Archivo de la etiqueta: Malestar

La basura en su lugar [Opinión]

Estándar

La palabra basura significa, para mucha, gente algo despectivo, algo que carece de valor y de lo que hay que deshacerse; de esta manera lo útil, que no siempre necesario, se convierte en un estorbo y es causa del problema de cómo desentendernos de lo que consumimos o producimos.

En el medio rural nunca fue un verdadero problema, pues los residuos orgánicos seguían el ciclo de la vida sirviendo de abono o de alimento para animales, los residuos arrojados a los ríos eran depurados por las propias aguas, el gran poder depurador de la naturaleza todavía no había sido derrotado por el ansia de poder del hombre. Sin embargo, al pasar del tiempo, el hombre empezó a utilizar las materias primas de una forma desordenada, malsana.

En las ciudades, la basura ha sido un problema casi desde el origen de éstas, debido a la alta densidad de población y al hecho de arrojar la basura a las calles; acto que refleja mala educación y una pésima consciencia por el medio ambiente. Esto ha provocado la proliferación de insectos, roedores y microorganismos patógenos, trayendo como consecuencia enfermedades catastróficas para el hombre, como la peste.

Un mal sistema de gestión de la basura, producirá  un deterioro y depreciación del entorno debido a la contaminación del aire, del agua y del suelo, sólo en la Ciudad de México, por dar un ejemplo, se generan 12 mil toneladas de residuos diarios, lo que significa casi un Estadio Azteca o armar una torre de 10 mil vehículos cada 24 horas, por lo que el Gobierno del Distrito Federal gasta mil 500 millones de pesos al año en recolección y disposición de la misma.

La separación de los residuos de origen debe ser promovida por los distintos pueblos, en beneficio del medio ambiente, así como el reciclado y la recuperación de materias primas: técnicas necesarias para llevar a cabo un desarrollo sostenible.

“Tirar la basura en su lugar” es un acto de conciencia humana, en el que los gobiernos y organizaciones, pese a los esfuerzos realizados, han sido rebasados y de no ser por la conciencia social para trabajar en pro de un mundo más equilibrado, podríamos ser presas de nuestros propios actos inhumanos.

Seamos sensatos, actuemos en consecuencia de este problema, no pensemos “a mí no me afecta porque aquí yo ni vivo”, apliquemos todas las capacidades individuales y colectivas para no permitirnos tirar basura en las calles, ríos o bosques.

Convirtámonos en agentes de cambio de nuestro entorno. La basura en las calles sí nos afecta y es nuestro problema, no es un asunto menor que no nos atañe. Las calles, coladeras e incluso basureros son factores de riesgo para nuestra salud y la de nuestra familia.

Depositemos la basura en los cestos destinados para ello, o directamente en los camiones recolectores; separemos la basura desde nuestros hogares a pesar de que no exista una cultura de separación de residuos en nuestra ciudad; no permitamos que el hastío o la distracción hagan que tiremos un simple papelito en las calles; y recordemos que los más pequeños de nuestro hogar aprenden de nuestro ejemplo, así que lo que les enseñemos hoy lo replicarán mañana.

Tirar la basura en su lugar es parte de nuestra necesidad de limpieza y cultura ambiental.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/opinion/la-basura-en-su-lugar
 
Anuncios