Archivo de la etiqueta: Miroslava Breach

¡Prensa, no disparen! [Opinión]

Estándar

En su informe semestral sobre ataques a la prensa, Artículo 19 destaca que policías, políticos, servidores públicos y criminales agredieron un promedio de 1.5 veces al día a reporteros y fotógrafos. En total, 276 ataques en sólo 6 meses, una cifra que va en claro aumento si la comparamos con los 218 de los primeros seis meses del 2016.

También aumentaron los asesinatos, perfilándose 2017 como el más mortífero en México para los periodistas, ya que en todo 2016 se registraron 11 ejecuciones de reporteros, en la primera mitad de 2017 ya se registraban 6, siendo el mes de marzo el que destaca con tres reporteros ejecutados: Miroslava Breach, Cecilio Pineda y Ricardo Monliu. A estas alturas del año, ya son ocho.

Para Artículo 19, el reportero michoacano Salvador Adame continúa en calidad de desaparecido. Su familia no acepta el resultado del peritaje. Sería el noveno periodista asesinado.

En mayo, tras la ejecución de Javier Valdez, Enrique Peña Nieto anunció que aumentaría el presupuesto del mecanismo de protección a periodistas… ahora sólo evidencia la falta de rigor en México para investigar estos crímenes porque no hay un solo detenido por ninguno de los ocho periodistas asesinados este año.

Estos asesinatos son penosos, dolosos y culposos, porque México sigue ocupando los primeros lugares donde ejercer el periodismo es una profesión de alto riesgo, pese a la existencia del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

Nuestro compromiso como sociedad o gobierno debería ser el de apoyar y expandir la libertad de prensa y el libre intercambio de información en la era digital del siglo XXI. Juntos podemos forjar una visión que asegure la libertad de expresión y garantice el avance de México en búsqueda de un mejor gobierno y sociedad.

Periodicidio [Opinión]

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 20 DE MAYO DE 2017

Doce balazos recibió en su cuerpo Javier Valdez al ser asesino. A plena luz del día. Su cuerpo quedó tendido a unos metros de la entrada del semanario Riodoce que dirigía desde hace unos años, además de ser corresponsal de La Jornada. Desde sus columnas, libros y múltiples ensayos periodísticos denunciaba a los grupos de delincuencia organizada, y a sus líderes que quieren someter a la sociedad con sangre, terror y miedo.

No hace muchas semanas sucedió el asesinato de la también periodista de La Jornada en Chihuahua, Miroslava Breach. La cifra de periodistas asesinados es ya escandalosa…, así fuera sólo uno.

Asesinatos penosos, dolosos y culposos. Nuestro país ocupa los primeros lugares donde ejercer el periodismo es sinónimo de muerte, y el llamado Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, simplemente es obsoleto e inservible.

No se trata sólo de un asunto de ineptitud, sino también de complicidades. Denunciar las cuentas secretas y mansiones inexplicables de un gobernador, o bien las correrías de un narcotraficante, con frecuencia resultan en la pérdida del empleo, o la vida.

La labor de ofrecer noticias y análisis es de suma importancia, ya que el oficio periodístico permite al ciudadano informarse sobre los acontecimientos más relevantes de su comunidad, país y el mundo, obteniendo así los elementos necesarios para ejercer nuestras responsabilidades como ciudadanos, pues una democracia auténtica es imposible de lograr si no hay organizaciones dedicadas a divulgar las noticias.

Javier Valdez lo dijo así en cierta ocasión: “En Culiacán, Sinaloa, es un peligro estar vivo y hacer periodismo es caminar sobre una invisible línea marcada por los malos que están en el narcotráfico y en el Gobierno. […] Uno debe cuidarse de todo y de todos”… en México vivimos ya un verdadero periodicidio.

Prensa bajo fuego [Opinión]

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 24 DE MARZO DE 2017.

En tan sólo tres semanas, tres periodistas mexicanos han sido ejecutados. Ayer por la mañana, Miroslava Breach fue ejecutada frente a su domicilio en la ciudad de Chihuahua; recibió ocho impactos de bala calibre .38. Perdió la vida mientras era trasladada al hospital.

Breach trabajaba como corresponsal de los periódicos La Jornada y Norte de Ciudad Juárez, y su trabajo se especializaba en investigaciones sobre temas de seguridad y política.

Este asesinato se produce tan sólo cuatro días después del ataque contra Ricardo Monlui, otro periodista que murió a tiros en Veracruz el pasado 19 de marzo. También se suma al de Cecilio Pineda, un periodista de Guerrero, quien fue ejecutado el pasado 2 de marzo. Con el asesinato de Miroslava Breach suman ya 30 periodistas asesinados de diciembre de 2012 a la fecha.

Estos asesinatos son penosos, dolosos y culposos, porque nuestro país sigue ocupando los primeros lugares donde ejercer el periodismo es una profesión de alto riesgo, pese a la existencia del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

Nuestro compromiso como sociedad o gobierno debería ser el de apoyar y expandir la libertad de prensa y el libre intercambio de información en la era digital del siglo XXI. Juntos podemos forjar una visión que asegure la libertad de expresión y garantice el avance de México en búsqueda de un mejor gobierno y sociedad.

La labor de ofrecer noticias y análisis es de suma importancia, ya que el oficio periodístico permite al ciudadano informarse sobre los acontecimientos más relevantes de su comunidad, país y el mundo, obteniendo así los elementos necesarios para ejercer nuestras responsabilidades como ciudadanos, pues una democracia auténtica es imposible de lograr si no hay organizaciones dedicadas a divulgar las noticias.