Archivo de la etiqueta: De la mano para volar

“De la mano para volar. Ideas para educar” de Iñaki Sánchez Campos

Estándar

En una presentación ante la Sociedad Real de las Artes en 1970, John March, exvicepresidente del Instituto Británico de Administración, hizo un análisis de la ética comercial de aquellos días. En esa ocasión afirmó: “La validez de nuestros principios morales se ve atacada una y otra vez… Vivimos en una época en que los jóvenes cuestionan violentamente los valores y las prácticas de una generación perpleja. Las consignas dogmáticas son estridentes, y sin embargo, la incertidumbre nos asalta hoy más que nunca”.

Estamos a tan solo seis años de que se cumpla medio siglo de aquella afirmación hecha por el británico March… la situación no ha cambiado, y estas palabras bien podrían pronunciarse hoy mismo, e incluso habrá quien diga que se quedan cortas.

La moral entendida como obediencia y aceptación del orden social reinante es cosa del pasado, pero las cosas no deberían ser así, ya que al ver un paisaje de acontecimientos donde la moral va en detrimento, Iñaki Sánchez Campos (Ciudad de México, 1960) aborda el tema de la educación de los hijos que debe realizarse bajo un esquema de valores, 28 para ser precisos, todos ellos en su obra De la mano para volar. Ideas para educar (Ramos Editores).

Algunas voces afirman que las escuelas deben ser el lazo inicial entre la moralidad del hogar y la del mundo. Pero la moral pública no es tan segura ni inmutable como la que se enseña en el hogar. Por tanto, la tarea del maestro es difícil. Muchos piensan que deben enseñarle al alumno no un código moral determinado, sino cómo adaptarse a las situaciones, cómo tener una ética flexible y un concepto más laxo de la moral.

¿Acaso estamos viviendo en la era de la doble moral con sutil disfraz?

La moralidad de hoy se basa exclusivamente en convicciones personales suavizadas por el tiempo y las circunstancias. Los antiguos códigos basados en normas religiosas más o menos rígidas han sido prácticamente abandonados por “fundarse en suposiciones insostenibles e injustificables”.

Hoy se considera, pues, que la educación moral no es tarea de los maestros sino de los  padres. Si queremos que nuestros hijos tengan determinados principios, tendremos que darles educación moral por nuestra cuenta, ya que independientemente de que algunos la puedan ligar con aspectos religiosos o espirituales, son componentes necesarios en la formación de excelentes seres humanos, y eso debe ser motivo suficiente para proporcionarles a nuestros hijos la mejor educación: la nuestra, y De la mano para volar. Ideas para educar es una excelente herramienta para lograrlo.

Tenemos, además, que controlar lo que entra en el hogar por medio de la televisión, las revistas y los diarios, y supervisar las películas que ven nuestros menores y los amigos que escogen dentro y fuera de la escuela.

Enseñar ética en la casa no presenta ninguno de los problemas filosóficos que tanto inquietan a los maestros de escuela. Al fin y al cabo, no se trata de una filosofía abstracta sino de una forma de vida. Si los padres dan ejemplo de la forma de vida que quieren impartir a sus hijos, éstos aprenden, no con argumentos filosóficos, sino con el ejemplo con principios basados en buenos valores.

Iñaki Sánchez Campos, nos proporciona una obra que nos brinda los elementos fundamentales para una sana y excelente educación para nuestros hijos, ya que a final de cuentas, qué mejor que tomados de nuestra mano emprendan su propio vuelo.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/de-la-mano-para-volar-ideas-para-educar-de-inaki-sanchez-campos
 
Anuncios