Archivo de la categoría: Argelia

“La prohibida” de Malika Mokeddem

Estándar

Por años, Argelia ha sido escenario de constantes luchas religiosas, políticas y sociales, en las que la desigualdad entre los grupos de poder y sus gobernados son una constante en ascenso en pleno siglo XXI. Esta escalofriante diferencia bien nos recuerda las discordancias entre musulmanes que a diario viven dentro de las fronteras de esta nación.

En un panorama nada alentador y teniendo como escenario este enigmático país africano, la escritora Malika Mokeddem (Argelia, 1949) utiliza los temas del exilio y la pérdida de identidad para entretejer un viaje detallado y mítico en el tiempo y el espacio en su novela La prohibida (Ediciones Era) una estupenda obra en la que un mundo desconocido por la protagonista sobrevive en sueño, pesadillas que embargan y se reiteran como obsesiones en preguntas, con las que emergen voces en la transitoriedad perenne del tiempo en el espacio.

La escritura de Mokeddem es un acto que nos vincula a lo plural, a la animalidad que subyace en nosotros recubierta de lenguajes, además nos expone a la intimidad, al deseo que traspasa las ataduras de lo cotidiano y transita en solitario sabiéndose confrontado en los límites de la noche que reposa en sí misma y regresa transformada en lo otro, en un espejo que derruye la costumbre y carcome la seguridad; un acto que persigue su liberación, una búsqueda que deja de lado la censura, el olvido.

Los vínculos que Malika Mokeddem sostiene se relacionan con hilos que escapan e intentamos atrapar, simetrías intrínsecas de secretos que no son secretos, son máculas que al ir allá traspasan el aquí y ahora, que están y no están, que simplemente no se han ido, permanecen al acecho como una luz que parpadea, como un fantasma que se arropa en la emotividad de su propio sentir explorando en las formas del lenguaje los horizontes ocultos del ser, y el existir, en la experiencia de la prosa.

La prohibida (Premio Méditerranée y la mención especial del jurado Femina) nos confronta a quemarropa con el cómo pensamos sobre nuestra identidad nacional cuando nos arrebatan nuestro país, nos mutilan nuestro futuro, nos laceran nuestro pasado y nos extirpan nuestra humanidad.

En el sur del Sur de Argelia, al borde del desierto, nació Sultana, que después de estudiar medicina emigró a Francia. Un día recibe dramáticas noticias que la deciden a viajar a su pueblo natal. En pocos días Sultana revisará su relación de amor-odio, de comprensión y rechazo con su país y su cultura: a través de un turista que ve desde fuera ese mundo exclusiva, enfermizamente masculino y de una niña deseosa de conocimientos; a través del contacto con las mujeres que acuden a ella como pacientes y con los hombres que obstaculizan cada uno de sus movimientos, va creciendo el intolerable, acuciante malestar de ser mujer allí: la inhibición absoluta de los movimientos, la mirada derogatoria y encarcelante de los demás, la prohibición a que alude el título.

Malika Mokeddem reside en Francia desde los años setenta. Es autora, entre otras, de las novelas Los hombres que caminan (Premio Littré, Premio de Primera Novela Chambéry y premio de la fundación argelina Nourredine Aba), El siglo de las langostas (Era, premio Afrique Méditerranée Maghreb de la Asociación de Escritores en Lengua Francesa), Sueños y asesinos; Nzid; El desconsuelo de los insumisos.

Jorge Iván Garduño

@plumavertical

la-prohibida45xd4fxg

 

Este texto ha sido publicado en: 

http://efektonoticias.com/cultura/la-prohibida-de-malika-mokeddem

Anuncios

El repudio: alucinante relato de una historia inconfesable

Estándar

¿Qué hace al hombre… hombre?, o ¿a la mujer, mujer? Esta es una pregunta que en realidad se ha formulado decenas de veces y hasta se ha procurado dar una contestación razonable quizá millones de ocasiones; muchos podrían tener una respuesta en primera instancia.

Antes de dar alguna opinión, revisemos las aristas que este cuestionamiento nos proporciona realmente a través de una de las áreas por excelencia que ahonda en las preguntas esenciales y que busca descifrar la naturaleza del ser humano, me refiero a la literatura, una manera artística que nos asiste en la exploración de universos diametralmente contradictorios e insondables llanamente, pero que también nos permite penetrar en los rincones de la realidad diaria.

Y es en el trabajo literario donde encontramos un relato que nos deja reflexionar, contemplar y hermanarnos sobre los problemas relacionados con el creciente deterioro cultural de los países árabes en materia de desigualdad de género, mediante el sencillo manejo del lenguaje en una temática desmitificante del hombre-hombre y la mujer-mujer, situación que nos obliga a estar con los sentidos bien atentos.

Esta obra literaria a la que me refiero es El repudio, novela que data de 1972 y que representa una de las obras más famosas de Argelia y de la literatura magrebí, escrita originalmente en idioma francés, y en la que su autor, Rachid Boudjedra (Argelia, 1941), nos permite observar la sexualidad desenfrenada de las naciones del norte de África.

Con un manejo estilístico de conciencia ideológica, Boudjedra nos expone la terrible irrupción de la cultura del despojo en el país argelino, que está acompañada siempre de una petulante hipocresía, y sobre el horror que una vana superstición puede suscitar en la vida de más de una persona.

Los personajes de esta realidad transformada en literatura, se caracterizan por las sombras que proyectan metafóricamente fuera de la habitación, mientras que la luz del mundo del exterior, del que se esconden o han sido expulsados dos amantes, reposa en la piel de ellos al ser proyectada por la mirada perdida de sus ojos, producto de la infancia que le fue robada a una mujer.

Todo lo anterior es la escena primordial de un relato que vierte un joven argelino en un pequeño cuarto a su amante francesa, quienes serán cómplices de una historia reveladora de los engranajes que mueven al terror a cientos de miles de hombres y mujeres que se encuentran en situaciones en extremo similares.

Esta obra en la que la ficción queda a un lado, procede de una realidad creciente que aborda asuntos relacionados con preocupaciones humanas, temas de violencia, descomposición del tejido social, segregación sexual; sembrando y provocando horror en una nación en crisis y desfiguro ideológico durante las últimas décadas.

Por todo lo expuesto, podemos expresar que el relato que hace un joven a una mujer, más que una memoria de hechos, es el sometimiento filosófico que empuja a un hombre a reconocer el valor femenino a través de un monólogo histórico, permitiéndose ambos alcanzar su madurez y, a través del diálogo y no del sexo, acceder a su identidad masculina, revalorando a su interlocutora en un gesto de honor.

Finalmente, el eco de esta novela resuena de forma estridente en el cuarto cerrado en que se suscita, inundando las calles de la ciudad donde habita la inusual pareja, desbordándose la historia por todo Argelia hasta alcanzar el cabo de Buena Esperanza y de ahí penetrar en tan serena y oscura noche a todos los corazones del mundo.

Rachid Boudjedra, un brillante narrador argelino que utiliza la escritura como instrumento de lucha.

Jorge Iván Garduño
Fotógrafo, escritor y periodista mexicano.
jorgeivangg@hotmail.com
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://www.cronicaoaxaca.info/cultura/10648-el-repudio-alucinante-relato-de-una-historia-inconfesable.html