/ismet-prcic-un-avasallante-escritor-bosnio