Archivo de la etiqueta: Gobierno

Idealizando gobiernos imperfectos [OPINIÓN]

Estándar

Las elecciones son consideradas un método pacífico usado en las democracias para resolver el dilema de quién debe gobernar una nación; cada año, decenas de países ―consideradas democracias― convocan a sus ciudadanos a elegir a un líder quien, luego de resultar ganador frente a rivales políticos, gobernará un país durante un periodo establecido (en el mejor de los casos), decidiendo las políticas públicas emprendidas por dicha nación, utilizando los recursos financiero para tal fin que la propia ciudadanía produce.

Durante 2018, más de 40 países convocarán a elecciones, en algunos casos serán presidenciales, legislativas o ambas. Países como Rusia, Italia, Irlanda, Suecia, Libia, Camerún, Zimbabue, Egipto, Colombia, México, Brasil, Venezuela, Pakistán o bien Irak, son algunos de los países que vivirán un proceso electoral este año.

Sin importar del país del que hablemos, los candidatos a puestos de elección popular siempre hacen gala de promesas idílicas, que, de llegar al poder, aseguran cumplirán, resolviendo así problemáticas de índole económico, social, de inseguridad pública, combate a grupos criminales o a la corrupción rampante en las esferas del poder político, pero que nunca cumplen, o bien, generan una nueva dificultad para la adecuada gobernanza.

Los intentos del hombre para lidiar con los problemas de gobierno han sido frustrados porque rebasan la capacidad humana para solucionarlas. Algunos, siendo líderes honrados e íntegros, a lo largo de milenios, han procurado resolver los inmensos problemas gubernamentales. Han tratado de hallar soluciones responsables. Han querido construir un mundo mejor.

Los fines primarios del gobierno son la paz y la prosperidad, dos metas frecuentemente incluidas en el concepto de “bien común”. Los gobiernos, a lo largo de la historia, han tratado de alcanzar esas metas por caminos muy diferentes. Pero ningún gobierno en la historia los ha logrado de manera plena o permanente. Ninguno ha logrado la paz y prosperidad duraderas. Todos los gobiernos, en algún punto, han fallado. Así pues, el hombre ha demostrado su incapacidad para gobernarse.

En vez de paz, la humanidad ha conocido, en casi todas sus generaciones, la guerra y la violencia. La guerra ha sido el sello característico de la historia. Los seres humanos, en su vasta mayoría, sólo conocen, en lugar de prosperidad, la desgracia, la miseria, la esclavitud. El bienestar de unos pocos, la miseria de la mayoría, esa ha sido la regla general.

¿Qué podría ser diferente en la política mundial en estas 40 naciones que convocarán a sus ciudadanos a las urnas? Para desilusión de todos, ¡nada!, sin embargo, veo a sociedades oprimidas y con la necesidad de cambios verdaderos. Ahí radica la esperanza.

Tiempo al tiempo.

Un soldado del pueblo

Estándar

La defensa de las causas sociales y la libertad del pueblo, fue el estandarte que guió al escritor, revolucionario, poeta e intelectual indonesio Pramoedya Ananta Toer (1925-2006) en su quehacer literario; decenas de relatos y escritos así lo demuestran, ya que atestiguó algunas de las más importantes convulsiones políticas de su patria del siglo pasado, situación que lo condujo en la construcción de un universo poético en el cual el realismo y el hecho histórico curiosamente coexisten.

Su escritura parte de la lucidez, el desarraigo y el amor por la vida, invitando al lector a examinar con profundidad su realidad, siempre con la noción de la fragilidad humana acentuada por el salvajismo del poder del Estado, lo que conllevó a la fractura del tejido social indonesio a partir de la década de 1960, seguida de una represión nacional.

Con los primeros libros publicados por Ananta Toer, vino el reconocimiento internacional, pero también la censura por parte del gobierno de su país que no permitió la edición, divulgación y ni siquiera la lectura de sus obras, por lo que en aquellos años, y hasta hace unos pocos, era más fácil encontrar un texto publicado por él en el extranjero que en Indonesia, debido a la tenaz disidencia política izquierdista que mantuvo siempre el autor.

En tres ocasiones fue recluido en prisión, esto por su ideología y oposición al gobierno, permaneciendo la última 14 años en la celda y posteriormente 13 años bajo arresto domiciliario (1965-1992), hecho que lo llevó a escribir su obra más reconocida y singular: El cuarteto de Buru.

Ananta Toer basa su obra en el poder de la literatura para referir una “ilusión”, empleando la prosa como un espejo lacerante de su memoria, anteponiéndolo al medio realista; la recreación de acontecimientos o la representación de vivencias es un tema antiguo de las letras que el indonesio manejó de manera brillante en la construcción de una identidad literaria.

El cuarteto de Buru, una inusual novela basada en la referencia individual, social y la percepción de comunidad en los sucesos de la clase baja por medio de símbolos y metáforas, con el trasfondo de la memoria como eje discursivo que el autor le imprime, acentuados por el paso del tiempo, aludiendo al espacio de sus recuerdos como un estado mental, antes que como un simple relato.

Adentrarnos en la literatura de Pramoedya Ananta Toer es adentrarnos a una literatura que recrea imágenes intrínsecas que buscan expresar la fragilidad humana frente a la naturaleza en caos, donde además identificamos formas en las que los espectros y las apariencias cobran sentido actual entre el deseo y el dolor, entre la identidad y la alteridad, entre la inconsistencia y la certeza de la imagen literaria.

Su voz interior lo llevó a atravesar los obstáculos de la historia y de su experiencia personal, filtrando la memoria colectiva y el rigor intelectual donde lo real se aproxima tanto a nuestro deseo, que hace incluso posible la locura, desdoblándose al infinito de lo ya visto y vivido por el autor radicalizando la forma de conducir al lector sobre lo escrito.

Pramoedya Ananta Toer, el escritor e intelectual indonesio que dejó constancia de un hecho que marcó a toda su nación, un hombre que convirtió la represión de su país en una voz sagaz, llena de una protesta artística e ineludible.

Jorge Iván Garduño
Fotógrafo, escritor y periodista mexicano.
jorgeivangg@homail.com
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2011/05/28/index.php?section=sociedad&article=007a1soc