Archivo de la etiqueta: Adiós

Raymond Chandler, el maestro indiscutible de la novela negra

Estándar

Raymond Chandler (1888- 1959), fue un escritor norteamericano en la que su escritura irónica y cínica elevó la novela negra logrando que fuera revalorada, por lo que se considera el maestro indiscutible de este género.

Tras el divorcio de sus padres, Chandler recibió una sólida formación literaria en el Dulwich College de Londres, Inglaterra, y luego de estudiar a autores clásicos y modernos viajó a Francia y Alemania, y posteriormente se nacionalizó británico.

el-sueno-eterno-raymond-chandler-de-bolsillo-12687-MLA20062730194_032014-Fdfdf

Trabajó como reportero para el London Daily Express y para la Bristol Western Gazette, y fue en esas fechas cuando publicó 27 poemas y su primer relato: The Rose Leaf Romance para luego regresar a los Estados Unidos e instalarse en California.

Tras participar en la Primera Guerra Mundial, se enroló como empleado de la banca, para después trabajar en la industria petrolífera, y en 1932, Chandler fue nombrado vicepresidente del Dabney Oil Syndicate en Signal Hill, sin embargo, fue despedido a causa de su alcoholismo, múltiples aventuras con las secretarias de la empresa y ausentismo.

Este duro golpe en medio de la Gran Depresión, es en 1933 cuando Raymond Chandler decide dedicarse por completo a la escritura, y es así como comienza a enviar manuscritos a pulps populares de revistas de ficción criminal impresas en papel barato, siendo Blackmailers Don’t Shoot uno de sus primeros cuentos, y que publicó en la revista Black Mask.

Cabe señalar que Debolsillo estrena la biblioteca de Raymond Chandler, y su personaje más famoso, Philip Marlowe, es un detective de pocas palabras y profundas reflexiones que envejece a través de las novelas que protagoniza. Marlowe es solitario, cínico, escéptico, fuerte, duro, seguro de sí mismo, un antihéroe romántico y un referente de la literatura y el cine del siglo xx.

00106520676591____1__1000x1000ddf4

Lo obra de Chandler reflejan una sociedad empobrecida, violenta y deshonesta que todavía vive las consecuencias de la Gran Depresión. El escenario: Los Ángeles, una ciudad joven, aislada, con una ley moral dudosa y un departamento de policía corrupto; las calles que pisa Marlowe van desde su despacho cerca del decadente Sunset Boulevard hasta las grandes mansiones de la zona alta, desde los bajos fondos de una Santa Mónica casi inexistente hasta los cañones de los desiertos que rodean la ciudad.

En El sueño eterno (1939), la primera novela de Chandler, Philip Marlowe acepta un caso que promete ser sencillo. El General Sternwood, viejo, paralítico y extremadamente rico, ha recibido una nota de chantaje que concierne a su hija menor, la salvaje Carmen. Sternwood sospecha de Arthur Geiger, un librero de la ciudad, y pide a Marlowe que le investigue a fondo.

Sin embargo, Vivian Sternwood, la hija mayor del General, sospecha que el detective ha sido contratado para que encuentre a su marido, Rusty Regan, desaparecido recientemente. Marlowe pronto descubrirá que lo que parecía un trabajo rutinario es, en realidad, una laberíntica trama de pornografía y asesinatos en la que las hermanas Sternwood jugarán un diabólico papel.

Esta novela es el resultado de un proceso de expansión y recreación de dos relatos del autor “canibalizados”, que fueron publicados antes en la revista pulp Blac.

Adiós, muñeca (Debolsillo) publicada por primera ocasión en 1940, es la segunda novela protagonizada por Philip Marlowe, es una muestra exquisita del más puro Chandler: una trama brillante, personajes ambiguos, una femme fatale desalmada y una crítica social cruda y mordaz.

Marlowe está trabajando en un caso tedioso y rutinario cuando se fija en un tipo bastante sospechoso y le sigue hasta un club. Es Moose Malloy, y está decidido a recuperar a su ex novia, Velma Valento, que ha desaparecido. Su desesperación le lleva a matar al propietario del local, un hombre afroamericano.

La policía de Los Ángeles todavía se rige por prejuicios racistas y se desentiende de la investigación. Marlowe se encargará del caso sin ser consciente del peligro que corre. No tardará en darse cuenta de que está inmerso en una complicada trama de asesinatos y corrupción donde nada es lo que parece.

Adiós, muñeca también se inspira en tres relatos que Chandler “canibalizó” y que serán incluidos como novedad en la edición de este título de Debolsillo: “El hombre que amaba a los perros”, “Prueba con la chica” y “El jade del mandarín”.

Cabe señalar que Raymond Chandler reflexionó sobre el arte de la novela policiaca en su ensayo El simple arte de matar (1950).

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en: 
 
http://efektonoticias.com/cultura/raymond-chandler-el-maestro-indiscutible-de-la-novela-negra
 
Anuncios