Archivos diarios: 18/12/2017

Ley de Seguridad Interior o el fracaso de EPN [Opinión]

Estándar

El territorio mexicano está siendo víctima de diversos frentes fríos, que azotan a la población en mayor o menor medida. Pero en estas fechas, lo más lamentable no es el invierno que comienza en México, lo más lamentable es la aprobación, tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados, de la Ley de Seguridad Interior, que el gobierno, encabezado por Enrique Peña Nieto, ha sacado adelante gracias a las bancadas del PRI, PVEM y algunos derechistas del PAN, pese al rechazo generalizado de organismos nacionales e internacionales como son la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Comisión Internacional de Derechos Humanos, Organización de Naciones Unidas, Organismo de Estados Americanos, por citar algunos.
Dicha ley, perpetúa el uso policial de las Fuerzas Armadas comenzadas en 2006 por el entonces presidente Felipe Calderón, dicho apoyo militar en tareas de seguridad pública alcanza ahora, tras once años, rango de ley. Primero inició en Michoacán, luego le siguieron Sinaloa, Tamaulipas, Guerrero, Chihuahua, y quince estados más, que, a la fecha, la constante ha sido la misma: denuncias que se acumulan en la CNDH acusando a militares y marinos por abusos, señalándolos por torturas, asesinatos y desapariciones forzadas, en las que se ha documentado su participación, en lugar de ser agrupaciones que auxilien y asistan a las autoridades civiles.
Desde 2006, el Ejército y la Marina han asumido el trabajo de policías, con lo que se ha revelado su incapacidad y corrupción. Los defensores de dicha Ley dicen, dará ahora un marco jurídico para que actúen y no estén al margen de la ley. El problema, dicen sus detractores, es que la Ley de Seguridad Interior es vaga, ambigua, carece de un plan para fortalecer a las policías y no prevé el retorno de los militares a los cuarteles.
La Ley de Seguridad Interior es rechazada por su ambigüedad, como lo han externado los rectores de la UNAM, UdeG o la Ibero, o el mismo Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México, la ley prevé que el gobierno federal expida una “declaratoria de protección a la seguridad interior” ante una amenaza, en cualquiera de los estados del país, por lo que se pueda considerar como “una amenaza a la seguridad nacional”, que según con la Agenda Nacional de Riesgo, cualquiera puede caer en alguno de los supuestos que se plantean.
Lo único que muestra esta ley, y con un claro mensaje rumbo a las elecciones del 2018, es un proteccionismo de las instituciones, que va encaminado incluso por encima de los propios ciudadanos, y lo que ello conlleve militarmente.
El último año de Enrique Peña Nieto se torna oscuro, tenebroso, y cualquiera de nosotros podemos ser objeto de investigación y espionaje, si somos calificados como riesgo a la seguridad nacional, por lo que el fracaso de la gobernabilidad de nuestro país, se ha resuelto con la Ley de Seguridad Interior.
De ahí, tantas y tantas voces en contra.
Pero nada… y así sea.

Games of Trump [Opinión]

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 9 DE DICIEMBRE DE 2017

“Jerusalén es el corazón de una de las más exitosas democracias del mundo, un lugar donde judíos, musulmanes y cristianos pueden vivir según sus creencias. En 1995, el Congreso [de EU] aprobó por abrumadora mayoría reubicar ahí la Embajada, y desde entonces todos los presidentes han aplazado la decisión por miedo a afectar las negociaciones de paz, pero décadas después no estamos más cerca del acuerdo. Este es un paso largamente postergado que permitirá avanzar en el proceso y trabajar en la consecución del pacto. […] Estamos aceptando lo obvio. Israel es una nación soberana y Jerusalén es la sede de su Gobierno, Parlamento y Tribunal Supremo”, así justificó Donald Trump su decisión de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

El neoyorkino e inquilino de la Casa Blanca se ha desmarcado de sus antecesores, y de muchos gobernantes en el mundo, ya que si algo está caracterizando su gobierno es que Trump está empeñado en cumplir sus promesas de campaña, algo inusual en los políticos y mandatarios, y fiel a su estilo de prescindir de toda prudencia, y en un gesto de buena voluntad hacia sus votantes más radicales, realiza un anuncio en un momento en que el Medio Oriente es un auténtico barril de pólvora teniendo como marco la guerra de Siria, que está provocando migraciones humanas extremas y movimientos de refugiados, así como tensiones entre sunitas y chiitas, además de un acentuado terrorismo islamista día con día, aunado a los habituales conflictos en Cisjordania y Gaza.

Sin escuchar las quejas y súplicas de líderes políticos y religiosos de todo el mundo, incluida la del Papa Francisco, Donald Trump provoca así abiertamente a la comunidad palestina y, por extensión, a toda la comunidad árabe del Oriente Medio, la zona más convulsa del planeta, por lo que su provocación está marcada por la arbitrariedad y un alto grado de irresponsabilidad, habida cuenta de que el traslado de la Embajada, como señala el propio mandatario norteamericano, “tardará años” en concretarse.

Ningún presidente de los Estados Unidos había decidido trasladar la Embajada norteamericana de Tel Aviv a Jerusalén (como acordó por unanimidad el Congreso estadounidense en 1995), por las tensiones que causaría reconocer esta ciudad como capital de Israel, cuando alberga lugares sagrados no solo del judaísmo, sino también del islam y de distintas ramas del cristianismo. Y porque los palestinos aún reivindican su parte oriental como capital del Estado Palestino que reclaman, pese a que fuera ocupada en 1967, en la Guerra de los Seis Días. La comunidad internacional nunca asumió la soberanía israelí de ese territorio, aunque Rusia reconoció en enero pasado la capitalidad israelí de Jerusalén.

Es así como, Donald Trump ha vuelto a avivar las tensiones en Medio Oriente, y coloca contra la pared a los palestinos, lo que se interpreta como un espaldarazo al mundo árabe y al mismo proceso de paz duradero entre israelís y palestinos que por décadas se ha buscado, lo que sitúa a Estados Unidos en una posición riesgosa, ya sea que se concrete, o no, el traslado de su embajada a Jerusalén.

Es cuestión de tiempo para: 1) Recoger los escombros de una ciudad milenaria que por décadas ha sido testigo del esfuerzo humano por consolidar el Estado de Israel en Palestina a golpe de contiendas y guerras y; 2) Observar la decadencia, hasta ahora impensable, de la nación más poderosa que en aras de buscar “ser grande nuevamente”, se ha cegado por la soberbia de sus líderes ensoberbeciéndose al grado que, sin quererlo ni saberlo, podría acelerar una alianza árabe, hasta hoy día improbable ―según los expertos―, propiciando un eje de contrapeso en Medio Oriente sin precedentes para Europa, Estados Unidos y las renovadas Rusia y China.

Tiempo al tiempo.

Los acentos de la FIL [Opinión]

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 2 DE DICIEMBRE DE 2017

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), ese gran escaparate editorial en español, la feria del libro más importante de Latinoamérica, y la segunda feria del mundo, sólo detrás de Fráncfort, ha hecho vibrar a la capital jalisciense.

Y es que, teniendo a Madrid como ciudad invitada, sólo Los Ángeles había tenido esta distinción, ha sido pasarela y escenario para que 700 autores de 41 países desfilaran por sus pasillos de más de 34 mil metros cuadrados, que sus 800 mil visitantes han disfrutado sin lugar a dudas.

Fue así como Paul Auster abrió uno de los salones para presentar 4321, su nueva novela tras siete años de silencio. El francés Emmanuel Carrère, el último tótem de la no ficción, que también presentó su libro, Conviene tener un sitio adonde ir, recibió el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances, que por quinto año consecutivo recae en un autor no latinoamericano.

Con el título, Pongamos que hablo de Madrid, pinturas, collages y fotografías de Ouka Lele, Carlos Alcolea, Pablo Pérez Minguez o Elena Asins. El autor teatral español más traducido en la actualidad, Juan Mayorga, presentó su último montaje. Y cada una de las nueve noches, músicos madrileños compartieron el escenario junto a músicos madrileños y mexicanos como son: Vetusta Morla, Santiago Auserón, Sonido Gallo Negro, Leiva, Natalia Lafourcade, Amaral, Carla Morrison o Instituto Mexicano del Sonido.

Madrid lidera la producción editorial española con casi 20.000 títulos al año y unas 900 editoriales. México es la pasarela tradicional para el mercado latinoamericano y la FIL, el trampolín para zambullirse en el negocio editorial. La venta de libros y de derechos superó el año pasado los 40 millones de dólares. En esta edición, se espera la asistencia de más de 20.000 profesionales del libro, más de 2.000 editoriales y la presentación de 400.000 títulos de los 47 países representados, habrá que esperar las cifras oficiales.

La capital española ha tenido su propio pabellón dentro del recinto. “Un gran cilindro negro por fuera y blanco por dentro, con un techo lleno de luz. En el interior levantándose unas gradas blancas, creando un anfiteatro, un ágora, coronado en su parte superior con una banda de estanterías llenas de libros”, según el propio arquitecto Alberto Campo Baeza. Una obra efímera y luminosa inspirada en Ganarás la luz, un verso de León Felipe, uno de los grandes poetas exiliados en México.

Una gran feria, sin lugar a dudas, pero el gobierno mexicano tiene una mucho mayor deuda con los lectores mexicanos, ya que, según cifras presentadas por la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, sobre los indicadores del sector editorial privado en México de 2016, así como una estimación de venta para 2017, la industria editorial va a la baja, al sufrir una contracción del 5.2% con respecto al 2015.

Lo que se requiere son políticas públicas para el fomento a la lectura, y no leyes “Frankenstein” que, en lugar de incentivar la industria editorial, dan paso para que empresas extranjeras como Amazon se adueñen del mercado, y es que, en un país con más de 128 millones de habitantes, es irrisorio tener una cifra de alrededor de 1700 librerías en todo el territorio nacional, tan sólo por poner un ejemplo.

Que orgullo es tener la segunda feria más grande e importante del mundo en nuestro país, pero hace falta exigir a nuestras autoridades mayor presupuesto al sector cultural, y estímulos fiscales verdaderos para todos los integrantes de la cadena de valor del libro.

Un Medio Oriente inestable amenaza al mundo [Opinión]

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 25 DE NOVIEMBRE DE 2017

En el mundo árabe actual, primeramente hay que entender que hay dos grandes rivales: el líder del islam sunita, que es Arabia Saudita, y el líder del islam chiita, que es Irán, estos dos rivales, no son sólo rivales religiosos, sino son rivales geopolíticos, que se encuentran viviendo una especie de “Guerra fría” entre ellos, y su enfrentamiento indirecto tan profundo, se ha manifestado recientemente en eventos como la guerra civil en Siria, en Yemen, o bien Líbano.

Con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, su evidente simpatía por Arabia Saudita (que dejó manifiesta en su última visita a Oriente Medio), y tras tensos acontecimientos desde inicios de noviembre, la escalada de tensión entre Arabia Saudí e Irán ha sido la constante en Oriente Medio, lo que supone un gravísimo riesgo para la estabilidad de la región, y para el mundo entero. El cruce de acusaciones entre Riad y Teherán debe cesar cuanto antes y las grandes potencias aliadas de ambos países deben ejercer la presión necesaria para rebajar una temperatura que se ha disparado peligrosamente a lo largo de las últimas semanas.

En un mundo todavía dependiente del petróleo, Arabia Saudí desempeña un papel crucial al momento de sentar las bases para la estabilidad económica, de lo cual, Riad se ha aprovechado, hasta cierto punto, durante décadas, sin embargo, la inmutabilidad del régimen ha saltado por los aires tras la purga ordenada por el príncipe saudí, y nuevo hombre fuerte del país, Mohamed bin Salmán, que ha ejecutado las órdenes de aprehensión de once príncipes, cuatro ministros en activo y decenas de antiguos ministros, todos ellos acusados de corrupción.

Por otra parte, el aliado iraní, Líbano, salta a escena nuevamente, ya que su primer ministro, Saad Hariri, en vez de comparecer ante su Parlamento, voló a Riad para anunciar su dimisión a través de un vídeo en el que confesaba temer por su vida. Acto seguido, Hezbolá, la milicia proiraní libanesa considerada grupo terrorista por EEUU y la UE —que cuenta con varios miles de militantes armados y ha protagonizado una guerra contra Israel—, acusó a Arabia Saudí de forzar la dimisión del primer ministro libanés.

La respuesta saudí ha sido fulminante: considerará cualquier acción de Hezbolá contra sus intereses como una declaración de guerra de Líbano. Este grupo libanés combate en Siria contra el Estado Islámico junto al Ejército de Asad y miembros de la Guardia Revolucionaria iraní. La victoria de estas fuerzas crearía un corredor chií desde Irán hasta el Mediterráneo, algo que el Gobierno de Jerusalén —empeñado en evitar que Hezbolá reciba de Teherán armas y misiles con los que atacar a Israel— no está dispuesto a permitir, lo que aproxima a israelíes y saudíes, que también recelan del programa nuclear iraní y de la influencia de Teherán en la región.

Si hay una región del mundo en la que las tensiones pueden llevar a conflictos de consecuencias funestas, esa es Medio Oriente. Estados Unidos —principal aliado de Arabia Saudita e Israel— y Rusia —aliado de Irán y Siria—, podrían actuar para rebajar la tensión, aunque bien la injerencia de estas naciones podría desatar más tensión en la región, y la mediación europea está a la puerta, lo que suma más actores en un posible conflicto.

En suma, a cada minuto se va tornando el Medio Oriente más inestable, y la amenaza al mundo, como una posible realidad.

La crisis que viene [Opinión]

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 18 DE NOVIEMBRE DE 2017

En menos de quince días, los precios de la gasolina en México se liberalizarán completamente, y es que la Comisión Reguladora de la Energía (CRE) ha anunciado este pasado jueves que extenderá la flexibilización de los mercados de carburantes a todo el país este 30 de noviembre, un mes antes de lo originalmente previsto.

Dicen los de la CRE que, con este cambio, se busca “acelerar los efectos positivos de la apertura”, como la participación de nuevos actores y la llegada de nuevas inversiones al mercado. La liberalización supone que los precios pasan a estar determinados en función de su cotización en los mercados internacionales y el coste de transporte al punto de venta. Sobre ese precio, tanto Pemex como las diversas empresas que buscan un pedazo de pastel del mercado mexicano de en lo que se refiere a estaciones de servicio, pueden aplicar descuentos.

Tras la apertura del mercado a la competencia, empresas del sector como las estadounidenses Exxon Mobil y Chevron; la británica BP y la anglo-holandesa Shell, han abierto sus primeras estaciones de servicio en México o lo harán en los próximos meses. Por su parte, la española Repsol, buscará un lugar en el mercado mexicano con más de mil puntos de suministro.

A ellos, hay que agregar las empresas mexicanas que también tienen participación en este mercado, como son: Grupo G500, que en compañía de la suiza Glencore, podría ser la competidora número uno de Pemex; sin descargar a Oxxo y 7Eleven.

Lo preocupantes es que, aunque se niegue, habrá desconcierto durante diciembre respecto a los precios de la gasolina, y con estas medidas, es probable que se busque aprovechar las fiestas decembrinas para minimizar el golpe a los bolsillos.

Faltan menos de quince días, y con las definiciones de candidatos presidenciales a la vuelta de la esquina, junto al reemplazo en el Banxico, el desconcierto económico podría producirse.

Todo está dado.

Emperatrump [Opinión]

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 11 DE NOVIEMBRE DE 2017

Un año ya del triunfo del trumpismo, el triunfo de un personaje salido del reality show, una figura que nunca antes había sido elegido para cargo público alguno, un magnate inmobiliario que, con casi 10 meses al frente de la nación más poderosa del mundo, se mantiene soberbio, en un intento por devolverle a EU un orgullo que nunca le ha hecho bien.

Donald Trump sigue decidido a rechazar acuerdos de comercio e instituciones multilaterales, adoptando una línea dura respecto de la migración ilegal, y a modificar el esquema de alianzas de seguridad y defensa de su país, y como bien dijo en tanto y tantos discursos antes de ganarse un lugar en la Casa Blanca, “quiero que EU sea predeciblemente impredecible”, y lo está logrando, pero no precisamente es favorable para sus conciudadanos, ni para el resto del mundo.

Los miembros de la UE y la OTAN se están preparando para algo similar en asuntos de comercio y seguridad, lo que podría acelerar una Constitución política para la Eurozona que dé pie a algo llamado “Estados Unidos de Europa”, lo que abriría la puerta para crear su propio ejército, y Alemania ya ha comenzado a dar indicios de una ultraderecha que no se ha ida de sus filas políticas.

Durante los próximos meses o años, se espera que se desaten guerras comerciales y de divisas, y se supone que históricas alianzas defensivas se abandonen o estén en riesgo, ya que la solidaridad regional estará por encima de viejas enemistades.

Es lamentable que el ahora político Trump, centre sus declaraciones de odio contra los migrantes, como lo son los mexicanos, que según las cifras oficiales rondan los 34 millones de connacionales radicados en aquel país, declaraciones que no son objetivas, pues dejan a un lado el discurso que debería hablar de la fuerza productiva que representan nuestros paisanos, quienes generan 485 mmdd anuales, o lo que es lo mismo 3.7 por ciento del PIB norteamericano.

Está claro que las elecciones del 8 de noviembre de 2016 fueron trascendentales para EEUU y todo el entorno internacional. Nunca antes los aspirantes Demócrata y Republicano a la Casa Blanca habían representado dos posturas tan dispares…y nunca antes las alarmas en Europa, Asia, Oriente Medio, Latinoamérica y México se habían encendido con tanta sincronía al ver despertar de un nada amigable Estados Unidos que convulsiona la geopolítica mundial.

La relación de vecindad entre México y Estados Unidos es tan relevante y fundamental para ambas naciones, que decenas de expertos e internacionalistas se han abocado en hacer énfasis en el trabajo binacional, como un intento de revertir las declaraciones y tuitazos del presidente Donald Trump.

Ni un año ha cumplido en el cargo, y Donald Trump ya se ve a sí mismo con el “Emperatrump” del orbe mundial.

El candidato Puigdemont [Opinión]

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 3 DE NOVIEMBRE DE 2017

“Estoy dispuesto a ser candidato… Puedo hacer campaña en cualquier parte del mundo porque estamos en un mundo globalizado… Habrá elecciones el 21 de diciembre y queremos que esos comicios se desarrollen en las condiciones lo más normales posibles. No será con un gobierno en prisión que esas elecciones sean neutrales, independientes y normales. La justicia española no garantiza nada. Nosotros nos consideramos un Gobierno legítimo”, ha señalado Carles Puigdemont durante una entrevista para la cadena pública francófona RTBF otorgada apenas el 3 de noviembre.

Es así como el expresidente, huido a Bélgica desde el lunes pasado, concedió una entrevista para la televisión belga mostrado su disposición a ser parte de la contienda en las próximas elecciones autonómicas del 21-D.

Todo es un misterio sobre el accionar y futuro de Carles Puigdemont en Bruselas, no se conoce su agenda o posibles encuentros en Bruselas, aunque ha reconocido que no ha solicitado ninguna entrevista con autoridades comunitarias, las mismas que le negaron una reunión durante su visita del pasado año a la capital belga y Flandes. El expresidente ha acudido a los estudios de la cadena acompañado de un grupo de siete personas, según han explicado testigos a medios de comunicación, y ha pedido a sus responsables discreción y evitar que le tomaran fotografías, sin embargo, ha trascendido que dicha entrevista se difundirá ampliamente.

Después de su comparecencia ante los medios del martes, Puigdemont ha preferido evitar las convocatorias abiertas. Esta entrevista será la segunda que se emite en televisión en menos de 24 horas, luego de la que brindó para la televisión autonómica TV3 justo después del encarcelamiento del exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras y otros siete exmiembros del Goven.

El nombre Puigdemont está ligado a Cataluña, y juega un papel clave para las próximas elecciones. El que eso sea bueno o malo, el tiempo lo dirá.