Archivo de la etiqueta: Novela

“El plantador de tabaco”, un canto a la adversidad humana

Estándar

Este año la editorial Sexto Piso ha publicado una novela cautivadora que representa en su totalidad un homenaje a la literatura misma, me refiero a El plantador de tabaco, del escritor norteamericano John Simmons Barth (Cambridge, Maryland, 27 de mayo de 1930), y que está ambientada en su natal Maryland.

el-plantador-de-tabaco

La novela cuenta la historia de Ebenezer Cooke (basada en la historia de un poeta del mismo nombre), es un ilustre hombre que ha heredado una plantación de tabaco en la inhóspita tierra de Maryland de finales del siglo XVII, a la que deberá de trasladarse y hacer frente a las múltiples adversidades que dicha empresa le presenta.

Ingenuo de corazón, Ebenezer hace gala de su humor para escapar de la realidad muy al estilo de Don Quijote de la Mancha, y pone en práctica el curioso principio pedagógico de que para aprender algo lo mejor es enseñarlo, y es aquí donde comienza a desdibujarse el quijotesco heredero de tabaco.

Ebenezer Cooke sufre, un buen día, la inspiración poética que le causa una musa, y está decidido a convertirse en un gran poeta autor del primer poema épico sobre Maryland, por lo que se armará de cuaderno y lápiz junto a su tutor y ahora criado, Burlingame, quien hace un papel al estilo Sancho Panza.

En El plantador de tabaco, John Barth incorpora un fino análisis psicológico en la personalidad de sus personajes, aportando extraordinarios matices de una finura poco conocida en autores norteamericanos, detalles y situaciones que detallan una realidad insignificante en apariencia, pero que al verla de cerca gana riqueza y profundidad a través de su pluma.

El plantador de tabaco, obra excelsa y laberíntica, saturada de bellas emociones que alcanzan el borde de la consternación, un juego de máscaras finamente trazado desde las primeras líneas, que sólo nos demuestran que fueron escritas con una maestría e imaginación tan ciertas que llegan a lo profundo del corazón.

Convergen tantos elementos en esta aventura que dan pie a que el argumento y desarrollo de la historia confluyan frente a nuestros ojos, que los personajes cobren vida y compartamos sus emociones, y todo esto únicamente en una hermosa obra de arte escrita que alcanza la categoría de clásico contemporáneo.

John Barth, un escritor de novelas y relatos breves quien publico su primera obra, La ópera flotante, en 1956), que ha sido considerada como un texto influenciado por el existencialismo francés de Jean Paul Sartre y Albert Camus, y está narrada en primera persona por su protagonista, Todd Andrews, un abogado de Maryland que rememora en 1954 los acontecimientos que le llevaron, un día de junio de 1937, a tomar la decisión de suicidarse. La obra fue nominada para el National Book Award.

El plantador de tabaco, una novela que significa uno de los máximos intentos del ser humano por hurgar en los pensamientos y en las acciones del hombre en un ambiente colonizador, y que quizá Barth lo logra de manera inteligente y estoica, que junto con Cándido y el complejo mundo de El Quijote de la Mancha, recrean una trilogía total de la historia humana.

En definitiva, es la obra de Barth resulta ser para quienes les interese la literatura sagaz, inteligente y llena de meandros vivaces, ya que es un apetitoso territorio a la vista para los lectores más inquietos, ya que su fascinante universo literario esconde grandes destellos de lucidez y atracción de nuestro entorno.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/el-plantador-de-tabaco-un-canto-la-adversidad-humana-literatura
 
Anuncios

Una versión única de la obra de Edgar Allan Poe narrada gráficamente

Estándar

Terminada la lucha por la independencia y una vez reconocida la nueva república de los Estados Unidos, surgieron una serie de escritores de literatura netamente norteamericana, que de forma excepcional se desmarcó adecuadamente de los autores británicos que hasta ese momento eran un referente en lengua inglesa.

BLuRkFUCQAArqKy

Considerado como el padre de la novela policiaca, Edgar Allan Poe (Boston, 1809-Baltimore, 1849), publicó sus primeros poemas en 1827, sin embargo pronto se inclinó por un género más vendible, el cuento, lo que rápidamente le dio buenos resultados con la obtención de un premio de 50 dólares en un concurso de esa suerte con su relato Manuscrito hallado en una botella (1833).

Cabe destacar que Allan Poe fue el hijo biológico de David Poe y Elizabeth Arnold Hopkins, quienes al morir, Edgar, junto a sus dos hermanos quedaron desamparados viéndose en el penoso infortunio de ser separados, pero el futuro escritor fue adoptado por un negociante llamado John Allan, de quien tomó el apellido como paterno con el cual sería reconocido a nivel mundial hasta nuestros días.

Edgar Allan Poe contrajo secretamente matrimonio a los 26 años de edad con su prima Virginia Eliza Clemm de tan sólo 13 años, suceso que tuvo lugar el 22 de septiembre de 1835 en Baltimore, por desgracia, a principios de 1842 la esposa de Allan Poe enfermó de tuberculosis y murió tiempo después. De este suceso el poeta no pudo sobreponerse y falleció en 1849 en un hospital de Baltimore, víctima del alcohol y de las neurosis que sufrió.

Al estudiar su obra se puede observar a un Edgar Allan Poe romántico, aunque él siempre negó la inspiración artística, ya que exaltó las facultades intelectuales y la lucidez como factores de creación literaria por encima de ésta; asimismo el conjunto de su obra ofrece un amplio campo a la crítica y entre sus traductores al español figura el novelista argentino Julio Cortázar.

El misterio enigmático está siempre presente en la obra de este escritor norteamericano, subyugando el alma humana y cautivando a miles de lectores quienes han visto en él, a un fiel representante del género del terror y el juego del psicoanálisis.

Edgar Allan Poe, Narrativa gráfica (Editorial Axial, 2013) es una verdadera joya que bien vale la pena atesorar ya que incluye cuatro obras icónicas de Poe, los relatos “El corazón delator”; “El gato negro”; y “La caída de la casa Usher”; además del mundialmente famosos y uno de sus poemas más representativosl, “El cuervo”, todos finamente ilustrados por el artista gráfico Gustavo del Valle, y la adaptación del texto a formato de narrativa gráfica por Julián Romero como plasmados en un periódico: The Stylus, el sueño incumplido de Edgar Allan Poe de editar su propio rotativo en Filadelfia, Pensilvania, y que por fin ve la luz en el interior de esta brillante edición.

Las cuatro obras reunidas en este tomo fueron ordenadas por el editor cronológicamente y, en todos los casos se registra el dato de su primera publicación, y de manera visual se puede observar el halo de misterio que Allan Poe impregnó en estas obras, convirtiendo el presente ejemplar en una versión única y digna de la obra del bostoniano narrada gráficamente.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/una-version-unica-de-la-obra-de-edgar-allan-poe-narrada-graficamente
 

“Naturaleza de la novela”: pasado, presente y futuro de la gran literatura

Estándar

En el principio, en los primeros años de la humanidad existía solamente la palabra oral y la comunicación pictográfica o visual.

A452_G

El lenguaje dominaba sobre la faz de la tierra, por medio de él se conocía lo bueno y lo malo, lo verdadero y lo falso, lo agradable y lo desagradable. Es gracias al lenguaje a que podemos entender las ideas de otras personas, es gracias al lenguaje a que podemos transmitir el conocimiento a otros pueblos y, gracias al lenguaje nos hemos organizado e ideado maneras de plasmar nuestro lenguaje de manera visual.

La escritura aparece cuando la vida de los hombres se volvió demasiado compleja y por consecuencia la retención en la memoria de sus conocimientos, leyes, preceptos, compromisos, alianzas, leyendas, historias y oralidades se les dificultaba para transmitirlas a terceras y cuartas generaciones.

Una vez creada la escritura, los hombres plasmaron en arcilla, papiro, piedra, concha, hueso y madera sus pensamientos y emociones, lo que originó la literatura, que a su vez dio lugar al comienzo de la Historia.

Fue así como desde las primeras culturas que florecieron en Medio Oriente, África o en toda Asia, hasta las redes sociales que florecen en nuestros tiempos vía Internet, las motivaciones del hombre desde que es hombre siempre han sido las mismas: una incipiente necesidad de comunicación y conocimiento.

Uno de los grandes géneros de la literatura es la novela, la cumbre de la creación artística letrada, que se nutre de la comunicación, la oralidad, y la imaginación, dando pie a que exista mediante la concepción humana del escritor, quien es el encargado de construir y plasmar verbalmente mediante técnicas artificiales un mundo de imágenes literarias producto del mundo del novelista quien la contempla sensorial y conceptualmente, obteniendo un valor estético e intelectual desde el momento de su pensamiento a través del tiempo.

El escritor Luis Goytisolo (Barcelona, España, 1935) fiel a su labor de taxidermista literario realiza un férreo análisis de la suerte novelística en su ensayo Naturaleza de la novela (Editorial Anagrama), que sin querer ser alarmista explica al inicio del libro que el género “ha dejado de renovarse, de abrir nuevos caminos, y quienes de un tiempo a esta parte empiezan a cultivarlo no suelen hacer sino repetir fórmulas con mayor o menor talento. No es imposible que en el futuro alguien escriba una gran novela, pero sí tan improbable como que en la actualidad alguien componga una sinfonía equiparable a las de Mozart o Beethoven”.

Distinguido este escrito con el Premio Anagrama de Ensayo 2013, en Naturaleza de la novela Goytisolo muestra una tesis trascendental para el futuro de la propia literatura: con el avance natural de las nuevas tecnologías y medios de comunicación, la lectura se convertirá en una actividad especializada, donde la gran mayoría de las personas dejará de leer obras de cualquier tipo de creación literaria.

“Me preocupa, en el fondo, que la cultura, y más concretamente la literaria, se convierta para las mayorías en algo prescindible, accesorio. […] El libro impreso se convertirá en un objeto de coleccionismo, algo así como un vino de reserva para sibaritas”, señala Goytisolo en el epílogo de su libro.

Naturaleza de la novela, un análisis trascendental para entender el género máximo de la creación literaria, donde se expone el pasado, presente y un futuro donde la revolución tecnológica y el Internet formarán parte de la nueva era de la literatura, donde se prevé el invento de nuevos accesorios que deberán permitir una lectura más cómoda si es que deseamos que la novela perdure por muchas generaciones.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/naturaleza-de-la-novela-pasado-presente-y-futuro-de-la-gran-literatura