Archivo de la etiqueta: Literatura

Mi novela “Cuídame de ti” es una novela erótica basada en hechos reales: Mónica Salmón [AUDIO]

Estándar
Anuncios

Industria editorial, ¿reto u oportunidad? [OPINIÓN]

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 1 DE DICIEMBRE DE 2018 EN LA SILLA ROTA

La industria editorial será siempre un bastión para el desarrollo de la cultura escrita desde la pluralidad y la difusión irrestricta de las ideas; es un bastión para reforzar el derecho de publicación y de expresión del conocimiento y difusora de ideas y textos.

Confío que la actividad de la industria editorial mexicana estará en concordancia con las políticas culturales del gobierno de México que encabeza ahora Andrés Manuel López Obrador.

En nuestro país, los lectores de libros son muy pocos y la mejor manera de promover la lectura es con una oferta cultural amplia, plural, en todos los espacios del país, en todos los medios y en todos los recintos.

Las bibliotecas y las librerías deben estar en el centro de nuestra actividad. Dotar de los presupuestos suficientes para que la cultura escrita esté en todos lados es una tarea urgente para los responsables de la cultura, la economía, la educación y la hacienda pública, tanto del poder legislativo como del poder ejecutivo. La violencia tiene un freno en la cultura.

El objetivo es multiplicar a los lectores autónomos, críticos, capaces de participar en la toma de decisiones sociales: en eso habremos de colaborar, indudablemente, gobierno, industria editorial, lectores y ciudadanos en general.

Construir políticas públicas en torno al libro es fomentar la lectura y alimentar al idioma y, por consecuencia, provocar el desarrollo de la cultura de nuestra sociedad. La industria editorial enfrenta, con la irrupción de las redes sociales y

los formatos digitales, una profunda transformación; la demanda de contenidos digitales ha provocado un cambio no sólo tecnológico, sino cultural y de hábitos de lectura. Las industrias culturales y de esparcimiento son parte estratégica de las economías, y México no es la excepción al generar recursos y cientos de empleos directos e indirectos que mueven a toda una cadena industrial a una tarea que alimenta el espíritu y provee conocimiento a la población.

Las industrias culturales y, sobre todo, la industria editorial, es una industria fundamental que refleja el avance de la sociedad en cuanto a cultura y educación. Junto con las autoridades, por medio de ferias, actividades académicas, premios, reconocimientos y campañas de fomento de la lectura, se busca que la industria editorial crezca, con la finalidad de propiciar una población lectora, educada, que cuestione y tome decisiones en su día a día.

En este sentido y, en concordancia con ello, la librería es el punto de venta que prefiere el lector para adquirir libros, es su canal natural de comercialización.

Es decir, el negocio del libro tiene en la librería la punta de la lanza de la venta de contenidos. Las librerías, igual que las bibliotecas, son el punto de encuentro entre los autores y los lectores, y son el espacio necesario para provocar el diálogo, la reflexión, el compartir las experiencias, y tener muchas otras nuevas vivencias. Una industria editorial fuerte, con librerías suficientes y rentables, que cubran las necesidades de los lectores, beneficiará a toda la cadena productiva del libro y corregirá las deformaciones del sector.

Para los editores del país no hay nada más importante que la promoción del libro y el fomento a la lectura. Sin políticas y estrategias que alienten la lectura, la industria editorial y toda la cadena de valor vinculada a ella no tendría sentido.

Una de las principales razones de ser de la industria editorial mexicana, que está representada por la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, es la de acompañar las estrategias que origina el gobierno federal para el fomento de la lectura; pero también propiciar la participación de sus más de 250 editoriales afiliadas del mundo del libro y la revista como un impulsor del desarrollo cultural del país.

La labor de los libreros y comercializadores de contenidos juega un papel preponderante en este esquema, para que la sociedad encuentre en la lectura un factor de crecimiento. La proliferación de quienes se dedican a la venta de nuestros materiales es fundamental para el acercamiento al libro. La lectura se convierte en la punta de lanza para la prevalencia del negocio de los libreros. Con cada librería que cierra se erosiona el mercado. De ahí la importancia de las políticas públicas que contemplen el desarrollo de los libreros y sus establecimientos.

Sabemos que la cuarta transformación del país, no es posible sin políticas públicas que impulsen verdaderamente al libro, la creación de más y mejores librerías, así como el derecho de publicación y difusión de las ideas, de todo tipo de ideas, porque lo que hace grande a una nación es su pluralidad, así como la madurez política de sus gobernantes.

Tiempo al tiempo.

“No escribo de lo que me gusta, escribo de lo que odio”: Chascas [AUDIO]

Estándar

Uno de los diez mejores escritores/guionistas latinoamericanos, según The New York Times, José Ignacio Valenzuela “Chascas”, 9 de cada 10 personas en América Latina han visto o leído su trabajo (sin saberlo), ya que es escritor y guionista de telenovelas, series de ficción, obras de teatro, películas, cuentos y libros para todo tipo de públicos.
Aquí la gran plática que tuve con él para PLUMAVERTICAL

Las multitudes contenidas del maestro Bob Dylan

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 28 DE ABRIL DE 2017

Es, con toda probabilidad, el cantante más analizado del mundo. La obra dylaniana alcanza dimensiones oceánicas, y a pesar de ello, es la menos comprendida tras el fallo de la Academia Sueca al otorgarle el Premio Nobel de Literatura 2016 “por haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición americana de la canción”.

Bob Dylan es sin duda el personaje que desmitifica esa idea de que literatura es sinónimo de libros e intelectualidad soberana. Bob Dylan es sin duda un juglar que se multiplica a sí mismo con personajes tan exóticos como alucinantes, algunos son vagabundos, otros inmigrantes, músicos itinerantes dirían otros, pero en cada uno de ellos está atrapada la prosa subyugante de uno de los músicos más inteligentes de todos los tiempos, aunque a muchos les haya costado asimilarlo.

Al leer su obra, sus canciones, sus frases, sus lírica, como contemplándola desde un umbral, su universo es desquiciante; adentrándonos en él, entrecruzamos las fronteras de lo real y lo fantástico donde Robert Zimmerman se ha confundido con el paisaje y nos asalta como un demiurgo venido en la noche para elevarnos por los múltiples escenarios de la Norteamérica de posguerra.

En parte, la obra de Dylan, parece estar repleta de odio a los convencionalismos americanos, y se erige en un canto de esperanza a toda la contracultura, a las minorías, a los movimientos antibélicos, toda una voz de una generación que se ha prolongado por más de 50 años. Sus letras no dejan de ser un canto extremo y admirable a las libertades tradicionales americanas, una travesía despiadada por su país y su inconsciente; el narrador de la urbe, de las prostitutas, de los locos, de los reventados por la vida, de todo ese delirante modus vivendi americano.

Bob Dylan combina desvergonzadamente amor, sexo, odio, sueños, pasiones, realidad, frustraciones y muchos etcéteras en una obra única y feroz, en la que convergen los sentimientos y contradicciones de un hombre que bien se podría encontrar al borde del abismo, pero al mismo tiempo lleno de amor por la vida.

Sus escritos, están ausentes de estructuras convencionales y carentes del uso de una narración lineal, los cuales se vinculan a la exposición introspectiva de un universo modelado con un cierto sentido lírico de la prosa, esencia libertaria y vitalista, y de una plasmación autobiográfica con base en el flujo de conciencia.

Bob Dylan es muchos libros en un solo cantautor, muchas historias e interpretaciones en un único universo, es la vida misma por donde guste ser tomada; un mosaico donde los personajes aparecen retratados en distintos momentos de sus vidas, por lo que Bob Dylan Obras Completas (Malpaso) puede ser leída a partir de donde guste el lector, y concluida de la misma manera. Ahí está, la riqueza de múltiples lecturas y de toda su riqueza. Una obra única y excepcional.

En definitiva, “Bob Dylan es cantautor de cantautores, y Ediciones Malpaso presenta la edición integral de su cancionero completo, en edición bilingüe. Esta edición ofrece, por fin, la posibilidad de explorar el vastísimo universo poético del bardo de Minnesota, desde sus primeros tientos profesionales como cantautor contestatario e ídolo de su generación, hasta el día que abrazó las armas de rocanrol y electrificó su imaginario musical. Con esta transformación también llegaría un nuevo lenguaje poético y su inclusión definitiva en el olimpo del rock. De sus fugaces conversiones religiosas a distintos credos y de otros tantos desvaríos también da noticia el propio cancionero, que deviene en hoja de ruta lírica de la singladura vital de Bob Dylan.”

Bob Dylan, el músico cantor que electrizo a toda una generación literaria.