Archivo de la etiqueta: Fuego

Fuego y ceniza sobre Guatemala [OPINIÓN]

Estándar

Al menos 68 personas han muerto en Guatemala tras la erupción del volcán de Fuego, según los datos oficiales que replica la prensa guatemalteca, luego de la violenta erupción que tuvo lugar en la tarde del domingo de este coloso.

Ríos de lava y lodo hirviendo sepultó el caserío El Rodeo de Escuintla, en el sur del país. El máximo responsable de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), Sergio García, afirmaba que al anochecer del domingo se contabilizaban, además, 20 personas heridas, otras 3.100 evacuadas y un total de 1,7 millones de ciudadanos afectados por la explosión. De momento se desconoce el número de desaparecidos y el de refugiados, ya que muchos de ellos han buscado acogida en casas de familiares o amigos. Las cifras fueron aumentando.

Tres erupciones previas, que comenzaron desde el martes 29 de mayo, daban avisos de la tragedia que se venía.

La tercera explosión fue la definitiva. Solo 48 horas después de que entrara brutalmente en erupción, comenzó de nuevo el caos. Esta vez no fue una erupción, sino el movimiento del lahar, un flujo de sedimento y agua a altas temperaturas, aún más peligroso que la lava, que había quedado blando desde la primera explosión, y que comenzó a deslizarse ladera abajo por el cauce del río arrasando con todo lo que encontraba.

En ese momento cientos de miembros de protección civil, militares, bomberos, ambulancias y campesinos comenzaron a correr en dirección contraria al volcán. Al mismo tiempo, el pánico se apoderó de la ciudad de Escuintla, cabecera municipal del departamento que lleva su nombre, y que ejerce de centro de avituallamiento en las labores de búsqueda.

Rumores, caos y la tragedia finalmente, “la actividad del Volcán de Fuego continúa” decían las autoridades, pero nada de esto provocó la evacuación inminente… llegó la muerte para muchos.

Toneladas de arena, tierra, agua, ceniza y lava se vertieron en las laderas del volcán de Fuego, haciendo honor a su dantesco nombre, provocando inundaciones, el colapso del sistema eléctrico y escasez de alimento y agua potable; un escenario mortífero y un olor putrefacto se apoderaron del ambiente, sin saber con certeza si se trataba de animales muertos o de cuerpos de personas fallecidas tras la erupción.

Nuevamente las carencias de un pueblo, y la falta de programas de protección civil salieron a la luz.

Los guatemaltecos viven momentos de luto, y con cada tronar del cielo, entra el temor pensando en el estremecimiento de la tierra.

Deseamos que pronto los guatemaltecos recuperen su tranquilidad, y tras las cenizas, polvo y estructuras derruidas, renazco la valentía de un extraordinario pueblo.

“No tendrás rostro”… la búsqueda de libertades honradas en medio de la violencia

Estándar

Hace dos años, 175 medios de comunicación, entre televisoras, radiodifusoras, periódicos, revistas, casas editoriales y portales electrónicos de información signaron el Acuerdo para la Cobertura Informativa de la Violencia en el que se comprometieron todos ellos a adoptar estrategias que ayudaran a tomar posturas en contra del crimen organizado a fin de evitar convertirse en voceros involuntarios de grupos de terror.

703099-N

Cabe mencionar que la iniciativa tuvo como objetivo garantizar la libertad de expresión –en el entorno de criminalidad y violencia que enfrenta México desde hace ya varios años–, para que periodistas pudieran dar cuenta de los hechos asumiendo criterios editoriales ante las formas tan cruentas que adopta la delincuencia, misma que ha puesto a prueba la fuerza del Estado para refrenar a grupos delincuenciales que hacen del pánico su modo de subsistir.

Sin embargo –y es que nunca las buenas intenciones son suficientes–, a dos años de distancia de esta histórica reunión de altos directivos, conductores y periodistas en general, las cifras de colegas desaparecidos es alarmante; el número de reporteros, redactores y editores muertos que cubrían la fuente policiaca aterra;  y el cada vez mayor número de medios que “deciden” acallar su voz en temas sobre crimen organizado por intimidaciones directas a su personal o ataques a sus instalaciones va en aumento, como sucedió con un importante medio del norte de nuestro país en la segunda semana de marzo de este año.

Bien es cierto que el manejo de cualquier información, ya sea de parte del Gobierno o de medio de comunicación alguno, debe ser abordado de manera objetiva como lo demanda el ejercicio periodístico, pero sobre el crimen organizado la objetividad –y aquí el periodismo es permisivo– no es posible plasmarla cuando de lo que se habla es un hecho que lacera a la sociedad misma, que por falta de capacidad o de sobrada incapacidad de las autoridades competentes, según quieran verlo, hiere, lastima y lesiona la libertad de expresión… que cabe recordar es uno de los derechos fundamentales en cualquier sociedad sana que se jacte de serlo, a fin de estar informado para tomar mejores decisiones.

Es así como surge No tendrás rostro (Editorial Tusquets) del escritor David Miklos (Texas, Estados Unidos, 1970) donde aborda el tratamiento de la violencia ante su elevado índice en nuestra sociedad, donde un grupo de personajes llegan para “iniciar” su propia sociedad en una alejada playa… desafortunadamente sus  experiencias pasadas no les ayudarán para sortear adecuadamente su “nuevo paraíso”.

Es así como Miklos –autor también de Una ciudad mejor que esta (1999); y La gente extraña (2006); por mencionar algunas de sus obras– aborda de manera alegórica a través de una “triste” metáfora literaria la violencia de la que somos partícipes, indirecta o directamente, y nos abre una visión de un futuro incierto.

Ver cómo más y más medios, más periodistas y más ciudadanos de a pie guardan silencio al ser amenazada su integridad y la de los suyos es terrible, pero más terrible es ver que las libertades de más medios, más periodistas y más ciudadanos de a pie son vulneradas en el ejercicio de una vocación que busca el bien de toda la sociedad.

La búsqueda de libertades honradas nunca debería ser coartada, y David Miklos en No tendrás rostro deja constancia de un hecho que nos pesa de manera dramática.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en: 
 
http://efektonoticias.com/cultura/no-tendras-rostro-la-busqueda-de-libertades-honradas-en-medio-de-la-violencia
 

Gonzalo Soltero, escritor de invenciones dignas de la tradición realista contemporánea

Estándar

La exploración de diversos aspectos de la realidad a través de la creación literaria se entiende como una consecuencia natural del ejercicio intelectual, no como un fin, ya que se escribe para comprender o analizar lo insospechado, y no percibiendo el mundo con la finalidad de escribir.

De este modo, el escritor mexicano Gonzalo Soltero (Ciudad de México, 1973) construye un universo fenomenal, partiendo de la base que a cada línea que se va conformando se develan frente al autor nuevas lecturas de la cotidianidad de la vida, que recrean lecturas multifacéticas no previstas al inicio de la redacción de un texto, haciéndolo único y versátil.

Tomando en cuenta que la narrativa mexicana durante el último siglo ha sido básicamente realista y que la fuente de la que se ha nutrido es La Revolución, Soltero conforma su obra usando los elementos que su entorno le brinda.

Rompiendo con la idea de lo “real” y lo “irreal”, –ya que la tradición nos marca que todo aquello que no aparece en los diarios es ficticio–, el autor sortea el intrincado obstáculo de la realidad para recrear una historia de ficción en un plano verídico, y así exponernos a invenciones dignas de la tradición realista.

En Sus ojos son fuego, un científico de nombre Adrián Ustoria se sumerge durante tres días en un juego apocalíptico en el que el ser humano toma su primigenio y eterno papel de subir como ciego a la cumbre del conocimiento y a través de la razón crear el elemento que debería salvar a la humanidad, pero en este caso contemplaremos un revés con tintes realistas que se vuelca en un experimento fatal.

De manera violenta, Gonzalo Soltero procura estremecer al lector con una narración sustentada en hechos científicos y alimentada por la imaginación desbordante del autor, que al utilizar un suceso que puede ser más real de lo que la ilusión supone, fija la atención con lógica buscando ese detonante que nos catapulte a la fantasía.

Sus ojos son fuego, ganadora del Premio Nacional de Novela Jorge Ibargüengoitia 2003, texto en que Soltero propone una magistral tesis, donde una de las ciudades más pobladas del planeta se ve tomada por sorpresa ante un desquiciamiento general de sus habitantes, producto de las sustancias químicas de la contaminación a las que están expuestos a diario los ciudadanos de la metrópoli, por ser el mismo aire que respiran.

Las escenas más dramáticas transcurren en el interior de un laboratorio de cierto instituto universitario de prestigio nacional, donde el profesor Ustoria realiza experimentos alterando el comportamiento y agresividad de los animales utilizados para sus propósitos, mientras que el caos, la violencia y las fuerzas oscuras que circundan las calles de la Ciudad de México se apoderan de las miradas de las personas, por lo que el protagonista supone que el medio comienza a modificar el comportamiento de la población.

Con esta tesis y elementos magistralmente socorridos en Sus ojos son fuego, Gonzalo Soltero escribe una novela con tintes tan reales, lógicos y creíbles, que se convierte en una invitación para que todo buen lector reconsidere si el comportamiento humano no estará más bien supeditado al entorno donde el sujeto vive y se desarrolla habitualmente.

Sus ojos son fuego, un thriller con aristas de fantasía y percepción proverbial que hay que leer.

Jorge Iván Garduño
Fotógrafo, escritor y periodista mexicano.
jorgeivangg@hotmail.com
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2011/02/13/index.php?section=opinion&article=006a1soc
 
http://apiavirtual.net/2011/01/27/gonzalo-soltero-escritor-de-invenciones-dignas-de-la-tradicion-realista-contemporanea/