Archivo de la etiqueta: Irán

Escala crisis entre Estados Unidos e Irán [OPINIÓN]

Estándar

En las últimas semanas, el Gobierno de los Estados Unidos ha comenzado a aumentar la presión sobre Irán y construyendo día a día el caso contra el régimen de los ayatolás, lo que está provocando que la crisis entre estas dos naciones sigua escalando. Hay dos sucesos relevantes que hay que tomar en consideración, ya que, aunque parecieran hechos aislados, son en realidad sucesos que están interconectados.

Primeramente, hay que tomar en cuenta el anuncio por parte del presidente iraní, Hasan Rohani, al anunciar que finalmente comenzará a incumplir el acuerdo nuclear que ese país había firmado en 2015 con Washington, además de cinco potencias [China, Rusia, Reino Unido, Francia y Alemania] y la UE, pacto del que Trump se retiró hace ya más de un año. El Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC), su nombre oficial, que limitaba el programa atómico de Irán a cambio del fin de las sanciones internacionales que acogotaban su economía, quedó reducido a letra muerta.

Un segundo suceso es, la aparente decisión de Teherán, o al menos de ciertos sectores en el ejército de Irán, de obstaculizar la libre transportación de petróleo y otros materiales a través del estrecho de Ormuz, por donde circula la quinta parte del hidrocarburo que se consume en el planeta.

Hace apenas unas semanas ocurrió una segunda ola de ataques a navíos comerciales de distintos países que circulaban por esa zona. A pesar de que Irán niega toda responsabilidad en estos incidentes, el solo hecho de que Washington (incluyendo tanto a republicanos como a demócratas), además de otros de sus aliados como Reino Unido, estén abiertamente acusando al gobierno de Rohani de los hechos, y estén presentando evidencia para sostener sus acusaciones, apunta ya a una escalada mayor en la crisis.

Ante esto, el gobierno estadounidense decidió anunciar el envío de mil soldados norteamericanos al contingente que se suman a los ya desplegados en Oriente Próximo, lo que ha sido considerado por Rusia como una provocación, ya que Moscú cuenta con importantes intereses en la región. A la par, el presidente de Irán, Hasan Rohani, emitió un discurso donde asegura que su país “no va a hacer la guerra a nadie” pero, advierte que saldrá victorioso de la “guerra de voluntades y coacciones” a que le están sometiendo Estados Unidos y sus aliados.

Irán ha decidido ir tomando pasos paulatinos para irse retirando del acuerdo, acuerdo que la política de Donald Trump ha calificado como el peor acuerdo “de la historia”, de ahí la presión de EU de retirarse del mismo, e ir escalando la presión en contra de Irán a fin de orillarle a renegociar los términos del pacto.

La decisión de Irán implica ir poco a poco elevando los montos de uranio enriquecido que se producen (elemento indispensable para armar bombas atómicas), mantenerlo en el país (en lugar de exportarlo como estaba establecido en el pacto) e ir subiendo el grado al que ese uranio se enriquece. El acuerdo permite solo enriquecerlo al 3.67%, Irán ha indicado que en poco tiempo podría reasumir el enriquecimiento hasta incluso el 20%, los niveles previos al acuerdo.

Irán, abiertamente está amenazando con seguir dando pasos hacia el abandono definitivo del pacto nuclear. El mensaje es sobre todo hacia las potencias europeas firmantes, pero no nada más. El mensaje también está dirigido hacia Rusia y China. El gobierno de Hasan Rohani no está dispuesto ya a cumplir con su parte y, en lugar de recibir los beneficios que ello suponía, seguir padeciendo los efectos por las sanciones de Washington al grado del casi colapso económico.

Lo anterior se produce en paralelo al sabotaje de distintos buques en la zona del estrecho de Ormuz, y aunque Irán niega su responsabilidad en estos incidentes, la evidencia recabada por parte de países occidentales y países árabes aliados de Estados Unidos les hace concluir que las Guardias Revolucionarias iraníes se encuentran detrás de estos hechos.

Lo que está ocurriendo en realidad es que, los círculos duros, tanto en Teherán como en Washington (y países aliados), están alimentando una espiral que podría rápidamente escalar hacia un enfrentamiento armado.

La posición de los más duros en la cúpula política iraní, tenemos la de las Guardias Revolucionarias, quienes han ido cobrando fuerza y están siendo abiertamente respaldada por el líder supremo, el Ayatola Alí Khamenei. Esto explicaría el paulatino retiro del pacto nuclear hasta la posible determinación de abandonarlo del todo, y la decisión de atacar los intereses de Washington y sus aliados de diversas formas. Una de esas formas sería, potencialmente, la de los sabotajes a buques petroleros que transitan por el estrecho de Ormuz como ha ocurrido en días pasados.

Esto se suma al distanciamiento que viven Irán y Rusia, tras los sucesos en Siria. Este tipo de circunstancias parecen estar aislando aún más a Teherán, haciendo que muchos en ese país consideren que bajo el colapso económico y el asedio diplomático que enfrentan, es preferible un comportamiento agresivo que orille a las otras partes a negociar bajo mejores términos para Irán, incluso ante el riesgo de tener que enfrentar un conflicto armado. Se acercan a un punto en que cada vez hay menos que perder.

Por el otro lado, tenemos a un Donald Trump que es crítico de las grandes intervenciones que Washington ha llevado a cabo en sitios lejanos como Irak o Afganistán, lo que en su opinión solo cuesta mucho dinero y vidas estadounidenses sin arrojar beneficios. Trump prometió retirar a su país de ese tipo de compromisos. Su idea, al abandonar el pacto nuclear, reactivar e intensificar las sanciones y la presión máxima sobre Teherán, no era detonar un conflicto armado sino orillar a ese país a negociar un “mejor” acuerdo.

Sin embargo, Trump parece no haber calculado que su decisión de salirse del acuerdo nuclear y de poner a Irán contra la lona, iba a robustecer las posturas más duras no solo en Teherán, sino también en Washington, donde una guerra sería lo que menos les importe.

Es probable que Irán siga dando pasos hacia su salida definitiva de dicho pacto. Si esto sucede, y/o si los incidentes de sabotaje continúan ocurriendo, se incrementará la presión sobre los secretarios de Estado y de Defensa Nacional de Estados Unidos en el Congreso, en el Senado y en el Pentágono sobre Donald Trump, quien se verá obligado a ordenar al menos uno o varios ataques que en principio podrían buscar ser limitados. El gran problema de los ataques limitados, sin embargo, es que nunca se sabe cómo responderá la parte atacada. Y si la respuesta es agresiva, la espiral podría salirse de control. Esto ya está teniendo importantes efectos sobre los mercados. El nerviosismo ha impactado el precio del petróleo, del oro, y se viene a sumar a los temores que existen a causa de otros asuntos como la guerra comercial entre EU y China, todo esto podría desatar desde una crisis de alimentos hasta una crisis severa de gobierno en infinidad de naciones.

Tiempo al tiempo.

Un Medio Oriente inestable amenaza al mundo [Opinión]

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 25 DE NOVIEMBRE DE 2017

En el mundo árabe actual, primeramente hay que entender que hay dos grandes rivales: el líder del islam sunita, que es Arabia Saudita, y el líder del islam chiita, que es Irán, estos dos rivales, no son sólo rivales religiosos, sino son rivales geopolíticos, que se encuentran viviendo una especie de “Guerra fría” entre ellos, y su enfrentamiento indirecto tan profundo, se ha manifestado recientemente en eventos como la guerra civil en Siria, en Yemen, o bien Líbano.

Con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, su evidente simpatía por Arabia Saudita (que dejó manifiesta en su última visita a Oriente Medio), y tras tensos acontecimientos desde inicios de noviembre, la escalada de tensión entre Arabia Saudí e Irán ha sido la constante en Oriente Medio, lo que supone un gravísimo riesgo para la estabilidad de la región, y para el mundo entero. El cruce de acusaciones entre Riad y Teherán debe cesar cuanto antes y las grandes potencias aliadas de ambos países deben ejercer la presión necesaria para rebajar una temperatura que se ha disparado peligrosamente a lo largo de las últimas semanas.

En un mundo todavía dependiente del petróleo, Arabia Saudí desempeña un papel crucial al momento de sentar las bases para la estabilidad económica, de lo cual, Riad se ha aprovechado, hasta cierto punto, durante décadas, sin embargo, la inmutabilidad del régimen ha saltado por los aires tras la purga ordenada por el príncipe saudí, y nuevo hombre fuerte del país, Mohamed bin Salmán, que ha ejecutado las órdenes de aprehensión de once príncipes, cuatro ministros en activo y decenas de antiguos ministros, todos ellos acusados de corrupción.

Por otra parte, el aliado iraní, Líbano, salta a escena nuevamente, ya que su primer ministro, Saad Hariri, en vez de comparecer ante su Parlamento, voló a Riad para anunciar su dimisión a través de un vídeo en el que confesaba temer por su vida. Acto seguido, Hezbolá, la milicia proiraní libanesa considerada grupo terrorista por EEUU y la UE —que cuenta con varios miles de militantes armados y ha protagonizado una guerra contra Israel—, acusó a Arabia Saudí de forzar la dimisión del primer ministro libanés.

La respuesta saudí ha sido fulminante: considerará cualquier acción de Hezbolá contra sus intereses como una declaración de guerra de Líbano. Este grupo libanés combate en Siria contra el Estado Islámico junto al Ejército de Asad y miembros de la Guardia Revolucionaria iraní. La victoria de estas fuerzas crearía un corredor chií desde Irán hasta el Mediterráneo, algo que el Gobierno de Jerusalén —empeñado en evitar que Hezbolá reciba de Teherán armas y misiles con los que atacar a Israel— no está dispuesto a permitir, lo que aproxima a israelíes y saudíes, que también recelan del programa nuclear iraní y de la influencia de Teherán en la región.

Si hay una región del mundo en la que las tensiones pueden llevar a conflictos de consecuencias funestas, esa es Medio Oriente. Estados Unidos —principal aliado de Arabia Saudita e Israel— y Rusia —aliado de Irán y Siria—, podrían actuar para rebajar la tensión, aunque bien la injerencia de estas naciones podría desatar más tensión en la región, y la mediación europea está a la puerta, lo que suma más actores en un posible conflicto.

En suma, a cada minuto se va tornando el Medio Oriente más inestable, y la amenaza al mundo, como una posible realidad.

Cuando el temor es rey [Opinión]

Estándar

Mi columna de hoy en el periódico #CapitalMexico “CUANDO EL TEMOR ES REY”. Puedes leerla en este link o adquirir un ejemplar en cualquier puesto de periódicos del DF: http://ow.ly/KNArr

11025606_10152804038586270_1681042805_o

Texto publicado en el periódico Capital México, el miércoles 25 de marzo de 2015. Para su reproducción total o parcial es necesario citar a Capital México y al autor.

Mahmud Dowlatabadi, el poder enigmático de la literatura iraní

Estándar

El coronel (Editorial Siruela) es una impactante novela del escritor iraní Mahmud Dowlatabadi plagada de intensos personajes unidos todos por una historia narrada de manera brillante y algo inusual, pero común en la literatura de este extraordinario literato.

el-coronel-9788498415483

Acercarnos a la obra de Dowlatabadi nos proporcionará una satisfacción placentera donde lo tradicional y lo moderno, el pasado y el presente, el terror y la esperanza se combinan de manera magistral en una novela persa, saturada de colores y matices propios de aquellos lugares enigmáticos y tan apartados que bien podrían parecer salidos de siglos pasados.

La historia está acompañada de unos personajes exquisitamente delineados y con un psicologismo propio de los maestros del siglo XIX. Así, la historia posee todo lo necesario para atraparnos y sorprendernos página tras página y robarnos el aliento con emociones exuberantes propias de la más pura literatura iraní.

La obra se centra en la historia de un coronel. Quien ha sido testigo de un momento histórico único, por lo que el coronel del Shah irá relatando, detalladamente, los momentos más trágicos de su vida, todos inmerso y relacionados con uno de los momentos más sublimes de aquél Irán: la Revolución Islámica.

Así, sufriendo como hombre, pero sobre todo como padre, nos encontraremos con sus más amados tesoros: sus hijos. Ellos, jóvenes llegados al mundo con ideales de cambio, de revolución y de progreso respiran un aire casi heroico, mientras su padre da cuenta que, en realidad, aquí no hay héroes, sino víctimas.

La obra El coronel alcanza a ofrecernos a la perfección ese contrapunto entre relato épico y tragedia inevitable, por lo que Mahmud Dowlatabadi sorprende de la mejor manera, con una prosa limpia, ligera y que permite la fluidez de lectura que se sumerge en un mundo escindido.

La guerra, los muertos, la sangre derramada de miles con y sin causa, son algunos de los temas que esta novela logra navegar sin jamás hundirse en una moralina pesada e inútil.

El deseo de liberarse será aquí el norte de algunos personajes, pero también será su tumba ya que siempre que hay un deseo, este puede verse frustrado.

Mahmud Dowlatabadi es un escritor proveniente de Irán. Es uno de los más reconocidos en su país y posee algunas novelas que han alcanzado gran éxito en el mundo de la literatura universal.

El coronel, una obra de un escritor imprescindible para adentrarnos en la literatura iraní, una de las más enigmáticas y poderosas que existan.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/mahmud-dowlatabadi-el-poder-enigmatico-de-la-literatura-irani-literatura
 

Encrucijada mortal [Opinión]

Estándar

Las imágenes impactaron al mundo, cuerpos de jóvenes, adultos y en su mayoría niños tumbados en el suelo producto de lo que se supone fue el efecto del Gas Sarín –que una vez que invade el cuerpo humano tarda alrededor de media hora, si el contacto es con la piel, para manifestarse y colapsar las funciones esenciales de los órganos antes de la muerte inevitable entre sudores, mareos, espasmos y finalmente la asfixia y el paro cardiaco–, hombres desesperados intentando evitar lo inevitable: la muerte.

Al parecer el video fue grabado en Siria y difundido por los medios locales e internacionales, y según dicen los expertos todo indica que lo que documenta es un ataque químico contra una población civil, algo nunca antes visto casi en tiempo real.

Este suceso prendió las alarmas en la comunidad internacional y por primera vez –y no los dos años de guerra y los más de cien mil muertos–, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pide al gobierno de Bassar Al-Assad garantizar la integridad de la población siria y el cese al fuego, sin embargo, Estados Unidos ha manifestado que intervendrá militarmente en el territorio sirio en las próximas horas.

Lo alarmante aquí es que Siria no es, por mucho, Irak, país árabe que la Unión Americana invadió en 2003, culminando con el derrocamiento de Saddam Hussein a quien condenaron para morir en la horca, orden ejecutada en diciembre de 2006.

Estados Unidos cuenta con el apoyo de nueve naciones: Alemania, Arabia Saudita, Canadá, Francia, Italia, Jordania, Qatar, Reino Unido y Turquía, quienes están decididos para encabezar una operación militar desde portaaviones desplegados en El Mediterráneo, al tiempo que otro frente ataca vía el Golfo Pérsico.

Lo preocupante es que, si bien existen gobiernos árabes que apoyan el derrocamiento de Bassar Al-Assad, el grueso del mundo árabe no es probable que dejen solos a los sirios… ya Irán y Rusia se han pronunciado en contra de un despliegue militar contra Siria, y para Teherán podría ser ésta la oportunidad de encabezar el poderío del mundo islámico contra “Occidente”, a sabiendas que si Siria cae, ellos serían el siguiente objetivo.

Aunque suena arriesgado y muy aventurado, las piezas se han ido acomodando poco a poco, y tarde que temprano –hoy o mañana– las tensiones en Medio Oriente desatarán más de un demonio que por siglos han estado esperando el día y la hora para desencadenar un cataclismo de proporciones mundiales.

Es cuestión de tiempo… y de tener la escusa perfecta, ya sea el petróleo o el agua o bien un ataque con una de las armas químicas más letales creadas por el hombre: Gas Sarín, que hay que señalar, Siria posee grandes cantidades, mismas que estará dispuesto para utilizar contra sus enemigos y la población civil.

Es posible que un eventual ataque de los Estados Unidos contra Siria no desate una guerra de proporciones universales, pero agrega tensión a la desgastada relación del mundo árabe con Occidente, léase Israel, Europa y Estados Unidos, algo que, insisto, coloca las piezas para una encrucijada mortal.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/opinion/encrucijada-mortal

“Los pájaros amarillos”, un paisaje de acontecimientos vívidos de la guerra de Irak

Estándar

El 20 de marzo de 2003 la Coalición de la Voluntad liderada por el Ejército de los Estados Unidos, e integrada por las naciones de Reino Unido, España, Portugal, Italia, Polonia, Dinamarca, Australia y Hungría, iniciaron la invasión a Irak, con el firme objetivo de localizar y erradicar el armamento de destrucción masiva que el gobierno de Saddam Hussein presuntamente poseía.

00106520647907___P1_1000x1000

Luego de los atentados terroristas del 11 de septiembre, y tras la invasión que los norteamericanos efectuaron a finales del 2001 a Afganistán, el presidente de la Unión Americana en aquel entonces, George W. Bush, fijó sus objetivos en Irak, Irán y Corea del Norte, denominándolos como “El eje del mal”, por lo que las tensiones fueron en aumento.

La guerra de Irak se dio en medio de grandes protestas en diversas ciudades de todo el mundo, y muy a pesar de ello, entre el 20 de marzo y el 1 de mayo de 2003, el Ejército de los Estados Unidos se alzó con el control de toda la nación iraquí, sin embargo no fue hasta el 13 de diciembre de 2003 que capturaron al ex dictador Saddam Hussein, quien fue condenado a la horca, orden ejecutada el 30 de diciembre de 2006.

Los años siguientes fueron de de enfrentamientos al estilo guerra de guerrillas, en el que las fuerzas armadas norteamericanas enviaron comandos especiales a Irak, y en ciudades como Bagdad, Mosul o Tal Afar, los ejércitos se atrincheraron argumentando que debían permanecer hasta que la inestabilidad generada por el gobierno liderado por el Partido Baath Árabe Socialista desapareciera.

Uno de los hombres que asistieron al país árabe para combatir en nombre de los norteamericanos fue Kevin Powers (Estados Unidos, 1980), quien enrolado en el Ejército estadounidense se encargó de una ametralladora en Mosul y Tal Afar durante los años 2004 y 2005, vivencia que aprovechó para conjugarla con su talento narrativo en lo que representa su ópera prima: Los pájaros amarillos de Editorial Sexto Piso.

En esta dramática novela, Powers recrea un mundo escindido, donde el soldado Bartle describe el destrozado paisaje durante sus horas sudorosas en que permanece pertrechado tras su armamento en espera de las líneas enemigas para exterminarlas.

Caminatas en busca de ciudadanos traumatizados, toma de edificios derrumbados y una realidad muy alejada de la cómoda vida estadounidense, es a lo que se enfrenta Bartle en Irak en el que hay escombros sobre los escombros de otras guerras pasadas de las que aún no es posible salir de las reminiscencias que están presentes.

Bajo relieves oscuros, y una mirada que cuestiona la ética de la guerra y las buenas intenciones de la comunidad internacional en apoyo de los habitantes del país árabe, en el que el soldado es el actor principal, la muerte su rostro y la vida algo que no es habitual presenciar por las calles de Irak, y lo primero y único que puede uno perder entre tanta desolación.

La perspectiva del soldado Bartle se desdibuja con la de Kevin Powers, asemejándose a una autobiografía que lacera y estremece el alma humana, que en busca de darle sentido a la vida al ingresar a las fuerzas armadas y asistir a la danza de pólvora, plomo y sangre en Irak, surge el cuestionamiento sobre cómo darle sentido a la muerte.

Kevin Powers, maestro en Arte por la Universidad de Austin, ha sido galardonado con los premios First Book Award del periódico The Guardian; seleccionado como el segundo mejor libro de narrativa durante el 2012 por Amazon; y el pasado 24 de marzo recibió el Premio Hemingway, todos estos reconocimientos por Los pájaros amarillos.

Una novela que deja de lado la historia narrada por Hollywood, y que de primera mano nos adentra al espeluznante mundo creado por la guerra y el conflicto humano… algo que siempre habrá que recordar para definir mejor nuestras acciones futuras como sociedad.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/los-pajaros-amarillos-paisaje-de-acontecimientos-vividos-de-la-guerra-de-irak