Archivo de la etiqueta: Finanzas

Hablando de dinero “Lo que importa es el porqué”

Estándar

Es un tremendo defecto de los sistemas educativos, en general, que la gente no reciba enseñanzas básicas sobre finanzas. No importa la actividad que se desempeñe, todo mundo tiene necesidad, tarde o temprano, de manejar sus finanzas personales. Igual necesita saber del manejo de dinero un médico, un ingeniero o un taxista. Todos, algún día, tendrán que decidir cómo invertir sus ahorros, cómo manejar una tarjeta de crédito o tal vez, conocer el mejor esquema de financiamiento para comprar un auto o una casa.

Todos nosotros nos enfrentamos día a día al reto de manejar nuestro dinero. Diariamente, con el dinero que tenemos compramos bienes, como alimentos o ropa y pagamos servicios, como el agua, la luz, el gas, entre otros.

No importa cuánto dinero tengamos, todos podemos aprender a administrarlo mejor. Si lo administramos lo mejor posible y somos conscientes de cómo lo gastamos, podemos sacar mejor provecho de él. Al manejo de los recursos financieros se le denomina “Finanzas”, y al manejo de nuestros recursos particulares, se le llama “Finanzas personales”.

Lo que importa es el porqué (Urano) Un libro para todo aquel al que le interese cómo funciona realmente la economía que finalmente rigen nuestras finanzas personales, por lo que este libro narra una serie de experimentos sociológicos y económicos, originales que ponen en tela de juicio muchas de las teorías económicas y desvelan cómo funciona en realidad la economía real de una sociedad.

El gran argumento es que lo que importa es porqué actúa la gente y no las razones por las que dicen que actúan. Con un estilo desenfadado, es el libro que sucede a grandes éxitos como Freakonomics de Steven Levitt.

Uri Gneezy nació en Israel, aprendió economía en las calles de su país y actualmente es profesor de la Rady School of Management de la University of California, San Diego.

John A. List creció en una familia obrera de Wisconsin y aprendió economía en los mercados de hobbies. Actualmente es profesor de economía de la Universidad de Chicago. Ha sido investigador del National Bureau of Economics (NBER).

Con Lo que importa es el porqué es una obra que te ayudará a transitar de manera segura por un camino que te lleve a la libertad financiera de manera clara y sencilla, para finalmente poner en práctica útiles enseñanzas, pero sobre todo iniciaras un plan financiero personal que te ayude a mediano plazo alcanzar la tranquilidad financiera que tanto anhelas.

Jorge Iván Garduño

@plumavertical

lo-que-importa-es-el-porqué4544

Este texto ha sido publicado en:

http://efektonoticias.com/finanzas/hablando-de-dinero-lo-que-importa-es-el-porque

Anuncios

“El camino hacia la libertad financiera” de Bodo Schäfer

Estándar

Es un tremendo defecto de los sistemas educativos, en general, que la gente no reciba enseñanzas básicas sobre finanzas. No importa la actividad que se desempeñe, todo mundo tiene necesidad, tarde o temprano, de manejar sus finanzas personales. Igual necesita saber del manejo de dinero un médico, un ingeniero o un taxista. Todos, algún día, tendrán que decidir cómo invertir sus ahorros, cómo manejar una tarjeta de crédito o tal vez, conocer el mejor esquema de financiamiento para comprar un auto o una casa.

unademagiaporfavor-libro-economia-marzo-2014-edicionesb-2014-El-camino-hacia-la-libertad-financiera-Bodo-Schafer-portada

Todos nosotros nos enfrentamos día a día al reto de manejar nuestro dinero. Diariamente, con el dinero que tenemos compramos bienes, como alimentos o ropa y pagamos servicios, como el agua, la luz, el gas, entre otros.

No importa cuánto dinero tengamos, todos podemos aprender a administrarlo mejor. Si lo administramos lo mejor posible y somos conscientes de cómo lo gastamos, podemos sacar mejor provecho de él. Al manejo de los recursos financieros se le denomina “Finanzas”, y al manejo de nuestros recursos particulares, se le llama “Finanzas personales”.

A este respecto, todos queremos más dinero, pero te has preguntado ¿para qué? ¿Cuál es tu objetivo? ¿Cuánto necesitas realmente? ¿En cuánto tiempo? ¿Qué tienes que cambiar para lograrlo?, y sobre todo, ¿te estás preparando para ello? Si lo único que sabes es que quieres más dinero pero no te has hecho las demás preguntas entonces estas dando palos de ciego.

Lo primero que tienes que hacer es educarte en los temas fundamentales de las finanzas personales, y como su nombre lo dice, son personales, no hay reglas mágicas, ya que lo que funciona para uno puede no funcionar para el otro.

Sin embargo, la mejor manera de educarnos financieramente es leyendo libros sobre el tema, y uno de estos libros que nos ayudarán para reconocer nuestras fortalezas y debilidades, lo que te trae placer y lo que te disgusta, partiendo de ahí podrás hacer una planeación financiera acorde a tus necesidades, capacidades y recursos.

Este libro es El camino hacia la libertad financiera (Ediciones B) de Bodo Schäfer, donde además encontrarás cómo generar riqueza desarrollando la inteligencia financiera necesaria para volverse rico independientemente de la situación de tu entorno, algo que muchos pretenden pero pocos logran.

Con El camino hacia la libertad financiera de manera clara y sencilla, podrás poner en práctica útiles enseñanzas de Schäfer, pero sobre todo iniciaras un plan financiero personal que te ayude a mediano plazo alcanzar la tranquilidad financiera que tanto anhelas.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/%E2%80%9Cel-camino-hacia-la-libertad-financiera%E2%80%9D-de-bodo-schafer-finanzas-personales
 
 

“Pobres magnates”, un libro aleccionador que explora las tácticas de la derecha norteamericana

Estándar

Las preocupaciones por problemas económicos son una situación que nos agobia a todos por igual, los problemas financieros son enfrentados por grandes corporaciones, pequeñas familias, gobiernos gigantes o modestos negocios, casi todos vivimos en una lucha constante por equilibrar nuestros gastos con nuestros ingresos, cubrir las necesidades de nuestra familia y las personales que nos agobia y nos abruma, situación que puede robar la dicha y la felicidad.

Cubierta_final_Pobres magnates.indd

Pero para las grandes mentes financieras, los momentos de crisis que imperan en nuestro entorno, tienen sus raíces en el lado más oscuro y profundo de los banqueros, quienes son en realidad los dueños y señores de la economía mundial, y que, para algunos, manejan los hilos del dinero.

Una de esas voces que pregonan esta idea es la de Thomas Frank, uno de los mejores escritores de izquierdas que ha dado Estados Unidos, además de ser considerado el comentarista político más agudo, más divertido e intelectualmente más voraz de la escena actual.

En este marco Frank publica una de sus escritos más mordaces y refinados  que ha producido, Pobres magnates (Editorial Sexto Piso), en el que expone el inmenso poder y el avance electoral del populismo de derechas, por lo que plantea que para crear mejores bases financieras primero hay que venceros a nosotros mismos y quitarnos la venda de los ojos.

En Pobres magnates, Thomas Frank deshila la hebra de cómo la derecha norteamericana logró superar la mayor crisis financiera desde la Depresión de 1929 a pesar de los pronósticos –encubiertos por los principales banqueros–, ya que ha expuesto a las principales corporaciones de Wall Street como las principales víctimas, y con ello el 1 por ciento que ostenta la riqueza fue la beneficiada, con el apoyo del 99 por ciento de la población más desfavorecida.

Pobres magnates, un libro aleccionador en momentos de crisis, como las que se viven en Europa, Estados Unidos, México, Latinoamérica, África, Asia, Oceanía…

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
http://efektonoticias.com/cultura/pobres-magnates-una-exploracion-las-tacticas-de-la-derecha-norteamericana-literatura
 

Presentan “Libro Agenda. Pequeño Cerdo Capitalista”

Estándar

Es un tremendo defecto de los sistemas educativos, en general, que la gente no reciba enseñanzas básicas sobre finanzas. No importa la actividad que se desempeñe, todo mundo tiene necesidad, tarde o temprano, de manejar sus finanzas personales. De la misma forma necesita saber del manejo de dinero un médico, un ingeniero o un taxista.

portada-libro-agenda-pequen-cerdo-capitalista

Todos, en algún momento, tendrán que decidir cómo invertir sus ahorros, cómo manejar una tarjeta de crédito, o tal vez, conocer el mejor esquema de financiamiento para comprar un auto o una casa.

Muchas veces, la situación económicamente complicada de gran parte de la población aunada a la falta de cultura financiera desemboca en desfalcos y situaciones de deudas insostenibles para los individuos y familias. Esto trae consigo varios efectos negativos como las complicaciones sobre las finanzas personales y familiares; las deudas pueden ocasionar tensiones entre la pareja y esto se ve reflejado en los hijos; los bancos no renuncian al dinero que se les debe y habitualmente ejercen todo tipo de presión antiética para lograr que las personas paguen; finalmente, la combinación de todos los factores puede incrementar significativamente los niveles de stress, que es considerado el detonante de un número considerable de problemas de salud.

Es importante que a lo largo del año estemos consientes de lo saludable que es tener un buen manejo de nuestras finanzas personales, por tal motivo Sofía Macías continuando con el éxito de su libro Pequeño Cerdo Capitalista (Editorial Aguilar) lanza el Libro Agenda. Pequeño Cerdo Capitalista de esta serie bajo el mismo sello editorial.

Una agenda que proporciona sencillas recomendaciones durante los 365 días del año para mantener en buena salud nuestras finanzas y alcanzar así la tranquilidad financiera que deseamos.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical

Este texto ha sido publicado en:

http://efektonoticias.com/finanzas/presentan-libro-agenda-pequeno-cerdo-capitalista

“Capital”, novela que explora nuestra conducta financiera

Estándar

La economía es uno de los temas fundamentales en nuestra vida –y pienso que de cualquier sana sociedad que se precie de serlo–, ya que tarde sin importar nuestra actividad laboral todo mundo nos enfrentamos diariamente a la necesidad del manejo de los recursos financieros, y toma mayor relevancia cuando se trata de la dirección de nuestros recursos particulares, mismo que repercuten en la sociedad.

_visd_0000JPG019RC

Lamentablemente ésta no es una materia que se brinde en la educación básica de nuestro sistema educativo, aunque bien podría serlo, ya que repercute de forma drástica en todos los niveles y áreas de nuestra vida, así como en las relaciones humanas del día a día al adquirir bienes, alimentos, ropa, invertir ahorros, o al pagar servicios como agua, luz, gas, o qué me dicen sobre la decisión tan trascendental, porque lo es, como la de adquirir una tarjeta de crédito.

Y es que todas las sociedades se enfrentan a una grave situación financiera, por lo que si no aprendemos a mantener un control adecuado de nuestras finanzas, y la adecuada observación del flujo de la economía, nos podría acarrear una deplorable salud financiera.

Esto toma mayor preponderancia al ver los indicadores económicos en récords sin precedentes de déficit presupuestarios, bancos en quiebra y sin un quinto en los bolsillos.

Como sociedad hemos olvidado cómo demorar las satisfacciones. Vivimos en una época en la que todo se hace al momento, como las comidas rápidas “cocinadas” en el horno de microondas, ya que con tan sólo desear algo lo queremos tener al instante, y desgraciadamente aniquilamos nuestras finanzas dejándonos llevar por el consumismo que los medios de comunicación ejercen sobre el público con la finalidad de elevar la bien nombrada “materialitis” de la que esta generación es presa.

En este marco, el escritor inglés, John Lanchester (Hamburgo, Alemania, 1962), aborda esta problemática en su más reciente novela Capital (Editorial Anagrama), en la que refleja la pérdida de identidad y rumbo de la sociedad en una época donde la compra de bienes raíces, la de ¡ganar-ganar dinero! Y la de los brókers (trabajadores que apuestan en bolsa de valores y acciones bursátiles que les puede significar a ellos y sus clientes grandes ganancias… pero también enormes pérdidas) es lo esencial para mantenerse a flote en el mundo de los negocios.

Una espectacular novela en la que Lanchester dibuja una sociedad londinenses multirracial –y multicultural, aunque a estas alturas la línea que las diferencia ya esté difuminada– y opulenta de finales del siglo XX y principios del XXI, ocupando Londres el papel preponderante de una ciudad pródiga que está fundada en la banalidad del metal corrosivo que es el dinero.

Como ya lo ha dicho John Lanchester en múltiples entrevistas, en Capital no queda claro si lo que ocurre lo genera el propio sistema, como si de un ser vivo se tratara, o en el fondo están los males eternos del ser humano: avaricia, egocentrismo, pulsión sexual… sin dejar de lado los rasgos de racismo imperantes en el hombre.

Tras la publicación de esta obra, Lanchester ha sido comparado con figuras literarias como Charles Dickens o Anthony Trollope, sin embargo es poseedor de una personalidad y talento narrativo descomunal, que lo han encumbrado dentro de las mejores plumas contemporáneas a nivel mundial.

En definitiva, La mejor enseñanza que Capital nos brinda es que no importa cuánto dinero tengamos, todos podemos –debemos– aprender a administrarlo mejor, ahorrando con la finalidad de fijarnos metas a corto, mediano y largo plazo, y así acceder a un mejor nivel de vida de manera planificada y consumiendo de forma reflexiva… y no emocional.

Si nos administramos lo mejor posible, seremos conscientes de cómo gastamos nuestro dinero y podremos sacar un mejor provecho de él con tan sólo pequeños ajustes, evitando el gasto hormiga por ejemplo, o la sobreadquisición de alimentos que al final de la semana seremos incapaces de consumir; y que se traduce en fugas de dinero y en desastres ya no sólo en nuestros bolsillos, sino que afectan nuestras relaciones interpersonales.

Capital, una obra cumbre que explora la conducta social a través del capital monetario. Una obra que reflexiona sobre nuestro entorno y nos permite indagar en el imaginario general.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/capital-novela-que-explora-nuestra-conducta-economica-literatura

Del dinero plástico a una cultura financiera

Estándar

Uno de los temas fundamentales en nuestra vida –y pienso que de cualquier sana sociedad que se precie de serlo–, es la buena administración de las llamadasfinanzas personales, ya que tarde que temprano, no importa cuál sea nuestra actividad laboral, todo mundo deberá enfrentarse a la necesidad del manejo de los recursos financieros, y toma mayor relevancia cuando se trata de la dirección de nuestros recursos particulares.

Lamentablemente ésta no es una materia que se brinde en la educación básica de nuestro sistema educativo, aunque bien podría serlo, ya que repercute de forma drástica en todos los niveles y áreas de nuestra vida, así como en las relaciones humanas del día a día al adquirir bienes, alimentos, ropa, invertir ahorros, o al pagar de servicios como agua, luz, gas, o qué me dicen sobre la decisión tan trascendental, porque lo es, como la de adquirir una tarjeta de crédito.

Y es que la sociedad mexicana en su conjunto, se enfrenta a una grave situación financiera, por lo que si no aprendemos a mantener un control adecuado de nuestras finanzas, el suceso podría derivar muy pronto en que nuestro país se enfrente a una deplorable salud financiera, con récords sin precedentes de déficit presupuestarios y bancos en quiebra.

Las estadísticas de quiebras financieras muestran claramente que este declive es un hecho, éstas no revelan ciclos, sino, más bien, una alarmante baja constante y no muestran conexión con la inflación, el desempleo, la recesión ni ninguna otra tendencia nacional, a excepción del aumento de las deudas personales.

Trasladándonos a 1929 y tomando como ejemplo a los Estados Unidos –la llamada “superpotencia” económica mundial–, que actualmente es la nación más endeudada del orbe,  se sabe que para ese año de “la gran crisis” únicamente 2% de las viviendas de los americanos estaban hipotecadas, y que para 1962 sólo 2% no lo estaban.

Las cifras actuales son más alarmantes, simplemente en nuestro país 80% de la población económicamente activa está comprometida con una línea de crédito. No debemos engañarnos creyendo que estos problemas sólo los enfrentan las grandes compañías o los buenos para nada. Al contrario, son las típicas familias con uno o dos niños, una mascota y con rutinas cotidianas e incluso profesionistas con trabajos estables quienes lamentablemente perdieron el control de la situación y suponen que la tarjeta de crédito “es dinero extra” sobre su sueldo, ¡craso error!

Como sociedad hemos olvidado cómo demorar las satisfacciones. Vivimos en una época en la que todo se hace al momento, como las comidas rápidas “cocinadas” en el horno de microondas, ya que con tan sólo desear algo lo queremos tener al instante, y desgraciadamente aniquilamos nuestras finanzas dejándonos llevar por el consumismo que los medios de comunicación ejercen sobre el público con la finalidad de elevar la bien nombrada “materialitis” de la que esta generación es presa.

No importa cuánto dinero tengamos, todos podemos –debemos– aprender a administrarlo mejor, ahorrando con la finalidad de fijarnos metas a corto, mediano y largo plazo, y así acceder a un mejor nivel de vida de manera planificada y consumiendo de forma reflexiva… y no emocional.

Si nos administramos lo mejor posible, seremos conscientes de cómo gastamos nuestro dinero y podremos sacar un mejor provecho de él con tan sólo pequeños ajustes, evitando el gasto hormiga por ejemplo, o la sobreadquisición de alimentos que al final de la semana seremos incapaces de consumir; y que se traduce en fugas de dinero.

Esta situación sólo refleja nuestra incapacidad personal de nunca “decirnos no”. Pienso que antes de exigir al gobierno y funcionarios públicos vigentes responsabilidad en el manejo de los recursos monetarios, debemos corregir nuestras propias fallas y sanear nuestras finanzas personales, ya que el deterioro del Estado es únicamente el reflejo de una sociedad que actúa en detrimento de todo el sistema nacional.

¿Qué opina al respecto estimado lector?

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/opinion/del-dinero-plastico-una-cultura-financiera