Archivos Mensuales: junio 2017

Europa ya no se puede fiar de EU [Opinión]

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 3 DE JUNIO DE 2017

Durante estos días, Donald Trump cumplirá más de 130 días al frente del gobierno de los Estados Unidos. Desde que este personaje resultó electo en noviembre pasado, mucho se habló respecto de lo que supondría su mandato y su manera de gobernar, sobre todo en lo referente a su postura radical, dictatorial, xenófoba y extremadamente nacionalista, por lo que se esperaba que ya instalado en la Casa Blanca moderaría dicho discurso e implementaría políticas alineadas al “establishment” norteamericano… políticos norteamericanos preveían que el neoyorquino sería un “gobernante” controlable, que su equipo lo alinearía a intereses en común con otras naciones “hermanas”, pero Trump le ha cambiado el rostro a la Casa Blanca, y a la política norteamericana.

En días pasados, el presidente Trump realizó su primera gira internacional en medio de una fuerte crisis al interior de su gobierno sobre sus relaciones y las de sus colaboradores y familiares con el gobierno ruso.

Su visita a Europa ha alterado los ánimos en ambos lados del Atlántico. Simplemente las discusiones en las recientes cumbres de la OTAN y del G7 sobre el gasto militar, la protección del clima o la política de refugiados parece que acabaron por dinamitar la poca paciencia que le quedaba ya a la mandataria alemana, Angela Merkel, quien no dudó en alzar la voz durante un acto en Alemania que Europa camina sola.

“Los tiempos en los que podíamos fiar completamente de los otros en parte han terminado. Así lo experimenté los últimos días […], por ello sólo puedo decir: nosotros los europeos debemos realmente tener nuestro destino en nuestra propia mano”, afirmó Merkel sólo un día después de la cumbre del G7 efectuada en Taormina.

¿Un momento de cambio histórico para Alemania o campaña electoral barata?

Anuncios

¿”America first”? [Opinión]

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 27 DE MAYO DE 2017

Es más que obvio, que la cumbre del G7 que se efectúa en Taormina, es la cumbre más dividida y tensa de la que se tenga memoria en la historia reciente. Y esto debido primordialmente a la idea del mundo que Donald Trump no tiene empacho en decir frente a los líderes de las democracias más industrializadas del orbe: America first.

Trump ha lanzado ya mensajes en dos líneas, que no necesariamente van en la misma dirección, sobre: Brexit, el Papa, Rusia, OTAN, comercio, clima…, temas en los que el mandatario neoyorquino parecería por momentos estar solo, incluso abandonado desde las esferas republicanas y, lo más grave, desde su propio gabinete.

Por su parte, Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, han admitido ya enormes fricciones en temas como el comercio, el medioambiente y la relación con Rusia, y en un tono de ensayada gravedad, han advertido de las consecuencias de no lograr una mayor unidad al término de la cumbre.

Trump tiene clara su posición: “America first”, de ahí el reproche que realizó abiertamente a los miembros de la OTAN sobre su escaso gasto militar, además, de la falta de pago de 23 países a la unión americana…

Una visión del mundo que complica sobremanera este tipo de cumbres y cuyo significado pudo descifrar en carne propia el primer ministro de Montenegro, Dusko Markovic, quien recibió un brusco manotazo de alguien que se abría paso a su lado. Al voltear, miró con “horror” a un orgulloso y satisfecho Donald Trump ajustándose la americana, al tiempo que lo observaba como quien mira el suelo que pisa a cada paso: con el rostro levantado y sin miramientos por el otro.

El mundo ha cambiado, y Trump no está ganando amigos para su nación.

Periodicidio [Opinión]

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 20 DE MAYO DE 2017

Doce balazos recibió en su cuerpo Javier Valdez al ser asesino. A plena luz del día. Su cuerpo quedó tendido a unos metros de la entrada del semanario Riodoce que dirigía desde hace unos años, además de ser corresponsal de La Jornada. Desde sus columnas, libros y múltiples ensayos periodísticos denunciaba a los grupos de delincuencia organizada, y a sus líderes que quieren someter a la sociedad con sangre, terror y miedo.

No hace muchas semanas sucedió el asesinato de la también periodista de La Jornada en Chihuahua, Miroslava Breach. La cifra de periodistas asesinados es ya escandalosa…, así fuera sólo uno.

Asesinatos penosos, dolosos y culposos. Nuestro país ocupa los primeros lugares donde ejercer el periodismo es sinónimo de muerte, y el llamado Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, simplemente es obsoleto e inservible.

No se trata sólo de un asunto de ineptitud, sino también de complicidades. Denunciar las cuentas secretas y mansiones inexplicables de un gobernador, o bien las correrías de un narcotraficante, con frecuencia resultan en la pérdida del empleo, o la vida.

La labor de ofrecer noticias y análisis es de suma importancia, ya que el oficio periodístico permite al ciudadano informarse sobre los acontecimientos más relevantes de su comunidad, país y el mundo, obteniendo así los elementos necesarios para ejercer nuestras responsabilidades como ciudadanos, pues una democracia auténtica es imposible de lograr si no hay organizaciones dedicadas a divulgar las noticias.

Javier Valdez lo dijo así en cierta ocasión: “En Culiacán, Sinaloa, es un peligro estar vivo y hacer periodismo es caminar sobre una invisible línea marcada por los malos que están en el narcotráfico y en el Gobierno. […] Uno debe cuidarse de todo y de todos”… en México vivimos ya un verdadero periodicidio.

El nepotismo de El Chapo [Opinión]

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 13 DE MAYO DE 2017

Este martes pasado fue capturado en la Ciudad de México Dámaso López, quien es considerado uno de los sucesores de Joaquín “El Chapo” Guzmán. La captura de López, alias “El Licenciado”, se da en plena contienda entre las distintas facciones del cartel de Sinaloa: Dámaso López, por un lado, los hijos de Guzmán, por otro, y la sombra de Beltrán Leyva amenazante por otra…

La batalla en el territorio de El Chapo ha derivado que la violencia estalle en nuevos umbrales. Ya existen reportes de cuerpos aventados desde las alturas en avionetas, como exhibición y amenaza a grupos o facciones contrarios a uno u otro bando, por lo que es significante que en los dos primeros meses se registraron 230 homicidios, aunque especialistas aseguran que estás cifras podrían ser superiores.

Por otra parte, y tras la extradición de Joaquín El Chapo Guzmán, autoridades norteamericanas aseguran que capturar y encerrar al capo de Sinaloa ha sido parecido a lo que en su día fue el encierro de John Gotti, quien llegó a ser el jefe de los Gambino, una de las grandes familias mafiosas de Nueva York.

Y aquí es donde volteamos a ver a los hijos de El Chapo, porque una vez que veamos qué lugar ocupan en la estructura del grupo delictivo, existirán muchas personas resentidas por el hecho de que estén los hijos del narcotraficante donde están sin haber competido por una plaza como ellos sí lo han tenido que hacer, lo que algunos podrían llamar o acusar de nepotismo pero en versión narcotraficante.

En el mundo del narco, muerto el perro, no acaba la rabia. Más bien, muerto el perro, se propaga la rabia, y ese hueco ha generado un terremoto al interior de la organización y la sociedad pagará las consecuencias.

100 días con Trump [Opinión]

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 24 DE ABRIL DE 2017

100 días cumple Donald Trump al frente del gobierno de Estados Unidos. Desde que resultó electo en noviembre pasado, mucho se habló respecto de lo que supondría su mandato y su manera de gobernar, sobre todo en lo referente a su postura radical, dictatorial, xenófoba y extremadamente nacionalista, por lo que se esperaba que ya instalado en la Casa Blanca moderaría dicho discurso e implementaría políticas alineadas al “establishment” norteamericano… pero no fue así.

Al cumplirse 100 días del gobierno de Donald Trump, el neoyorquino mantiene las posturas que lo caracterizaron desde el inicio de su campaña para la nominación republicana, enfatizando sus políticas contra la migración, seguido por su empecinamiento de construir un muro fronterizo con México, además de prohibirle la entrada a su país a musulmanes, lo que ha colocado a Trump en una posición riesgosa al no entender que existirá un costo político y económico significativo para Estados Unidos, tanto al interior, como al exterior de la nación, y que ya comienza a palpar.

Las políticas emprendidas por Donald Trump ya han dado frutos: desavenencias con líderes mundiales, diálogo de sordos con mandatarios respecto de acuerdos comerciales, y encontronazos con la prensa; por lo que las agresiones del magnate en contra de México, los musulmanes y todo lo que no sea “America” están conformando una causa en común más amplia liderada por cabezas de la sociedad civil, empresarios, líderes religiosos, intelectuales e iconos culturales, dentro y fuera del sector público e instituciones de todos los sectores, tanto al interior como al exterior de Estados Unidos.

Políticos norteamericanos preveían que Trump sería un “gobernante” controlable, que su equipo lo alinearía a intereses en común con otras naciones “hermanas”, pero Donald Trump le ha cambiado el rostro a la Casa Blanca.

Las multitudes contenidas del maestro Bob Dylan

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 28 DE ABRIL DE 2017

Es, con toda probabilidad, el cantante más analizado del mundo. La obra dylaniana alcanza dimensiones oceánicas, y a pesar de ello, es la menos comprendida tras el fallo de la Academia Sueca al otorgarle el Premio Nobel de Literatura 2016 “por haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición americana de la canción”.

Bob Dylan es sin duda el personaje que desmitifica esa idea de que literatura es sinónimo de libros e intelectualidad soberana. Bob Dylan es sin duda un juglar que se multiplica a sí mismo con personajes tan exóticos como alucinantes, algunos son vagabundos, otros inmigrantes, músicos itinerantes dirían otros, pero en cada uno de ellos está atrapada la prosa subyugante de uno de los músicos más inteligentes de todos los tiempos, aunque a muchos les haya costado asimilarlo.

Al leer su obra, sus canciones, sus frases, sus lírica, como contemplándola desde un umbral, su universo es desquiciante; adentrándonos en él, entrecruzamos las fronteras de lo real y lo fantástico donde Robert Zimmerman se ha confundido con el paisaje y nos asalta como un demiurgo venido en la noche para elevarnos por los múltiples escenarios de la Norteamérica de posguerra.

En parte, la obra de Dylan, parece estar repleta de odio a los convencionalismos americanos, y se erige en un canto de esperanza a toda la contracultura, a las minorías, a los movimientos antibélicos, toda una voz de una generación que se ha prolongado por más de 50 años. Sus letras no dejan de ser un canto extremo y admirable a las libertades tradicionales americanas, una travesía despiadada por su país y su inconsciente; el narrador de la urbe, de las prostitutas, de los locos, de los reventados por la vida, de todo ese delirante modus vivendi americano.

Bob Dylan combina desvergonzadamente amor, sexo, odio, sueños, pasiones, realidad, frustraciones y muchos etcéteras en una obra única y feroz, en la que convergen los sentimientos y contradicciones de un hombre que bien se podría encontrar al borde del abismo, pero al mismo tiempo lleno de amor por la vida.

Sus escritos, están ausentes de estructuras convencionales y carentes del uso de una narración lineal, los cuales se vinculan a la exposición introspectiva de un universo modelado con un cierto sentido lírico de la prosa, esencia libertaria y vitalista, y de una plasmación autobiográfica con base en el flujo de conciencia.

Bob Dylan es muchos libros en un solo cantautor, muchas historias e interpretaciones en un único universo, es la vida misma por donde guste ser tomada; un mosaico donde los personajes aparecen retratados en distintos momentos de sus vidas, por lo que Bob Dylan Obras Completas (Malpaso) puede ser leída a partir de donde guste el lector, y concluida de la misma manera. Ahí está, la riqueza de múltiples lecturas y de toda su riqueza. Una obra única y excepcional.

En definitiva, “Bob Dylan es cantautor de cantautores, y Ediciones Malpaso presenta la edición integral de su cancionero completo, en edición bilingüe. Esta edición ofrece, por fin, la posibilidad de explorar el vastísimo universo poético del bardo de Minnesota, desde sus primeros tientos profesionales como cantautor contestatario e ídolo de su generación, hasta el día que abrazó las armas de rocanrol y electrificó su imaginario musical. Con esta transformación también llegaría un nuevo lenguaje poético y su inclusión definitiva en el olimpo del rock. De sus fugaces conversiones religiosas a distintos credos y de otros tantos desvaríos también da noticia el propio cancionero, que deviene en hoja de ruta lírica de la singladura vital de Bob Dylan.”

Bob Dylan, el músico cantor que electrizo a toda una generación literaria.