Archivo de la etiqueta: Lilia Prado Superestrella y otros chismes

“Lilia Prado Superestrella y otros chismes”, una vuelta de tuerca a la narrativa

Estándar

El canadiense Marshall McLuhan, asentó una de las mayores teorías comunicacionales, en las que nos dice que los medios de comunicación son la extensión del hombre. Según McLuhan, un “medio” es cualquier prolongación psíquica o física del hombre, sea de oído, del ojo o de la habilidad de sentir y razonar. Así, el hacha deviene una prolongación de la mano; la vestimenta, de la piel; el alfabeto incrementa la capacidad de la memoria mediante el sentido de la vista; el automóvil amplía la facultad humana de desplazarse de un sitio a otro.

liliapradocarion

En Lilia Prado Superestrella y otros chismes (Editorial Tumbona) de Ulises Carrión (San Andrés Tuxtla, Chiapas, 1941-Ámsterdam, Holanda, 1989), se nos explica cómo el chisme puede ser uno de los soportes del arte, por lo que al experimentar con él, llega a ser como una extensión de nuestra lengua, del habla, pero además de la mente.

¿Existe en la manera en que se propagan los rumores una suerte de modelo formal de cómo se difunden y afianzan las obras artísticas? En la década de los años ochenta, Ulises Carrión completará el giro hacia una idea de arte posestético comprometido ya no con la autoría directamente en la cultura.

Aunque ese giro hacia las prácticas colectivas y las redes de participación –en detrimento del viejo sueño de reflejar “mundos personales” – ya se había iniciado con el archivo–galería de Other Books and So y su experiencia con las posibilidades erráticas del arte correo, en la última década de su vida Carrión echará a andar proyectos que involucran y afectan el entramado social y amplían y agudizan el cuestionamiento sobre los límites del arte y su relación como prolongaciones de nuestro cuerpo.

Es así como a través de experimentos con chismes sembrados y el uso del teléfono como vía de desinformación, o mediante festivales de cine cuyo fin es desnudar los mecanismos por los cuales el Gran Monstruo impone sus símbolos y los hace prevalecer en el imaginario, Carrión se revelará como un artista “contextual” (más que conceptual –como señalan sus editores–), interesado en la dimensión aleatoria, accidental, colaborativa y al cabo política del arte.

Recordando la definición de los medios como prolongaciones del hombre que hiciera McLuhan sobre que “cualquier prolongación o extensión, ya sea de la piel, de la mano o del pie, afecta todo el complejo psíquico y social”, implica que todo medio implica un cambio en la proporción en que se relacionan los sentidos entre sí, que repercute en la sensibilidad humana, y esto precisamente ocurre al difundir el chisme o la llamada desinformación.

Un nuevo medio o tecnología deshace el equilibrio perceptivo establecido por los medios anteriores, reconstituyendo el sensorio de acuerdo con la nueva perspectiva forjada por el nuevo medio. Comprender los medios y sus efectos es comprender cómo el hombre, en las palabras de Sábato, “extiende sus sentidos en todas las direcciones del espacio y del tiempo.”

Esto en la actualidad va descomponiendo paulatinamente la sociedad, con la incursión cada vez más progresiva de “nuevos medios”, nuestra sociedad está en manos de los medios de comunicación que la manipulan, y cuando uno no sabe usar apropiadamente los medios de comunicación puede ser de graves consecuencias, por lo que el chisme está en cada esquina.

Lilia Prado Superestrella y otros chismes, además de que recoge sus proyectos más relevantes de este periodo, incluye el Diario de Ulises Carrión en México, un recuento crítico e implacable de su regreso al país que, después de cerca de tres lustros de vivir en Holanda, alejado del mundo de la literatura, significa también una vuelta inusitada y audaz –una vuelta de tuerca– a la narrativa.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en: 
 
http://efektonoticias.com/cultura/lilia-prado-superestrella-y-otros-chismes-una-vuelta-de-tuerca-la-narrativa-literatura
 
Anuncios