Archivo de la etiqueta: Pluamvertical

Del Archivo Carrión, “El arte correo y el Gran monstruo”

Estándar

Desde aquellos incipientes primeros pasos del arte correo como fue conceptualizado por el artista del Fluxus Art neoyorquino Ray Johnson, a mediados de los 60’, este tipo de expresión que es enviando por correo postal como trozos de obras sin terminar para hacer partícipe al destinatario de la creación, hasta nuestros días en que los nuevos soportes de comunicación interpersonal se imponen en el modo de conceptualizar el ‘arte’, muchas cosas han sucedido.

Archivo Carriónok

Pero algo sí es cierto, “El arte postal es una novísima corriente artística que involucra a cientos  de artistas de todo el mundo. Se le define así por una de las características más notorias: el medio de difusión, esto es, los servicios postales pero, en última instancia, esta corriente artística es la respuesta de los artistas al desafío de los nuevos medios de producción mecánica puestas a su disposición por la industria gráfica de nuestro tiempo: multicopiadoras, reductores y ampliadores de imágenes, polaroids, procedimientos económicos propios de la industria tipográfica como ser letras y figuras transferibles, sellos de goma, entre muchas otras.

Las obras se concretan en obras realizadas  manipulando esos medios: fotocopias, collages, postales, sellos de correos y matasellos creativos, etcétera, así como obras colectivas como cadenas de intercambio, propuestas y proyectos que sólo se pueden realizar gracias al aporte de artistas conectados epistolarmente”.

Artistas originarios de México también ha incursionado en el arte correo, y de manera muy notable, tal es el caso de Ulises Carrión (San Andrés Tuxtla, 1941-Amsterdam, 1989), quien fue un teórico de arte y escritor post-literario; un creador de contextos complejos y teorías visionarias por lo que está considerado como alguien quien se adelantó incluso a los escritores conceptuales, pruebas de esto es la obra publicada por Tumbona Ediciones El arte correo y el Gran Monstruo.

Es cierto que hoy día, tendríamos que hablar del aporte de los nuevos medios electrónicos tales como la computadora o las redes sociales, que han obrado milagros sobre todo en la rapidez de las comunicaciones.

Pero antes de Internet, el arte correo estuvo en el centro de una actividad artística internacional que creía en la colaboración, el intercambio y la participación política.

El arte correo y el Gran Monstruo constituye el segundo volumen del Archivo Carrión, una serie dedicada a rescatar y poner en circulación en el orbe de habla hispana la obra influyente y sin embargo aún en gran parte desconocida de Ulises Carrión.

Con la complicidad de Juan J. Agius, anticuario español que conserva los archivos personales del autor, y del escritor Heriberto Yépez (Tijuana, 1974), responsable de la traducción y prólogo.

En definitiva, el arte correo ha permanecido tanto tiempo incólume y vigente frente a las demás formas artísticas de este fin de siglo por su característica fundamental: el predominio de la función de uso o comunicacional  por sobre la función de cambio, propia del arte comercial generalmente asociado a lo oficial y vigente y seriamente comprometido con el consumo.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/del-archivo-carrion-el-arte-correo-y-el-gran-monstruo
 
Anuncios

Abenshushan y “El clan de los insomnes”

Estándar

La literatura fantástica utiliza recursos de la imaginación con el objetivo de realizar un retrato sobre el presente, y eso es precisamente lo que ejecuta la escritora mexicana Vivian Abenshushan (Ciudad de México, México, 1972) en su obra El clan de los insomnes (Tusquets Editores) en el que un peculiar club cuenta historias porque no pueden conciliar el sueño.

el-clan-de-los-insomnes_9786074215403

Relatos fantásticos que Abenshushan nos presenta como trozos quiméricos donde la memoria se erige como protectora de nuestra satisfacción, instantes de realidad contenida en nuestro ser que se mezclan con la imaginación poderosa de estos singulares personajes que protagonizan cada uno de estos relatos.

Seis historias conforman El clan de los insomnes. Ya sea un club de gente que cuenta historias porque no puede dormir; una ciudad de las artes dedicada a despertar la inspiración mediante el ascetismo y el insomnio, un cuento donde el tema del doble se resuelve en que uno y otro son el mismo; uno más donde una pareja, formada por un trapecista triste y una actriz, finge cada noche darse muerte, hasta que el recurso se agota y ejecutan entonces un gran acto final de escapismo; uno más, que funge como el relato central, en el que un subversivo y pacífico exiliado español se rebela contra la construcción de un eje vial al mismo tiempo que se encarna en una figura más joven como proyección de los deseos de la protagonista del relato; el último, un cuento en el que todas las mujeres de un pueblo lo abandonan en invierno dejando a los hombres solos, estos deciden construir una cama gigantesca ya que sólo así consiguen no pensar en ellas.

El clan de los insomnes, una visión enloquecedora de nuestra realidad, de la verdad, del desgaste de nuestras actividades, de la naturalidad con la que todos viven a pesar del caos, un mundo asaltado por jóvenes y adultos que no pueden dormir, porque existen realidades más fuertes que su realidad misma, y de las que no pueden escapar.

Una obra de ficción que toma como pretexto literario el insomnio partiendo de una inteligencia sensorial para plasmar los síntomas de una época en la que el fracaso, la angustia, la enfermedad y el dolor dominan, pero siempre con una distancia bien calculada que hacen de Abenshushan, una escritora que habrá que seguir muy de cerca.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/abenshushan-y-el-clan-de-los-insomnes