Archivo de la etiqueta: Juan José Rodríguez

“Guerrero del mar”, de Juan José Rodríguez

Estándar

Una repentina serie de tsunamis ha devastado diversas ciudades del planeta, por lo que el gobierno de los Estados Unidos (representado por la fuerza naval y su almirante, Joseph Troy) y Guerreros ecologistas (los biólogos marinos Raymond Rainieri y Nadia Nussica) están en alerta roja.

guerrerodelmarjuanjosérodriguez

Para la sorpresa y disgusto de todos, sólo hay una forma de resolver el enigma y tranquilizar a la naturaleza; deberán aliarse y combatir juntos contra la fuerza maligna y poderosa que está ocasionando estos desastres: la mente maestra del científico Kalibán.

Esta es la historia de Guerrero del mar (Ediciones B), escrita por el multifacético escritor Juan José Rodríguez e ilustrada por Abraham Balcázar.

Juan José Rodríguez (Sinaloa, México, 1970), es referente en la literatura referente a la cultura del narco, sin embargo, en esta ocasión hace gala de su talento narrativo para adentrarnos en una aventura para jóvenes y adultos donde el futuro de nuestro planeta puede estar en riesgo.

Juan José Rodríguez busca que Guerrero del mar llegue a lectores adultos y no sólo se quede en los jóvenes, ya que considera importante que los primeros lean porque el principal problema que tenemos es que a la gente mayor –conforme se van alejando de la adolescencia– se olvidan de sus años de juventud y comienzan a alejarse de la lectura.

Juan José Rodríguez Ramos debutó con el libro de cuentos Con sabor a limonero (1988), al que han seguido las novelas El náufrago del mar amarillo, Asesinato en una lavandería china (Conaculta), El gran invento del siglo XX (Joaquín Mortiz), Mi nombre es Casablanca (Mondadori) y La casa de las lobas (Plaza y Janés).

En el 2002 recibió el Premio Nacional de Cuento Gilberto Owen por el libro inédito Los hombres del Ave María y en 2004 el Mazatlán de Literatura por la novela Mi nombre es Casablanca. En julio de 2009, Eduardo Rossoff inició la filmación de Sangre de familia, película basada en la novela Asesinato en una lavandería china.

Jorge Iván Garduño

@plumavertical

Este texto ha sido publicado en:

http://efektonoticias.com/noticias/mexico/guerrero-del-mar-de-juan-jose-rodriguez

Mi nombre es Casablanca, novela cargada de pólvora, plomo, material hirviente e hiriente

Estándar

La escalada de violencia que se suscita en este o en cualquier otro país, puede entenderse como el resultado de ausencia de responsabilidad y corresponsabilidad del individuo por su entorno, así como de la pérdida de valores de la base de la sociedad que es la familia, y por ende, una sinrazón de libertinaje que pone en jaque el tejido social que con tanto esfuerzo se construye por generaciones.

Cúpulas de poder carcomidas por el crimen organizado, una democracia tambaleante víctima de la embestida de la violencia repartida por todos lados, zonas hostiles, ejecuciones, secuestros, impunidad y corrupción, son los constantes boquetes por donde se cuela el miedo en la vida familiar.

En suma, la turbación se ha vuelto ya una forma de vida, siendo el narcotráfico un factor determinante en la estabilidad nacional, que no se doblega a pesar que cada descarga hiere a la sociedad, transformado el crimen en una nueva realidad, donde la muerte anda a caballo desbocado.

Dentro de este cuarto de pánico, el escritor mexicano, Juan José Rodríguez (1970), recrea una de las literaturas mejor logradas en lo referente a la cultura del narco, siendo un claro ejemplo de esto su novela Mi nombre es Casablanca.

Esta obra a la que me refiero, está construida a partir de la experiencia trepidante que se vive en Mazatlán en torno al narcotráfico, la corrupción de las más altas cúpulas gubernamentales y los intentos desesperados de un sector cada vez más reducido de los organismos policiacos que luchan en contra de estos cánceres sociales y públicos.

Una realidad que es imposible ignorar, siendo este libro una radiografía producto de la estela dejada por los hombres de la hierba, por los capos de la bala y el terror, por los señores que someten a las ciudades, zarandean las voluntades, arrinconan con la mirada en espacios abiertos con la violencia desconcertante que practican.

Novela escrita en primera persona, en la que el autor nos permite adentrarnos en los bajos fondos de una Mazatlán dibujada con plomo, pólvora y sangre caliente, olvidándonos por completo de la playa soleada, el mar y las diversiones acuáticas, porque la cultura del narco a permeado el trabajo periodístico, intelectual y literario en los últimos veinte años de manera brutal.

Mi nombre es Casablanca, una obra literaria que se desdobla en múltiples caminos circundantes, tejiendo una maraña boscosa en la que cada paso dado, es una posibilidad de ciegos en dar con la verdad, situación que le agrega elementos de suspenso policiaco, novela negra o thriller detectivesco que busca resolver una serie de crímenes aparentemente aislados que exigen una explicación.

Juan José Rodríguez, un escritor que ha construido una prosa con base en la cultura del narco, que sin lugar a dudas, comparte con el también sinaloense Élmer Mendoza, Leobardo Sarabia, Arturo Pérez-Reverte o Jorge Franco, en un paralelo hirviente.

La lectura de esta u otras novelas con igual temática, nos permite concientizar hasta qué punto el cáncer carcome y destruye, interrogar y analizar el entorno, ya que finalmente, la literatura no es un acto de cobardía sino de salvación, que busca cambiar desde adentro, desde el pensamiento la realidad, permitiéndonos acercar a nuestra existencia a fin de percibir mejor lo que somos y los que es el mundo.

Esta obra, logra de forma avasallante, ser un fiel espejo de los actuales sucesos de la sociedad, a fin de reconocer nuestras limitantes para definir mejor el futuro.

Jorge Iván Garduño
Fotógrafo, escritor y periodista mexicano.
jorgeivangg@hotmail.com
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2011/02/20/index.php?section=sociedad&article=006a1soc
 
Revista “Molino de letras” Abril-Junio 2011.