Archivo de la etiqueta: Crimen

A salto de mata [Opinión]

Estándar

El sábado pasado se vivieron horas de tensión en Apatzingán, Michoacán, debido a enfrentamientos entre grupos criminales y elementos de seguridad pública frente al palacio de gobierno de aquel municipio, además de al menos cinco retenes colocados en menos de 10 kilómetros por parte de militares, policía federal, crimen organizado, o de “los comunitarios”.

Esta situación coloca a los habitantes de tan convulsa región en un verdadero “estado de sitio”, en donde antes de salir de casa para realizar sus actividades cotidianas deben investigar con el resto de los pobladores si existen retenes o rumores de enfrentamientos para decidir si mandan a sus hijos a la escuela o van a comprar lo necesario para la comida.

Asimismo en la madrugada del domingo 18 subestaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) fueron atacadas en al menos 14 municipios, lo que provocó que más de 420 mil usuarios se quedaran sin el suministro de energía eléctrica, sin mencionar las 6 gasolineras quemadas durante esas primeras horas.

Por desgracia, esta situación ha rebasado desde hace mucho a los poderes locales y al federal, lo que coloca a la población como rehén de dos facciones: los grupos armados y un gobierno desesperado y sin poder de mando para ordenar la situación en Michoacán.

La producción y el comercio de productos del campo están siendo afectados, ya que integrantes del crimen organizado impiden constantemente el paso a los campesinos a sus parcelas o para comercializar el fruto de su trabajo honesto, pero al vivir día a día escenarios donde carros quemados, autobuses impidiendo el paso en puentes y avenidas inhiben el comercio y el turismo impactando en el estilo de vida de los más pobres.

Al escuchar voces de la ciudadanía michoacana que se aventuran a citar que en Michoacán es imposible gobernar y se ha convertido en “Estado fallido” debido a que las acciones de las autoridades locales se ven limitadas por el miedo o por la colusión y contubernio con criminales donde hay ausencia de la ley y la justicia que provoca inseguridad, miedo, tristeza, ira, desconfianza, rivalidad, indiferencia, muerte y opresión, no me queda más que reconocer dichas palabras como una verdad al apreciar un paisaje de acontecimientos trágicos en aquella entidad.

El envío de más fuerza pública, y el surgimiento de más grupos de “autodefensa” y un ejecutivo estatal con la salud diezmada, no son buenas señales para restablecer el estado de derecho y asegurar la protección de la población, por lo que la espiral de violencia, por desgracia, aún no terminará en Michoacán.

Por lo pronto, el obispo de la diócesis en Apatzingán, Miguel Patiño Velázquez, ha convocado para este 31 de octubre a una jornada de oración con la finalidad de “rogar” por la paz en la región.

Concluyo este texto con un pensamiento del escritor Eduardo Galeano que consigna en su libro Las venas abiertas de América Latina: “En tiempos oscuros, tengamos el talento suficiente para aprender a volar en la noche (…) seamos lo suficientemente sanos como para vomitar las mentiras que nos obligan a tragar cada día; seamos lo suficientemente valientes para tener el coraje de estar solos y lo suficientemente valientes como para arriesgarnos a estar juntos.”

Lo afirmo categóricamente, las manifestaciones bélicas del pasado y de nuestro presente continuo, deben servir al gobierno –y a nosotros mismos– para que reconozcamos nuestras limitantes, y así transformar positivamente nuestro espíritu a fin de definir mejor nuestro futuro para dejar de vivir a salto de mata, porque ahora resulta que son los delincuentes quienes comienzan a gobernar.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/opinion/salto-de-mata
 
Anuncios

Jeroba

Estándar

Buen día.

Me enseñaron desde mis primeros años que la buena educación esta primero, y un buen saludo a nadie le hace daño, ni a la persona que lo da ni mucho menos a quien lo recibe.

Te has de estar preguntando que quién demonios soy yo, bien, muy buena pregunta, mi nombre es Ricardo Mendoza, y me supongo que ese nombre no te ha de decir mucho, pero para mí, quien soy la persona que lo ha llevado por los últimos cuarenta y cinco años significa mucho, al igual que debe significar algo el que lleves tú el nombre que tu madre o padre o ambos eligieran para ti… y mucho más si tu nombre es Ricardo Mendoza, ya que encontraras afinidad con el creador de estas líneas.

Siempre he sabido que los nombres sirven para dar identidad a los objetos y a las personas. Un nombre puede revelarnos mucho acerca de una persona, e incluso algunas de sus características, pero es con el trato y la relación del día a día como uno llega verdaderamente a conocer a los demás.

A mí no me basta saber el nombre de otras personas para conocerlas, la mayoría de las veces sus nombres me parecen simples y no me dicen nada acerca de ellas; no quiero que mal interpretes mis palabras, pero debo suponer que tú, al igual que yo, mi solo nombre no te es suficiente para conocerme y saber más de mí; bien, lo entiendo.

Soy originario del estado de Michoacán, nací en un pequeño pueblo religioso de nombre San Lucas, el cual no ha de superar los tres mil habitantes. Ahí mis padres (fieles creyentes de la religión católica), me educaron bajo los estrictos cánones de su religión, junto a mis seis hermanos y con todo el sacrificio que significó para…

 
Jorge Iván Garduño
@plumavertical