Archivo de la categoría: Alemania

Minientrada

Siempre que se nos habla de filosofía, nuestra mente nos remite a realizar extrañas cavilaciones e intrincadas propuestas orales para situarnos a nivel de las circunstancias del medio que nos presenta este reto intelectual, sin embargo la filosofía no debe ser vista de esta forma compleja, deberíamos entenderla como un acto natural del hombre.

Con esto trato de decir que el pensamiento filosófico está presente en la vida diaria del ser humano, pero por circunstancias de nuestros muy diversos estilos de vida, difícilmente reparamos o nos detenemos por unos instantes a ejercer y practicar la filosofía de forma sencilla.

Bien es cierto que el hecho filosófico en grados muy elevados es en sí bastante complejo, pero en promedio los niveles de complejidad no están presentes ni elevados, no se requieren enormes dosis de destreza para entenderla ni mucho menos grandes estudios en temas en particular; lo único que se nos exige es raciocinio, y ese, todos lo tenemos.

En el exclusivo tálamo sofista, los pensamientos del filósofo alemán Peter Sloterdijk reposan de forma soberbial en un mundo elocuente por pensamientos fulminantes y lapidarios, donde los ideales de este pensador tienen voz, eco y una resonancia épica en el mundo de la literatura universal.

Peter Sloterdijk nació en la ciudad alemana de Karlsruhe en el año de 1947, desde sus años de estudiante se inclinó por el estudio de la Filosofía, Germanística e Historia en las universidades de Munich y Hamburgo, lugares en los que sus ideas maduraron para dar como resultado a un pensador insólito.

Su interés por los asuntos políticos, intelectuales y humanistas del mundo contemporáneo y su aversión por todo tipo de pensamiento conformista le han llevado ha alternar su trabajo como profesor universitario con la literatura, el ensayo y la actividad filosófica. Sloterdijk inició su carrera literaria en la década de 1970, pero definitivamente la obra que le catapultó a la fama fue Crítica de la razón cínica en 1983.

Esta obra, a pesar de ser filosófica, alcanzó desde su aparición en Alemania un asombroso éxito editorial, además suscitó interesantes debates y hasta la fecha es la obra por excelencia del pensamiento de Sloterdijk de la cual se ha dicho que es “una de las obras más provechosas e inteligentes aparecidas en Alemania”, y que todo buen lector debe estar dispuesto a desentrañar.

Por lo anterior, ya he dicho que la obra de Sloterdijk es filosófica, pero además de sus múltiples ensayos, ha escrito una novela única en su tipo, en la que el autor nos revela su talento erudito, mágico y que se encuentra al borde del abismo para que de forma sencilla utilice la creación literaria para conformar un libro con tintes psicológicos.

El árbol mágico (1986), la única novela de Peter Sloterdijk en la que nos muestra que su talento narrativo y su pensamiento que sigue la línea de la tradición decimonónica de escritores filosóficos como Marx, Kierkegaard o Nietzsche, no son exclusivos de la amplia producción ensayística que posee y que es capaz de brindarnos grandes relatos filosóficos fáciles de comprender.

El árbol mágico se desarrolla en la verbena de la historia de la Revolución Francesa, en sus páginas podemos percibir tradiciones antiguas que han sido base de las tradiciones de los pueblos europeos, también encontramos características de las novelas alemanas del siglo XVIII, junto a refinadas tertulias y citas frívolas o eruditas hechas por muchachas lascivas y astutos funcionarios en posadas y dormitorios.

Pero algo increíblemente fascinante en esta obra es el elemento psicológico que recorre el libro de principio a fin, los personajes cuentan con personalidades definidas y muy variadas, pero, además de los personajes, los paisajes y los escenarios son de una prodigiosidad y estructura de características independientes.

Todos los elementos de la obra interactúan uno con el otro, de forma directa o indirecta se relacionan, van de la mano construyendo una unidad de carácter épico, y los pensamientos y emociones internos brotan del interior de los personajes y de las sombras del paisaje de modo convulso para recrearnos una grandilocuente escena.

Peter Sloterdijk ha logrado construir una novela de carácter filosófico y tintes psicológicos muy interesantes, donde la fuerza interna del ser humano es el motor alquímico de El árbol mágico y la tenue sombra de las motivaciones intelectuales del hombre le agregan un agradable sabor a una lectura que es trascendental para el pensamiento del siglo XXI.

El árbol mágico, un libro interesante escrito por un filósofo alemán que por obras colosales como Crítica de la razón cínica y otros tantos ensayos, está considerado como uno de los pensadores universales más originales y provocadores de la actualidad.

Jorge Iván Garduño
Fotógrafo, escritor y periodista mexicano.
jorgeivangg@hotmail.com
@plumavertical

La magia de la épica y la filosofía, en una obra de carácter psicológico

Anuncios