Archivo de la etiqueta: Andar. Una filosofía

“Andar. Una filosofía”, de Fréderic Gros

Estándar

Siempre que se nos habla de filosofía, nuestra mente nos remite a realizar extrañas cavilaciones e intrincadas propuestas orales para situarnos a nivel de las circunstancias del medio que nos presenta este reto intelectual, sin embargo la filosofía no debe ser vista de esta forma compleja, deberíamos entenderla como un acto natural del hombre.

portada-andar_grande4545

Con esto trato de decir que el pensamiento filosófico está presente en la vida diaria del ser humano, pero por circunstancias de nuestros muy diversos estilos de vida, difícilmente reparamos o nos detenemos por unos instantes a ejercer y practicar la filosofía de forma sencilla.

Bien es cierto que el hecho filosófico en grados muy elevados es en sí bastante complejo, pero en promedio los niveles de complejidad no están presentes ni elevados, no se requieren enormes dosis de destreza para entenderla ni mucho menos grandes estudios en temas en particular; lo único que se nos exige es raciocinio, y ese, todos lo tenemos.

En el exclusivo tálamo sofista, los pensamientos del filósofo francés Fréderic Gros reposan de forma soberbial en un mundo elocuente por pensamientos fulminantes y lapidarios, donde los ideales de este pensador tienen voz, eco y una resonancia épica en el mundo de la literatura universal.

Andar no exige ni aprendizaje, ni técnica, ni material ni dinero. Sólo requiere de un cuerpo, de espacio y de tiempo. Cada día son más los aficionados a caminar, y todos ellos obtienen los beneficios de esa propensión: sosiego, comunión con la naturaleza, plenitud.

Pero andar es también un acto filosófico y una experiencia espiritual. Pasando del vagabundeo al peregrinaje, de la andanza al recorrido iniciático, de la naturaleza a la civilización, Frédéric Gros se nutre de la literatura, la historia y la filosofía para demostrarlo en Andar. Una filosofía (Taurus). Rimbaud y la tentación de la huida, Gandhi y la política de resistencia, sin olvidar a Kant y sus paseos cotidianos en Königsberg.

¿Y si solo se pudiera pensar bien a través de los pies? ¿Qué quería decir Nietzsche cuando escribió que «los dedos de los pies se aguzan para escuchar»? A caballo entre el tratado filosófico y el elogio del arte de desplazarse a pie, este libro deleitará incluso a quienes aún no se sabían caminantes.

Frédéric Gros es profesor de filosofía en la Universidad Paris-XII. Ha trabajado ampliamente en la historia de la psiquiatría (Création et folie, PUF), la filosofía de la pena (Et ce sera justice, Odile Jacob) y el pensamiento occidental de la guerra (Etats de violence, Gallimard). Fue también el editor de las últimas lecciones de Foucault en el Collège de France.

Algo increíblemente fascinante existe en esta obra, el elemento psicológico que recorre el libro de principio a fin, los personajes, los paisajes y los escenarios son de una prodigiosidad y estructura de características independientes.

Todos los elementos de la obra interactúan uno con el otro, de forma directa o indirecta se relacionan, van de la mano construyendo una unidad de carácter épico, y los pensamientos y emociones internos brotan del interior del ser humano y de las sombras del paisaje de modo convulso para recrearnos una grandilocuente escena.

Gros ha logrado construir un libro de carácter filosófico y tintes psicológicos muy interesantes, donde la fuerza interna del ser humano es el motor alquímico de Andar. Una filosofía y la tenue sombra de las motivaciones intelectuales del hombre le agregan un agradable sabor a una lectura que es trascendental para el pensamiento del siglo XXI.

Jorge Iván Garduño

@plumavertical

Este texto ha sido publicado en:

http://efektonoticias.com/noticias/mexico/andar-una-filosofia-de-frederic-gros