Archivo de la etiqueta: dios

¿En qué creen los que no creen?

Estándar

Durante milenios, en todas las latitudes, la existencia de un ser superior a los seres humanos ha prevalecido en todos los estratos sociales, así como la creencia de que ese supuesto ser es pura invención.

9786071136428454

Y así como existen múltiples versiones de dios, y entes con poderes sobrenaturales, también existen teorías que descalifican a cada uno de ellos… en fin, la guerra entre creyentes y no es tan antigua como la existencia, evolución o creación del ser humano, según sea el caso de cada creencia y posición.

Y es precisamente por este tipo de cuestiones que surge una obra invaluable, ¿En qué creen los que no creen? (Taurus), que es un libro que reúne a un representante singular de la cultura laica, Umberto Eco, y un príncipe de la Iglesia, Carlo Maria Martini, quienes vuelcan sus reflexiones acerca de la ética y sus fundamentos en el fin del milenio.

A modo de diálogo epistolar con absoluta libertad dialéctica, debaten algunos de los valores que son propias del hombre contemporáneo como: los confines de la vida humana, según la tradición teológica y el desafío tecnológico; las limitaciones impuestas a las mujeres por la Iglesia y el sentido de la fe, tanto para quienes creen como para quienes no creen (o creen que no creen, o no creen en lo que creen aunque crean en lo que dicen que no creen), ¡en fin!, una obra que tiene que ser imperdible, tanto para creyentes como para no creyentes, o lo que creen en lo que no creen que creen…

Cabe recordar que Umberto Eco es un destacado semiólogo, escritor y crítico literario; doctor Honoris Causa por 25 universidades de todo el mundo, entre ellas, la Complutense y la Universidad Libre de Berlín. Posee numerosos premios y condecoraciones, como la Legión de Honor de Francia.

Asimismo, Carlo Maria Martini fue jesuita, cardenal, obispo y rector de la Universidad Gregoriana. Teólogo e intérprete de las Sagradas Escrituras, es el autor italiano de libros de espiritualidad más leído actualmente en el mundo. Entre sus obras está Para vivir la palabra.

Jorge Iván Garduño

@plumavertical

Anuncios

Nick Vujicic, un gran pedacito de amor

Estándar

Un joven de 14 años de edad, miraba detenidamente la hoja cuadriculada de su cuaderno abierto que se encontraba debajo de su cuerpo. Sin perder atención al pedazo de papel, escuchaba el sonido de los lápices de colores que sus compañeros producían al rozar sus puntas con la superficie áspera del papel bond. No podía apartar de su mente el incidente que hace unos instantes había tenido con ellos en el jardín: ellos lo habían molestado agresivamente frente al salón de clases en el que ahora se encontraba…

Nick Vujicic

Nick Vijicic (Australia, 4 de diciembre de 1982), fue siempre arropado en el seno familiar por sus padres, quienes estaban consientes de que su condición era diferente a la de los demás chicos debido a su vulnerabilidad. Pero Nick se decidió a emprender su propio camino lejos de la familia… Aprendió a tocar instrumentos musicales, a vestirse en tiempo record, caminar más de 30 minutos de casa al colegio solo, a manejar un vehículo, a contestar el teléfono, y tantas otras cosas que no suenan nada extraordinarias, pero toman relevancia cuando nos enteramos que “Nick Voy-a-chich” nació sin extremidades… Y sin embargo, sus circunstancias no lo han limitado en nada.

 “¡No puedo! ¡No podré nunca!… Mejor dejémoslo así”. Tal  vez eso decimos al no entender el álgebra. O no dominar nuestro deporte favorito. Quizá al hablar nerviosamente en público. O a lo mejor creemos que somos demasiado avanzados en edad o las circunstancias económicas son tan adversas que decimos que no podemos reír, viajar o peor aún, poner ese negocio con el que siempre hemos soñado.

¡Yo creo que sí se puede! Y de eso es de lo que nos habla Vujicic en su reciente libro Un corazón sin fronteras (Editorial Aguilar Fontanar) en el que condensa sus obras más contundentes y reconocidas a nivel mundial: Sin brazos, sin piernas, sin preocupaciones; Un espíritu invencible; Una vida sin límites, pero en esta ocasión más centrado en la vida cristiana que profesa.

¿Cuál es tu desafío o meta que deseas pero que no has podido alcanzar?

Es muy común sentir que la vida es injusta; las circunstancias y los momentos difíciles pueden detonar la duda y la desesperación, lo sé bien porque todos lo hemos experimentado. Pero en algún lugar leí: «Siempre que enfrentes tribulacio­nes recíbelas como si fueran alegría pura». Y esto es cierto, ya que la mayoría de los problemas que enfrentamos nos ofrecen la oportunidad de descubrir quiénes debemos ser y cuáles de nuestros talentos podemos compartir para beneficiar a otros.

Y al ver o saber de hombres y personas como Nick, es válido preguntarnos: ¿qué es nuestro “gran desafío”, en comparación con lo que Nick o muchas otras personas han tenido que sortear?

Historias como las de Nick nos deben ayudar a resurgir con más fuerza, determinación y poder para buscar y alcanzar los objetivos que deseamos y, tal vez, para que incluso encontremos una vida más grande de la que nos imaginamos.

Eso es lo que imprime Nick en la vida de los lectores de Un corazón sin fronteras, obra que brinda la oportunidad para transformar vidas.

Tras leer este libro, yo te digo que te centres en tu sueño, haz lo que sea necesario para lograrlo. Tú tienes el poder de cambiar tus circunstancias, persigue aquello que más deseas aplicando tus talentos y sueños.

Siempre recuerda que la vida sin metas pierde alegría. La vida sin alegría carece de sabor. Si te motivas en aplicar tus talentos para vencer tus propios desafíos descu­brirás el placer de un Creador que nos brinda en la vida misma el placer de vivir y experimentar un corazón… ¡sin límites!

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/nick-vujicic-un-gran-pedacito-de-amor-literatura
 

Dios no juega a los dados

Estándar

Tremenda,

Profunda

Es la vida,

La maravilla de ella,

Es entender cuánta sabiduría hay

En el más pequeño

Y efímero pedazo de materia.

Observa la profundidad del universo

Su inmensidad infinita,

Somos polvo ante Él.

Grande,

Maravilloso es su Creador.

No creo en la casualidad,

Hace mucho tiempo que dejé esas tonterías para ¡jamás!

Aquí y ahora

Al verte a los ojos

Comprendo

Que sólo tú

Eres para mí.

Y en esto…

Por supuesto

No hay cabida para la casualidad.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical

Enero 25

Revolución

Estándar

Hoy es uno de esos días en los que quisiera regresar el tiempo,

dar vuelta atrás a la hoja

o sencillamente arrancarla.

Tener la oportunidad.

Dejar de hacer aquello

que indebidamente se hizo

o simplemente borrar el libro y no recordar.

 

Voy dándole vueltas

y más vueltas

no encuentro

no creo que existan las palabras

que puedan decirte cuánto me haces falta.

¿Será que en verdad he vivido tanto,

en un tiempo tan corto?

o sólo ha sido una pesadilla, un mal sueño.

Ojalá fuese lo último y no lo primero.

 

Será una de esas obras jamás estrenadas

o muy mal montadas.

¡Calla!

Déjame observar tu rostro

perderme en la inmensidad de tu universo,

que Dios me ha brindado lo profundo y bello

en esa mirada tuya contemplando la mía.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical

El cisma de la literatura hindú moderna

Estándar

La frecuencia con la que se observa desvanecerse la frontera oriental con la occidental en el plano literario hoy día, nos hace pensar en una corriente artística con la que el escritor moderno busca dejar constancia del acontecer humano, relatando sucesos que se replican millones de veces en cada rincón del planeta tierra no importando ideología o raza alguna, proponiendo innovadoras fórmulas que abrigan una interesante concepción intelectual de los problemas del hombre.

Esta corriente artística de vanguardia, encuentra su fuente de inspiración de una visión universal que retrata sociedades convulsas, mezclando placidez con una actitud escéptica ante la vida; pero a diferencia de algunos de sus predecesores, los escritores que ponen en práctica este ejercicio intelectual no se empeñan en alcanzar una justificación para la existencia del ser humano.

Ellos parten de la idea de la auto destrucción humana, hecho que dan por aceptado, así que lo que está en juego es el dejar constancia para una futura reinterpretación del hombre bajo una atmósfera de irrealidad, teniendo como principales elementos a la desesperación y la esperanza, que luchan contra un poder dominante que gobierna el destino.

Tomando como referente lo anterior, en la India, la escritora Arundhati Roy (1960) utiliza además la vieja tradición literaria de su país para tejer artísticamente, cuadros de la vida tradicional hindú protagonizados por los integrantes de una familia de la región de Kerala, en el sur de este país asiático, en su novela El dios de las pequeñas cosas.

A través de las disonancias sociales, personales o profesionales de los personajes, Roy nos sumerge en un festín literario infinito con varios niveles de interpretación que obligan al lector a diferenciar lo real de lo aparente, muy cercano al realismo mágico de Gabriel García Márquez.

El tema esencial de esta novela es describir las heroicas virtudes –pequeñas y grandes–, de hombres y mujeres que transitan por viejos resentimientos y desafortunadas experiencias amorosas partiendo de un suceso tanatológico que marca el pulso narrativo de la obra.

El dios de las pequeñas cosas es una novela ambiciosa; desarrolla un lenguaje preciso, rico, comunicando al lector universal ese algo trascendente, como un intento de manifestar su espíritu mediante la palabra escrita, en un mundo crispado donde lo que importa ya no es el ínfimo detalle que da al hombre una sensación de existencia y que la autora se empeña en subrayar.

Esas pequeñas pinceladas infligen sentido a la humanidad, que busca desesperadamente sentido a la existencia, donde las efusiones prohibidas, las ambiciones inalcanzables, el peso del pasado, el dolor causado por la pérdida de la inocencia y la lucha por la justicia, dibujan un panorama poco alentador en el que el ser más desafortunado de la tierra puede acercarse al horror y a la belleza rápidamente en la India de nuestros días.

Es así, como Arundhati Roy analiza un problema latente de la sociedad hindú mediante la composición armónica de su prosa, que admite que el lenguaje expresivo fluya con libertad de conciencia conforme avanza el texto, lo que le permitió a ella adelantarse a nuevos procedimientos utilizados hoy por otros narradores en muy diversas y variadas latitudes.

El dios de las pequeñas cosas, una obra trascendental para entender la literatura actual de la India, escrita por una artista que rápidamente cobró notoriedad en el mundo de las letras. Definitivamente ¡hay que leerla!

Jorge Iván Garduño
Fotógrafo, escritor y periodista mexicano.
jorgeivangg@hotmail.com
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2011/03/06/index.php?section=sociedad&article=006a1soc
 
http://apiavirtual.net/2011/03/03/arundhati-roy-el-sisma-de-la-literatura-hindu-moderna/