Archivo de la etiqueta: Pobreza

A AMLO le interesan los pobres porque él mismo era un niño descalzo,un niño pobre: Elena Poniatowska [AUDIO]

Estándar

“La invasión de las ratas”, el debut magistral en la escena literaria de Fondevila

Estándar

La exploración de diversos aspectos de la realidad a través de la creación literaria se entiende como una consecuencia natural del ejercicio intelectual, no como un fin, ya que se escribe para comprender o analizar lo insospechado, y no percibiendo el mundo con la finalidad de escribir.

Es así como el escritor mexicano Gustavo Fondevila (México, 1965) construye un universo fenomenal, partiendo de la base que a cada línea que se va conformando se develan frente al autor nuevas lecturas de la cotidianidad de la vida, que recrean lecturas multifacéticas no previstas al inicio de la redacción de un texto, haciéndolo único y versátil.

Tomando en cuenta que la narrativa mexicana durante el último siglo ha sido básicamente realista y que la fuente de la que se ha nutrido es La Revolución, Fondevila conforma su obra usando los elementos que su entorno le brinda.

Rompiendo con la idea de lo “ideal” y lo “cómodo”, –ya que la tradición nos marca que todo aquello que no aparece en los diarios es ficticio–, el autor sortea el intrincado obstáculo de la realidad para recrear una historia de ficción en un plano verídico, y así exponernos a invenciones dignas de la tradición realista.

La invasión de las ratas (Ediciones B) es retrato crudo, real —a veces escalofriante— de la Ciudad de México. Más bien, de una parte de ella: la pobreza. De día, Fernando es un exitoso y adinerado ejecutivo que trabaja en uno de los barrios más elitistas del Distrito Federal. De noche, sale a cazar la plaga que no soporta, que le da asco, que odia profundamente, y que le da razones para saciar su placer: matar pobres.

De manera violenta, Gustavo Fondevila procura estremecer al lector con una narración escalofriante y alimentada por su imaginación desbordante, que al utilizar un suceso que puede ser más real de lo que la ilusión supone, fija la atención con lógica buscando ese detonante que nos catapulte a la fantasía.

Con esta tesis y elementos magistralmente socorridos en La invasión de las ratas, Gustavo Fondevila –profesor universitario, experto en temas de criminología y seguridad pública– debuta en la escena literaria con un thriller con aristas de fantasía y percepción proverbial que definitivamente no hay que dejar de leer.

Jorge Iván Garduño

@plumavertical

df48df4gsfdhgf564fg

Este texto ha sido publicado en:

http://efektonoticias.com/cultura/la-invasion-de-las-ratas-el-debut-magistral-en-la-escena-literaria-de-fondevila

La prosa fantástica de Danticat

Estándar

Sumido en extrema pobreza, Haití ocupa un tercio de la parte occidental de la isla antillana deLa Española, en el Continente Americano, teniendo una de las tazas de vida más bajas del mundo y donde sus habitantes deben vivir con menos de un dólar al día.

El 12 de enero de 2010, un sismo de 7.3 en la escala de Richter sacudió al pequeño país hasta devastarlo, las imágenes que llegaron de la capital, Puerto Príncipe, eran aterradoras: miles de damnificados, cientos de hogares destruidos, decenas de huérfanos deambulando por las calles, un centenar de personas mutiladas y el palacio presidencial de la nación derrumbado.

Millones de dólares se necesitarán para levantar los escombros y poner nuevamente en pie las casas y contados edificios. Para esto será forzosa la ayuda internacional, que de forma esporádica han enviado el apoyo con el que se comprometieron desde aquella fatídica fecha y en algunos otros casos, han condonado la deuda que Haití sostenía con sus naciones.

Pero dentro de la trágica situación que vive este país, y a un año de sumirse en la mayor catástrofe humanitaria del siglo XXI, existe una voz que se arroja con valentía en su condición de escritora, para relatarnos la cara oculta dela Haitíque la mayoría desconoce, pero que Danticat nos aproxima.

Edwidge Danticat es el nombre de una joven literata, nacida en Puerto Príncipe en 1969, que a los doce años de edad emigró a los Estados Unidos para encontrarse con sus padres, quienes habían la habían dejado al cuidado de su viejo y empobrecido tío, ocho años antes; cuando su madre salió parala Unión Americanasiguiendo a su esposo, quien ya se encontraba ahí.

Danticat creció en la mayor pobreza, si es que vivir en la nación más pobre del continente no es ya una pesada carga; sin embargo, junto a su tío conoció momentos trascendentales que marcarían posteriormente algunos de sus relatos, mismos que pronto llamarían la atención de propios y extraños, por estar finamente articulados por una literatura construida a manera de microrelatos poéticos.

Esta escritora haitiana nos lleva a vislumbrar un mundo desconocido para muchos, pero maravilloso para quienes se adentren en la lectura de esta autora, que de la manera cuidadosa en que se hilvana un pedazo de tela, nos relata acontecimientos cotidianos en la vida de la masa popular negra o de algún aristócrata mulato.

Así, hilvanando palabra tras palabra, nos desgrana las tradiciones que las mujeres han vivido con el correr de los años, asumiendo el papel de cronista fantástica que se desdobla en un mundo construido por leyendas, mitos y tradiciones, que en conjunto crean un diorama literario para leer y asimilar naturalmente.

Las dos caras de Haití, una desgarradora y atroz, la otra devastadora y sorprendente, conjugadas en una sola, retratando a un pueblo extraordinario que ha sido víctima de los desastres naturales, pero sobre todo, ha sido arrasado y despojado por los dictadores sin escrúpulos que han gobernado por más de un siglo a tan noble población.

Edwidge Danticat, una joven autora que sigue el camino del también escritor haitiano René Depestre, teniendo la magia en su pluma, la juventud a su favor y el peso de la tradición de todo un pueblo en sus espaldas, lo que la convierten en una asombrosa retratista del universo antillano.

Jorge Iván Garduño
Fotógrafo, escritor y periodista mexicano.
jorgeivangg@hotmail.com
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2011/03/20/index.php?section=sociedad&article=005a1soc