Archivos Mensuales: noviembre 2016

“Emprendedor 10%”, el libro que te permitirá emprender sin renunciar a tu empleo

Estándar
Anuncios

El otoño de las FARC [Opinión]

Estándar

“… los colombianos sueñan con vivir “en un país donde quepan todos, donde no se justifique cargar un arma para decir lo que se piensa”.
y “Que la palabra sea la única arma de los colombianos”. Que así sea.
Aquí pueden leer completa mi columna de hoy —>>> http://bit.ly/2fwMIXz

15219454_10154150995636270_4829519225424027589_n

Texto publicado en el periódico Capital México, el viernes 25 de noviembre de 2016. Para su reproducción total o parcial es necesario citar a Capital México y al autor, Jorge Iván Garduño.

La bestia y el sueño imposible

Estándar

En septiembre de 2015 el diminuto cadáver de un niño sirio es depositado por el mar en la costa de la playa de la localidad turca de Bodrum –uno de los balnearios más populares de Turquía–, y poco después recogido en brazos por un policía turco, el niño ahogado era Aylan Kurdi de 3 años de edad, cuya imagen se clavó en la retina de la humanidad como símbolo del drama migratorio y de la tragedia que viven los refugiados sirios.

En México, sucede a diario algo muy similar, una denigración y explotación de la condición humana que por desgracia, y necesidad, se ve obligada a buscar el mal llamado “sueño americano”, un éxodo que Latinoamérica sufre, y México es el escenario donde el dolor, la tragedia, y la muerte se dan cita.

La migración es una realidad en todas latitudes, pero la que se vive en la frontera sur de México es insufrible, insoportable, incesante, avasallante, fracturando a millones de familias, ya sea con la muerte o bien, con el “sueño americano”.

De esta realidad da constancia el escritor alemán Dirk Reinhardt (1963), quien se dio a la tarea de sumergirse en el gris mundo que viven los migrantes en la frontera de Chiapas, y a lo largo de su trayecto por México, hasta su intento por cruzar la frontera de Estados Unidos vía Nuevo Laredo.

Su trabajo lo llevó a escribir la novela Los niños del tren (Ediciones B),  obra que abre el espacio para el debate entre los políticos y la opinión pública, al cuestionar indirectamente y de forma legítima las políticas migratorias rígidas de México y Estados Unidos, quienes deberían reconocer la dimensión que la emigración representa e implementar soluciones nuevas y ambiciosas ya que la crudeza del drama les debe obligar a considerar a los inmigrantes no como una amenaza de guerra, sino como una oportunidad para América del Norte.

Esta tragedia se acentúa con la llegada de Trump a la Casa Blanca y su discurso antiinmigrante, por lo que el debate está más vivo que nunca: ¿cuál es el compromiso que los países desarrollados deben asumir ante el resto del mundo para ayudar a los inmigrantes quienes huyen de la pobreza, corrupción y la falta de oportunidades para sus familias?

Una pregunta válida, pero que tiene demasiadas aristas.

Los niños del tren, una novela que busca situarse en la frontera de dos mundos, dos realidades: la norteamericana y la latinoamericana, lo que significa un paradigma de indagación cultural innovador que se suscribe al fenómeno de la globalización, los flujos migratorios y la hibridación de las lenguas.

Asimismo, las implicaciones emocionales y referenciales de los protagonistas de Los niños del tren, son fundamentales para entender esta práctica de arraigo o desarraigo y sus bifurcaciones al efectuar el desplazamiento físico en detrimento con la vida misma.

Una novela brutal.

15181439_10154149049631270_6225384344955923696_n

TEXTO PUBLICADO EN:

http://lasillarota.com/la-bestia-y-el-sueno-imposible#.WDc9z_nhDIU

El turbador mundo de Karen Chacek

Estándar

Tengo entre mis manos, una novela corta de inquietante lectura, “Caer es una forma de volar” (Alfaguara), una obra de la escritora mexicana Karen Chacek, libro que posee una prosa fluida, una estética perturbadora y una trama inquietante, que la convierten en algo fascinante que hay que leer.

En esta novela corta, Mijael salta por la ventana la madrugada de un viernes, Los Gelman, sus angustiosos padres, no pueden explicarse cómo su hijo de 29 años, quien pasó los últimos meses anclado a una cama terapéutica, víctima de un mal degenerativo, logró arrojarse hacia el jardín,

Y es aquí donde la señora Gelman acudirá en busca de respuestas, desde una joven vecina llamada Nadia, hasta Jacques, un economista autodidacta vinculado a los Gelman, quien se considera a sí mismo capaz de predecir el futuro, pasando por Ela, la heredera de un expendio de lotería y quien fuera el último y gran amor de Mijael.

Y así de sencillo, nos topamos con una narrativa de impresionante lectura, cargada de una imaginación y una fuerza que sorprende a propios y extraños, descomponiendo magistralmente los cuerpos humanos, transmutando las mentes y alterando el mundo de sus personajes con una energía magistral, Chacek les retuerce “la tuerca” a sus personajes.

El mundo narrativo de Karen Chacek, es un mundo castigado por nuestro afán de querer ser superiores a los demás, sin darnos cuenta que con el mismo afán disgregamos el paisaje de nuestro entorno. En sus obras, la sombra de la autora está en cada una y en ninguna al mismo tiempo, ese mecanismo mágico e incomprensible del afuera, de ser y no ser, involucrarse y al mismo tiempo mantener la distancia.

“Caer es una forma de volar”, una novela que es el resultado de la imaginación fantástica con el interés por problematizar el presente y las creencias generalizadas de la sociedad contemporánea.

caer-es-una-forma-de-volar

TEXTO PUBLICADO EN:

El turbador mundo de Karen Chacek

“El invierno más largo” dentro del corazón salvaje de Suecia

Estándar

160 kilómetros al norte del Círculo Polar Ártico se encuentra Laponia, región septentrional de Europa, dividida entre Noruega, Suecia, Finlandia y Rusia, dominada primordialmente por montañas, lagos y valles salpicados de grandes rocas, que la convierte en una sublime maravilla natural y una de las mayores zonas deshabitadas del continente europeo, con una extensión de alrededor de 9,400 kilómetros cuadrados.

Laponia fue declarada Sitio Patrimonio de la Humanidad en 1996 por ser un sitio de capital diverso con importancia natural y cultural, e incluye comunidades del pueblo lapón que durante milenios han vagado por estas latitudes septentrionales.

Los inviernos en esta zona del planeta son inigualables, al igual que su paisaje, irreductiblemente intacto, donde cada visitante o lapón, experimenta una soledad desquiciante.

Es en este marco donde la novel autora sueca Cecilia Ekbäck sitúa su novela “El invierno más largo” (Roca Editorial), un thriller histórico ambientado en la Suecia del siglo XVIII, donde una familia será perturbada de su tranquilidad al hallar un cadáver de un hombre desgarrado de la garganta a los genitales, lo que será el punto de partida para una inquietante trama.

Con la maestría y valentía de un entomólogo, Ekbäck desgrana su imaginación y la convierte en una obra que ha ganado la admiración de propios y extraños al mostrar su talento narrativo, que permiten que “El invierno más largo” se disfrute con un estilo imperdible.

La protagonista, Maija, decide investigar esta extraña muerte, que muchos piensan fue causada por un oso o un lobo, sin embargo, Maija supone algo diferente, y está decidida a averiguarlo, a pesar de que ello signifique que los enemigos más antiguos de la comunidad se vuelquen contra ella y su familia.

Una novela para los amantes del suspenso y el olor de los pinos del bosque que se funde con pequeñas gotas de sangre que incitan al delirio y la violencia durante “El invierno más largo”.

el-invierno-mas-largo

TEXTO PUBLICADO EN:

“El invierno más largo” dentro del corazón salvaje de Suecia

Anabella Schloesser de Paiz nos brinda sus “Asuntos de familia”

Estándar

¿Hasta dónde la ausencia de uno de los padres puede marcar la existencia de un hijo?, ¿es cierto que un hijo de padre ausente tiene mayor resistencia a los embates de la vida, pero también todo en su contra para no alcanzar el éxito?

Estas interrogantes y la exploración de ellas son las que nos plantea el trabajo casi detectivesco de la escritora guatemalteca Anabella Schloesser de Paiz, autora del libro “Asuntos de familia” (Alfaguara), transportándonos a un viaje al caótico siglo XX, justo en la época de una Europa de entreguerras, donde la protagonista busca hilvanar los pedazos de su historia a partir de un relato que le hace su padre en su lecho de muerte, lo que será el punto de inflexión para acompañar a Margarita del presente al pasado.

Es así como Schloesser  de Paiz, desmonta una enigmática historia partiendo de fragmentos orales, fotografías, relatos breves, palabras balbuceantes, y palabra tras palabra, línea sobre línea, párrafo a párrafo, va plasmando en la hoja en blanco con tinta indeleble la historia de su familia, que al final de cuentas es su propia historia.

Un trabajo delineado por la nostalgia, impulsado por el deseo, y culminado por la añoranza, “Asuntos de familia”, es un relato que familiar donde la voz femenina de su narradora nos deja sentir el dolor causado por la ausencia de uno de sus padres, lo que la dejará marcada por el resto de su vida.

Al mismo tiempo, un hombre 20 años mayor que la protagonista, y marcado del mismo modo por la ausencia de uno de sus padres, vive un periplo intenso de Cuba a El Salvador, como un intento por encontrar su existencia desafortunada en medio de un mundo que insiste en darle la espalda.

“Asuntos de familia”, una obra que nos invita a reflexionar sobre la vida, la paternidad, la familia, nuestro entorno, el amor, el desamor, y nuestra propia existencia, para finalmente liberarnos de las ataduras que arrastramos de una infancia marcada por la ausencia parental.

asuntos-de-familia

TEXTO PUBLICADO EN:

Anabella Schloesser de Paiz nos brinda sus “Asuntos de familia”

La era del trumpismo [Opinión]

Estándar

El hecho central de la jornada electoral en los Estados Unidos, no es que un magnate inmobiliario y estrella de los reality shows, que nunca fue elegido para cargo público alguno, sea el próximo inquilino de la Casa Blanca, sino la enorme diferencia que mostraron durante sus discursos ambos candidatos: la demócrata Hillary Clinton y Donald Trump, y sus probables consecuencias.

Con el lema “Make America great again!”, algo así como “Hacer a América grande de nuevo”, Trump está decidido a rechazar acuerdos de comercio e instituciones multilaterales, adoptando una línea mucho más dura respecto de la migración ilegal, y a modificar el esquema de alianzas de seguridad y defensa de su país, ese fue su discurso durante año y medio, mismo que lo ha llevado a ser el Presidente 45 de los Estados Unidos, un discurso que busca devolver el orgullo nacional estadounidense y con el que mostró una excesiva soberbia en sus mítines.

El riesgo de tener a un Presidente Trump es precisamente esa soberbia y ese orgullo que busca devolverle a su nación, y que sus seguidores aprueban.

Recordemos, el magnate Donald Tump declaró el 27 de abril de este año durante un evento de campaña que quiere que EEUU sea “predeciblemente impredecible”, pero también aclaró que no abandonará su posición básica, la cual permeará su Gobierno: “Estados Unidos primero”. Los aliados tendrán que pagar más a cambio de su defensa. Y pueden esperar duras medidas de su Gobierno si mantuvieran por mucho tiempo un gran superávit comercial bilateral con Estados Unidos.

Si el Gobierno de Trump intenta anular el NAFTA, Canadá y México tendrán que hacer causa común. Si decide descartar el Acuerdo Transpacífico (TTP, por sus siglas en inglés) con 12 economías de Asia y el Pacífico, estos países, tal vez liderados por Japón, deben estar listos para seguir con el acuerdo o algo parecido, entre ellos.

Algo similar puede aplicarse a Europa. Los miembros de la Unión Europea y la OTAN deben prepararse para estar unidos y evitar así que Trump los maneje a su antojo en asuntos relacionados con el comercio o la seguridad. Tal vez eso implique gastar más en su propia defensa y así acelerar una Constitución política para los miembros de la Eurozona que dé pie a algo así como los “Estados Unidos de Europa”, lo que abriría la oportunidad para crear su propio ejército, liderado, virtualmente, por Alemania.

En los próximos meses o años, se espera que se desaten guerras comerciales y de divisas, y se supone que históricas alianzas defensivas se abandonen o estén en riesgo, ya que la solidaridad regional estará por encima de viejas enemistades y de las fuerzas de la fragmentación. Los amigos y aliados de Estados Unidos se preparan ahora para un probable Estados Unidos menos amistoso con Trump al frente.

TEXTO PUBLICADO EN:

http://lasillarota.com/ruleta-rusa-o-trumpismo#.WDdbofnhDIU

La era del trumpismo

Juguemos y compremos, que mañana moriremos

Estándar

La muerte está tan de moda durante estos días (escribo este texto a inicios de noviembre), recuerdo un chiste que solíamos decir entre compañeros de trabajo al revisar los titulares de los periódicos mientras laborábamos en una redacción televisiva: ¿ya te fijaste que se están muriendo personas que antes no se morían? Es cierto que los mexicanos hasta de la muerte nos reímos y buscamos la manera de crear chistes a partir de ella.

Y obviamente que esta reflexión era producto de un intento por aminorar el estrés producto de la jornada laboral a la que nos sometíamos religiosamente de lunes a viernes.

Pero una muerte a la cual podríamos habernos sometido hubiese sido a una muerte “por videojuego”, si, también durante nuestras horas de trabajo hablábamos sobre la posibilidad de contar con una consola y una mega pantalla para jugar nuestros videojuegos favoritos, una diversión que le ha ido ganado terreno a otras distracciones como la lectura, el cine, los juegos al aire libro o el teatro.

Pero ¿por qué digo todo esto?, bien, porque hace unas semanas cayó en mis manos un ensayo lúcido, y merecedor de una buena lectura titulado Muerte por videojuego (Turner) de Simon Parkin, en el que su autor desentraña los amoríos más tóxicos de esta afición, que de cierta manera nos provoca una muerte, que como me imagino es la muerte, nos alcanza sin siquiera sentirla.

Muerte por videojuego es una advocación de una obra producto de nuestra imaginación, y nuestros delirios más utópicos, que al pretender matar el tiempo con estos pasatiempos, terminamos en la morgue de nuestros deseos más divertidos. Una lectura para chicos y grandes.

Pero dentro de los pasatiempos que el ser humano se ha inventado para sobrevivir a tantos pesares, uno está destinado para sólo el 1% de la población mundial, ese 1% de la población que aglutina la mayor riqueza generada por el hombre en el planeta, un pasatiempo al que muy pocos tienen acceso, pero que igual puede producir la muerte, o la vida, según sea el caso.

Me refiero a las subastas, una actividad que ha sido elevada a la categoría de arte por tiendas especializadas como Kornfeld and Klipstein y Sotheby’s, quienes son casa legendarias en el negocio, y en el libro El subastador (Turner), su autor Simon de Pury, también conocido como “el Mick Jagger de las subastas”, desenreda la madeja del mundillo de las subastas y las peripecias que ha vivido en más de cuatro décadas entre Estados Unidos y Europa.

El subastador, un enriquecedor ensayo sobre un negocio tan perturbador y asfixiante, como lo son sus participantes.

TEXTO PUBLICADO EN: http://lasillarota.com/juguemos-y-compremos-que-manana-moriremos#.WDdbYPnhDIU