Archivos diarios: 11/05/2015

“Lisario o el placer infinito de las mujeres”, de Antonella Cilento

Estándar

Lisario o el placer infinito de las mujeres (Alfaguara) nos sumerge con un lenguaje que raya la sensorialidad, la sensualidad y el disfrute de los placeres en todo su esplendor, lo que permiten que la obra sea un relato apetecible y lleno de las esencias más poderosas que el lector podrá percatar.

11171999_10152858664296270_580150598_o

La obra de Cilento siempre será una ardiente lectura que está caracterizada por las relaciones y la fuerte personalidad de sus protagonistas. Los escenarios que se desbordan en esta novela son mágicos, con un toque recatado, en la que la autora explora la vida y la sexualidad de seres que se encuentran deambulando en la sociedad.

Esta novela nos habla del erotismo literario Nápoles, del siglo XVII.

Lisario Morales es una joven súbdita de noble cuna del Virreinato español. Muda desde la infancia a causa de una torpe intervención quirúrgica, lee a escondidas a Cervantes y escribe cartas a la Virgen para aliviar la soledad de su silencio. Solo es una niña cuando sus padres le proponen que se case con un anciano de aspecto repulsivo: para substraerse a la obligación, Lisario decide dormirse y no volver a despertar.

Tras muchas oraciones, la familia Morales busca la ayuda de Avicente Iguelmano, un médico catalán que llega a Nápoles para reconstruir su reputación. A través de una terapia tan ilícita como secreta, Avicente cura a Lisario, a quien en agradecimiento su padre entrega como esposa.

Pero el amor del joven médico va acompañado de una curiosidad sin límites y una obsesión por el misterio del voluptuoso placer femenino y su incontrolable energía liberadora.

La Nápoles barroca, con sus colores, pintores flamencos de corazones ardientes, artesanos, pescaderos, apestados y antiguas familias de la nobleza española, es el marco de esta gran novela histórica y erótica finalista del prestigioso Premio Strega.

Jorge Iván Garduño

@plumavertical