Archivo de la etiqueta: Emil Cioran

“Desgarradura”, de E. M. Cioran

Estándar

Emil Cioran (E. M. Cioran) nació el 8 de abril de 1911 en Rasinari, Rumania y falleció el 20 de junio de 1995 en París, Francia, y ha sido considerado uno de los más grandes escritores del siglo 20.

Cioran en el frío

Entre su múltiple obra se encuentra Desgarradura (Tusquets Editores), una obra hasta hace algunos años mítica y de difícil búsqueda, siendo un texto que nos invita al diálogo interior, a la lectura en voz alta, ejercitando el recuerdo y la realidad, la historia y la existencia, la conciencia y la escritura.

Desgarradura es una obra en que el simbolismo suplanta a los personajes, las impresiones psicológicas hacen las veces de la trama y los cambios de ánimo regulan el estilo; un texto formado por historias involuntariamente fabricadas por una mente lúcida, creada a partir de trozos de la historia del propio autor que bien podría asemejar se a un soliloquio.

Las obra de Emil Cioran –la M fue adaptada desde un inicio por el autor rumano por cuestiones de fonética y no como inicial de algún nombre como se afirmó por muchos años al decir que era por: Michel o Mihai– ha sido catalogada como una gran obra en su conjunto por ubicarse en la cumbre de la literatura universal del siglo XX.

Siempre será un placer descubrir o releer el pesimismo desaforado y el fino sentido del humor de un estilista maldito que mantuvo un fuerte halo de sombras a lo largo de su vida, que bien supo equilibrar con la brillantez de mente con la que dejó constancia en Desgarradura, por ejemplo.

La primera parte de Desgarradura refiere a la historia, paraíso de los sonámbulos, obnubilación andante, odisea inútil sin excusa. Desmenuza, además, la decadencia de Occidente, Francia, el hombre curado de la tentación de lo titánico.

En el capitulo Esbozos de vértigo se hilvanan decenas de aforismos…, la especialidad de Cioran. Cumplen las tres condiciones que exigía Samuel Johnson: esplendor estético, fuerza intelectual y sabiduría. Pero es una sabiduría como la de Nietzsche, al borde del abismo.

Entre otros dardos envenenados, E. M. Cioran postula que la vejez, en definitiva, es el castigo por haber vivido, castigo que vivió en carne propia.

Más allá del nihilismo recalcitrante, éste es uno de esos textos febriles que el lector debe llevar en el morral en lo que aguarda el castigo por haber vivido una larga y fascinante vida.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/desgarradura-de-e-m-cioran-literatura
 
Anuncios