Archivo de la etiqueta: Cuentos

Firmado con un klínex, de Élmer Mendoza

Estándar

Los 13 relatos que conforman Firmado con un klínex (Tusquets Editores) del escritor sinaloense Élmer Mendoza (Culiacán, 1949), transitan la evocadora realidad de personajes solitarios que viven en un mundo desahuciado, en el que la fuerza de los diálogos se fortalece por encima de la descripción del paisaje, una apuesta interesante de la narrativa latinoamericana.

FIRMADO-CON-UN-KLÍNEX-PORTADA

Breves cuentos que tienen el poder hipnotizante para que el lector reconozca en las delgadas líneas el rostro humano, donde el alma de sus símiles sirve de lienzo para evocar escalofriantes historias que por surgir de la realidad misma se erigen en la cúspide de nuestros corazones.

La exploración de nuestros actos es un tema recurrente en esta obra, que de manera personal dialoga con nosotros, adentrándose en las motivaciones con la finalidad de que cada palabra, párrafo y relato se incorpore a nuestro subconsciente para reflexionar sobre asuntos que no nos son ajenos.

En el relato “La decisión”, Mendoza nos habla sobre un tipo que rapta a su novia, donde el padre de la chica funge como jefe de policía de la zona, y a pesar de lo que podemos llegar a creer, la decisión será en torno a una olla que es encontrada, misma que deberá tomar la decisión de abrir o no, y asumir las consecuencias de este acto.

El personaje de este breve cuento piensa en un sinfín de especulaciones, que a su vez le crean una indecisión sobre lo que debe llevar a cabo… la decisión en realidad será para él: ¿la abro o no la abro? ¿Y si lo que me encuentro es dinero? ¿Y si por producto de ese dinero me vuelvo millonario o no es lo que quiero?

Sólo como ejemplo, este relato nos permite aceptar que hay decisiones que no se pueden tomar sin saber qué es lo que hay del otro lado, por lo que lo transcendental e irónico de la existencia humana es el enfrentarnos a cada paso de nuestra vida a decisiones que la transforman en todo tiempo, explorando el cómo el ser humano se mueve en la sociedad.

Un compendio de relatos que nos abren las puertas para reflexionar ya sea sobre el absurdo del absurdo, o bien de sucesos estúpidos, simples, triviales, normales e incluso algunos otros rayan en la locura, pero que nos permiten vislumbrar lo ridículo de nuestras acciones y las reacciones a éstas.

Firmado con un klínex, un libro que forma parte de la obra trascendental de Élmer Mendoza, el hipnótico escritor de la cultura del narco de nuestro país.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://ow.ly/mnHVj
 
 
Anuncios

“La torre y el jardín”: novela erótica, sórdida, sombría y además trágica

Estándar

Alberto Chimal (1970, Toluca, Estado de México) es considerado ya un escritor de culto en Internet debido a la solides y calidad del trabajo literario que publica en su bitácora en línea llamada “Las Historias”, desde hace varios años, dando a conocer por este medio: cuentos, relatos breves, microhistorias e imágenes, gracias a los cuales sus fieles seguidores no dudan en demostrarle admiración de manera entusiasta.

Es a través de este ejercicio que Chimal ha sorteado un sinfín de vicisitudes que la industria editorial exige por la naturaleza del medio, permitiéndole publicar muchos de sus relatos en una veintena de libros con cuentos de los que las primeras líneas muchas veces vieron la luz en el blog antes que en el papel impreso.

Slide2012-4

Y es que en la sociedad del siglo XXI, con la Internet y las redes sociales erigiéndose sobre nuestras vidas, la lectura de la obra de Alberto Chimal es necesaria y útil, ya que estamos frente a un autor de inteligencia profunda que repite de forma constante el establecimiento de analogías referentes a una colectividad de naturalezas con el propósito de aislar lo que no es común a todos los hombres.

Lo anterior lo deja claro en su más reciente novela publicada bajo el sello editorial de Océano, La torre y el jardín, donde desentraña la base misma de la fundamentación de la comunicación existencial ya sea interpersonal, grupal o intercultural mediante el laberíntico entramado de “El Brincadero”, una especie de biblioteca erótica, donde las experiencias vívidas valen más que la mesura y el conocimiento interno.

La complejidad del texto elaborado por Chimal nos lleva a la reflexión como si fuese un paisaje que nos detenernos a contemplar, aunque esto represente una transgresión moral debido a las sórdidas escenas que dentro de un edificio aparentemente de siete pisos, se suceden detrás de sus perenes paredes.

Sueños recurrentes, ideas sombrías e imágenes amorfas… la novela transcurre en un periplo alucinante en el que hace su aparición Horacio Kustos, un personaje en el que Chimal ha trabajado durante muchos años, y en esta ocasión se cuela por orificios que son iluminados por la fantasía erótica sin caer en descripciones obtusas.

Lo trágico de la obra es contemplar cómo el hombre pierde su ecuanimidad moral, siendo presa de los instintos animales ante escenarios poco alentadores, derribándose en el uso y abuso de un poder visceral que corrompe lo más hermoso de la convivencia humana: la relación sexual que podría destruir análogamente el comportamiento de nuestra especia ante su propio apocalipsis.

En definitiva, en La torre y el jardín Alberto Chimal lleva hasta sus últimas consecuencias la sinrazón esencial de la vida en acciones desenfrenadas para gritarle al mundo que la ficción es la realidad misma y esencia de su obra.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en: 
 
http://efektonoticias.com/cultura/la-torre-y-el-jardin-novela-erotica-sordida-sombria-y-ademas-tragica
 
Revista “Molino de letras” edición marzo-abril de 2013
 
La-torre-y-el-jardín-Alberto-Chimal-e1357519253590