Archivo de la etiqueta: Libros

“No escribo de lo que me gusta, escribo de lo que odio”: Chascas [AUDIO]

Estándar

Uno de los diez mejores escritores/guionistas latinoamericanos, según The New York Times, José Ignacio Valenzuela “Chascas”, 9 de cada 10 personas en América Latina han visto o leído su trabajo (sin saberlo), ya que es escritor y guionista de telenovelas, series de ficción, obras de teatro, películas, cuentos y libros para todo tipo de públicos.
Aquí la gran plática que tuve con él para PLUMAVERTICAL

Anuncios

Los acentos de la FIL [Opinión]

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 2 DE DICIEMBRE DE 2017

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), ese gran escaparate editorial en español, la feria del libro más importante de Latinoamérica, y la segunda feria del mundo, sólo detrás de Fráncfort, ha hecho vibrar a la capital jalisciense.

Y es que, teniendo a Madrid como ciudad invitada, sólo Los Ángeles había tenido esta distinción, ha sido pasarela y escenario para que 700 autores de 41 países desfilaran por sus pasillos de más de 34 mil metros cuadrados, que sus 800 mil visitantes han disfrutado sin lugar a dudas.

Fue así como Paul Auster abrió uno de los salones para presentar 4321, su nueva novela tras siete años de silencio. El francés Emmanuel Carrère, el último tótem de la no ficción, que también presentó su libro, Conviene tener un sitio adonde ir, recibió el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances, que por quinto año consecutivo recae en un autor no latinoamericano.

Con el título, Pongamos que hablo de Madrid, pinturas, collages y fotografías de Ouka Lele, Carlos Alcolea, Pablo Pérez Minguez o Elena Asins. El autor teatral español más traducido en la actualidad, Juan Mayorga, presentó su último montaje. Y cada una de las nueve noches, músicos madrileños compartieron el escenario junto a músicos madrileños y mexicanos como son: Vetusta Morla, Santiago Auserón, Sonido Gallo Negro, Leiva, Natalia Lafourcade, Amaral, Carla Morrison o Instituto Mexicano del Sonido.

Madrid lidera la producción editorial española con casi 20.000 títulos al año y unas 900 editoriales. México es la pasarela tradicional para el mercado latinoamericano y la FIL, el trampolín para zambullirse en el negocio editorial. La venta de libros y de derechos superó el año pasado los 40 millones de dólares. En esta edición, se espera la asistencia de más de 20.000 profesionales del libro, más de 2.000 editoriales y la presentación de 400.000 títulos de los 47 países representados, habrá que esperar las cifras oficiales.

La capital española ha tenido su propio pabellón dentro del recinto. “Un gran cilindro negro por fuera y blanco por dentro, con un techo lleno de luz. En el interior levantándose unas gradas blancas, creando un anfiteatro, un ágora, coronado en su parte superior con una banda de estanterías llenas de libros”, según el propio arquitecto Alberto Campo Baeza. Una obra efímera y luminosa inspirada en Ganarás la luz, un verso de León Felipe, uno de los grandes poetas exiliados en México.

Una gran feria, sin lugar a dudas, pero el gobierno mexicano tiene una mucho mayor deuda con los lectores mexicanos, ya que, según cifras presentadas por la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, sobre los indicadores del sector editorial privado en México de 2016, así como una estimación de venta para 2017, la industria editorial va a la baja, al sufrir una contracción del 5.2% con respecto al 2015.

Lo que se requiere son políticas públicas para el fomento a la lectura, y no leyes “Frankenstein” que, en lugar de incentivar la industria editorial, dan paso para que empresas extranjeras como Amazon se adueñen del mercado, y es que, en un país con más de 128 millones de habitantes, es irrisorio tener una cifra de alrededor de 1700 librerías en todo el territorio nacional, tan sólo por poner un ejemplo.

Que orgullo es tener la segunda feria más grande e importante del mundo en nuestro país, pero hace falta exigir a nuestras autoridades mayor presupuesto al sector cultural, y estímulos fiscales verdaderos para todos los integrantes de la cadena de valor del libro.

Fomento a la lectura, detonante económico [Opinión]

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 26 DE AGOSTO DE 2017

Además de ser uno de los principales eslabones de venta de libros, las ferias propician la cohesión, fomentan la lectura y acercan al público lector a un mundo de posibilidades; los fondos editoriales que se juntan en este tipo de actividades –como lo son recientemente Filuni, FUL Pachuca o bien FIL IPN–, serían imposibles en librerías tradicionales.

Como se ha demostrado en distintos países, las industrias culturales y de esparcimiento son parte estratégica de las economías. Generan recursos, cientos de empleos directos e indirectos, mueven a toda una cadena industrial entorno a una tarea que alimenta el espíritu y provee conocimiento y esparcimiento a la población.

Para los editores mexicanos es fundamental concientizar a la opinión pública y a las autoridades de educación y cultura de que la industria editorial es una actividad prioritaria para el desarrollo de la nación, porque el crecimiento de las industrias culturales, tienen impacto directo en el crecimiento del PIB. La industria editorial mexicana debe ser considerada por el Gobierno como estratégica, y la promoción de la lectura un detonante para el desarrollo económico, cultural y educativo, factores definitorios en la cohesión social.

Además de lo comercial, el fomento de la lectura tiene consecuencias en el desarrollo de las sociedades. El acercamiento con la lectura, sobre todo en las primeras etapas de la vida, provocan y alientan la convivencia social.  La palabra, el idioma, son elementos que alimentan la comunicación; crean consciencia y hermanan a las comunidades.

El libro, como elemento de conocimiento, de reflexión, de disfrute y desarrollo cultural, es uno de los triunfos más importantes de cualquier campaña de promoción de la lectura y se puede convertir también en un eslabón del proyecto de crecimiento para México.

¡Fomentemos e impulsemos la lectura!

Las multitudes contenidas del maestro Bob Dylan

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 28 DE ABRIL DE 2017

Es, con toda probabilidad, el cantante más analizado del mundo. La obra dylaniana alcanza dimensiones oceánicas, y a pesar de ello, es la menos comprendida tras el fallo de la Academia Sueca al otorgarle el Premio Nobel de Literatura 2016 “por haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición americana de la canción”.

Bob Dylan es sin duda el personaje que desmitifica esa idea de que literatura es sinónimo de libros e intelectualidad soberana. Bob Dylan es sin duda un juglar que se multiplica a sí mismo con personajes tan exóticos como alucinantes, algunos son vagabundos, otros inmigrantes, músicos itinerantes dirían otros, pero en cada uno de ellos está atrapada la prosa subyugante de uno de los músicos más inteligentes de todos los tiempos, aunque a muchos les haya costado asimilarlo.

Al leer su obra, sus canciones, sus frases, sus lírica, como contemplándola desde un umbral, su universo es desquiciante; adentrándonos en él, entrecruzamos las fronteras de lo real y lo fantástico donde Robert Zimmerman se ha confundido con el paisaje y nos asalta como un demiurgo venido en la noche para elevarnos por los múltiples escenarios de la Norteamérica de posguerra.

En parte, la obra de Dylan, parece estar repleta de odio a los convencionalismos americanos, y se erige en un canto de esperanza a toda la contracultura, a las minorías, a los movimientos antibélicos, toda una voz de una generación que se ha prolongado por más de 50 años. Sus letras no dejan de ser un canto extremo y admirable a las libertades tradicionales americanas, una travesía despiadada por su país y su inconsciente; el narrador de la urbe, de las prostitutas, de los locos, de los reventados por la vida, de todo ese delirante modus vivendi americano.

Bob Dylan combina desvergonzadamente amor, sexo, odio, sueños, pasiones, realidad, frustraciones y muchos etcéteras en una obra única y feroz, en la que convergen los sentimientos y contradicciones de un hombre que bien se podría encontrar al borde del abismo, pero al mismo tiempo lleno de amor por la vida.

Sus escritos, están ausentes de estructuras convencionales y carentes del uso de una narración lineal, los cuales se vinculan a la exposición introspectiva de un universo modelado con un cierto sentido lírico de la prosa, esencia libertaria y vitalista, y de una plasmación autobiográfica con base en el flujo de conciencia.

Bob Dylan es muchos libros en un solo cantautor, muchas historias e interpretaciones en un único universo, es la vida misma por donde guste ser tomada; un mosaico donde los personajes aparecen retratados en distintos momentos de sus vidas, por lo que Bob Dylan Obras Completas (Malpaso) puede ser leída a partir de donde guste el lector, y concluida de la misma manera. Ahí está, la riqueza de múltiples lecturas y de toda su riqueza. Una obra única y excepcional.

En definitiva, “Bob Dylan es cantautor de cantautores, y Ediciones Malpaso presenta la edición integral de su cancionero completo, en edición bilingüe. Esta edición ofrece, por fin, la posibilidad de explorar el vastísimo universo poético del bardo de Minnesota, desde sus primeros tientos profesionales como cantautor contestatario e ídolo de su generación, hasta el día que abrazó las armas de rocanrol y electrificó su imaginario musical. Con esta transformación también llegaría un nuevo lenguaje poético y su inclusión definitiva en el olimpo del rock. De sus fugaces conversiones religiosas a distintos credos y de otros tantos desvaríos también da noticia el propio cancionero, que deviene en hoja de ruta lírica de la singladura vital de Bob Dylan.”

Bob Dylan, el músico cantor que electrizo a toda una generación literaria.

“Big Brother” de Lionel Shriver

Estándar

Una sátira sobre las familias disfuncionales es la nueva novela de la escritora norteamericana Lionel Schriver (Carolina del Norte, 1957) Big Brother (Anagrama),  asimismo aborda el tema de la obesidad mórbida y la pérdida de peso de manera magistral.

En palabras de la autora “la satisfacción no es satisfactoria; lo que realmente queremos es el deseo”, y ese deseo es el que retrata con una pluma puntillosa con la que desmantela un problema de gordura extrema relatando la historia de Pandora, una mujer de éxito profesional y fragilidad emocional que tendrá que hacerse cargo de su hermano Edison, un pianista de jazz frustrado al que su hermana reencuentra acuciado por un problema de gordura extrema, prefiriendo a este último por encima de su marido.

Big Brother, le ha servido a Schriver para expiar problemas familiar personales, ya que su hermano falleció en 2009 por complicaciones derivadas de la obesidad mórbida y esta obra es su manera de imaginar qué hubiese ocurrido si, en vez de morir en el hospital, su hermano se hubiese mudado a vivir con ella tras una operación de reducción de peso.

Una sátira bien lograda en la que pone por escrito las obsesiones de una sociedad marcada por la eterna insatisfacción, donde afirma que el espectador televisivo ya no pide “sexo”, sino “comida”, algo mucho más prohibido y placentero para las masas.

Cabe señalar que Big Brother no tiene que ver solo con las dietas, sino con una relación profunda con nosotros mismos y nuestros apetitos, ya que el problema del protagonista es más emocional que físico.

Punzante y oscura, Big Brother explora las miserias cotidianas del ser humano y que por anda debiera de ser rechazada por aquellas personas que tienen problemas de peso.

Jorge Iván Garduño

@plumavertical

Maquetación 1

 

Este texto ha sido publicado en: 

http://efektonoticias.com/cultura/big-brother-de-lionel-shriver-literatura

“La prohibida” de Malika Mokeddem

Estándar

Por años, Argelia ha sido escenario de constantes luchas religiosas, políticas y sociales, en las que la desigualdad entre los grupos de poder y sus gobernados son una constante en ascenso en pleno siglo XXI. Esta escalofriante diferencia bien nos recuerda las discordancias entre musulmanes que a diario viven dentro de las fronteras de esta nación.

En un panorama nada alentador y teniendo como escenario este enigmático país africano, la escritora Malika Mokeddem (Argelia, 1949) utiliza los temas del exilio y la pérdida de identidad para entretejer un viaje detallado y mítico en el tiempo y el espacio en su novela La prohibida (Ediciones Era) una estupenda obra en la que un mundo desconocido por la protagonista sobrevive en sueño, pesadillas que embargan y se reiteran como obsesiones en preguntas, con las que emergen voces en la transitoriedad perenne del tiempo en el espacio.

La escritura de Mokeddem es un acto que nos vincula a lo plural, a la animalidad que subyace en nosotros recubierta de lenguajes, además nos expone a la intimidad, al deseo que traspasa las ataduras de lo cotidiano y transita en solitario sabiéndose confrontado en los límites de la noche que reposa en sí misma y regresa transformada en lo otro, en un espejo que derruye la costumbre y carcome la seguridad; un acto que persigue su liberación, una búsqueda que deja de lado la censura, el olvido.

Los vínculos que Malika Mokeddem sostiene se relacionan con hilos que escapan e intentamos atrapar, simetrías intrínsecas de secretos que no son secretos, son máculas que al ir allá traspasan el aquí y ahora, que están y no están, que simplemente no se han ido, permanecen al acecho como una luz que parpadea, como un fantasma que se arropa en la emotividad de su propio sentir explorando en las formas del lenguaje los horizontes ocultos del ser, y el existir, en la experiencia de la prosa.

La prohibida (Premio Méditerranée y la mención especial del jurado Femina) nos confronta a quemarropa con el cómo pensamos sobre nuestra identidad nacional cuando nos arrebatan nuestro país, nos mutilan nuestro futuro, nos laceran nuestro pasado y nos extirpan nuestra humanidad.

En el sur del Sur de Argelia, al borde del desierto, nació Sultana, que después de estudiar medicina emigró a Francia. Un día recibe dramáticas noticias que la deciden a viajar a su pueblo natal. En pocos días Sultana revisará su relación de amor-odio, de comprensión y rechazo con su país y su cultura: a través de un turista que ve desde fuera ese mundo exclusiva, enfermizamente masculino y de una niña deseosa de conocimientos; a través del contacto con las mujeres que acuden a ella como pacientes y con los hombres que obstaculizan cada uno de sus movimientos, va creciendo el intolerable, acuciante malestar de ser mujer allí: la inhibición absoluta de los movimientos, la mirada derogatoria y encarcelante de los demás, la prohibición a que alude el título.

Malika Mokeddem reside en Francia desde los años setenta. Es autora, entre otras, de las novelas Los hombres que caminan (Premio Littré, Premio de Primera Novela Chambéry y premio de la fundación argelina Nourredine Aba), El siglo de las langostas (Era, premio Afrique Méditerranée Maghreb de la Asociación de Escritores en Lengua Francesa), Sueños y asesinos; Nzid; El desconsuelo de los insumisos.

Jorge Iván Garduño

@plumavertical

la-prohibida45xd4fxg

 

Este texto ha sido publicado en: 

http://efektonoticias.com/cultura/la-prohibida-de-malika-mokeddem

“Las torres del cielo”

Estándar

La novela Las torres del cielo (Ediciones B) de la escritora y actriz española Coia Valls (Reus, España, 1960) es una obra de múltiples personajes donde la historia es sólo el pretexto para exponer las verdaderas intenciones de ellos.

91FYde-Tc1L._SL1500_

Una obra de arquetipos humanos, en la que las grandes pasiones que anidan en el ser humano van aflorando en distintos personajes a lo largo de la historia.

A principios del siglo XI, la montaña de Montserrat es un macizo rocoso con ermitas aisladas. Allí viven todos aquellos que huyen del mundo buscando la paz o la redención. El monasterio de Santa Cecilia da refugio espiritual a los pocos que se atreven a adentrarse en el paisaje.

En el año 1025, el abad Oliba toma una decisión que trastoca el orden establecido: un pequeño grupo de monjes se instala en una de las ermitas con la misión de sentar las bases del monasterio de Santa Maria de Montserrat. Entre ellos se encuentra Dalmau Savarés, ex soldado del conde Berenguer Ramon I, que se debate entre dos futuros excluyentes: la espiritualidad trans- formadora del eremita Basili contra el poder mundano de la Iglesia. Coia Valls recrea con su magistral minu- ciosidad un episodio fundamental de nuestra historia. Todo un homenaje a la montaña de Montserrat y al mar que ocupó este territorio mágico en el despertar de los tiempos.

Poseedora de una prosa dura, que desgarra el alma, Las torres del cielo no es simplemente novela que habla de historia, ya que ello es la escusa perfecta Las torres del cielo, un libro que no hay que dejar de leer.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en: 
 
http://efektonoticias.com/cultura/%E2%80%9Clas-torres-del-cielo%E2%80%9D-literatura
 
 

Ladrona de libros

Estándar

La Muerte, ese ente enigmático que a lo largo de la historia humana ha inspirado incontables relatos y leyendas, es ahora la encargada de fungir como la narradora de la novela Ladrona de libros (Debolsillo).

ladrona-de-libros-de-markus-zusak-12227-MLM20057194547_032014-F

Ella es la que nos cuenta en primera persona la historia de Liessel, una niña alemana que descubre durante la Segunda Guerra Mundial el placer de la lectura y el horror de la guerra.

Esta novela de Markus Zusak (Sidney, Australia, 1975) nos cuenta los horrores de aquellos que vivieron en carne propia la segunda guerra mundial como ciudadanos normales que trataban, en la medida de lo posible, de seguir con sus vidas mientras a lo lejos, en rincones inimaginables para ellos, se desarrollaban dramáticos acontecimientos.

Ése es el caso de la familia de acogida a la que llega Liessel. Una serie de personajes entrañables pueblan las páginas de esta novela: Rudy, el niño con el que Liessel entabla una gran amistad, que está obsesionado con Jesse Owens; Max, el ex-púgil judío que permanece escondido en el sótano; Hans, el pintor de brocha gorda y músico aficionado que ejerce como padre de Liessel; Rosa, la madre de acogida perpetuamente enfadada; la mujer del alcalde, y otros más en el que destaca por encima de todos Liessel, la niña protagonista, rebautizada como la “ladrona de libros”.

En esta novela encontramos el amor por la lectura (y también por la escritura) que Markus Zusak siente y que nos transmite a través de su protagonista, esa niña que recoge todos los libros que encuentra –y que no le pertenecen– convirtiéndolos en sus posesiones más preciadas, ya que la lectura de esos libros tendrán un poder positivo sobre ella y sobre otros habitantes de la pequeña población.

Con una narración ágil, a veces cortante y seca -como no podía ser menos, tratándose de la Muerte-, y otras veces, poética, Markus Zusak usa el recurso del flash-forward, que al contrario que el flash-back (que nos muestra hechos transcurridos en el pasado), nos muestra un futuro que todavía no ha sucedido, amparándose en los conocimientos venideros que tiene esta narradora excepcional.

Ladrona de libros, una obra inteligente, excepcional y emotiva, donde encontramos a un Zusak devastador y sumamente intrépido, en definitiva, una de las obras más emocionantes que hayan podido llegar a las librerías de nuestro país en los últimos años.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en: 
 
http://efektonoticias.com/cultura/%E2%80%9Cladrona-de-libros%E2%80%9D-literatura