Archivo de la etiqueta: Premio Nobel

Las multitudes contenidas del maestro Bob Dylan

Estándar

TEXTO PUBLICADO EL 28 DE ABRIL DE 2017

Es, con toda probabilidad, el cantante más analizado del mundo. La obra dylaniana alcanza dimensiones oceánicas, y a pesar de ello, es la menos comprendida tras el fallo de la Academia Sueca al otorgarle el Premio Nobel de Literatura 2016 “por haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición americana de la canción”.

Bob Dylan es sin duda el personaje que desmitifica esa idea de que literatura es sinónimo de libros e intelectualidad soberana. Bob Dylan es sin duda un juglar que se multiplica a sí mismo con personajes tan exóticos como alucinantes, algunos son vagabundos, otros inmigrantes, músicos itinerantes dirían otros, pero en cada uno de ellos está atrapada la prosa subyugante de uno de los músicos más inteligentes de todos los tiempos, aunque a muchos les haya costado asimilarlo.

Al leer su obra, sus canciones, sus frases, sus lírica, como contemplándola desde un umbral, su universo es desquiciante; adentrándonos en él, entrecruzamos las fronteras de lo real y lo fantástico donde Robert Zimmerman se ha confundido con el paisaje y nos asalta como un demiurgo venido en la noche para elevarnos por los múltiples escenarios de la Norteamérica de posguerra.

En parte, la obra de Dylan, parece estar repleta de odio a los convencionalismos americanos, y se erige en un canto de esperanza a toda la contracultura, a las minorías, a los movimientos antibélicos, toda una voz de una generación que se ha prolongado por más de 50 años. Sus letras no dejan de ser un canto extremo y admirable a las libertades tradicionales americanas, una travesía despiadada por su país y su inconsciente; el narrador de la urbe, de las prostitutas, de los locos, de los reventados por la vida, de todo ese delirante modus vivendi americano.

Bob Dylan combina desvergonzadamente amor, sexo, odio, sueños, pasiones, realidad, frustraciones y muchos etcéteras en una obra única y feroz, en la que convergen los sentimientos y contradicciones de un hombre que bien se podría encontrar al borde del abismo, pero al mismo tiempo lleno de amor por la vida.

Sus escritos, están ausentes de estructuras convencionales y carentes del uso de una narración lineal, los cuales se vinculan a la exposición introspectiva de un universo modelado con un cierto sentido lírico de la prosa, esencia libertaria y vitalista, y de una plasmación autobiográfica con base en el flujo de conciencia.

Bob Dylan es muchos libros en un solo cantautor, muchas historias e interpretaciones en un único universo, es la vida misma por donde guste ser tomada; un mosaico donde los personajes aparecen retratados en distintos momentos de sus vidas, por lo que Bob Dylan Obras Completas (Malpaso) puede ser leída a partir de donde guste el lector, y concluida de la misma manera. Ahí está, la riqueza de múltiples lecturas y de toda su riqueza. Una obra única y excepcional.

En definitiva, “Bob Dylan es cantautor de cantautores, y Ediciones Malpaso presenta la edición integral de su cancionero completo, en edición bilingüe. Esta edición ofrece, por fin, la posibilidad de explorar el vastísimo universo poético del bardo de Minnesota, desde sus primeros tientos profesionales como cantautor contestatario e ídolo de su generación, hasta el día que abrazó las armas de rocanrol y electrificó su imaginario musical. Con esta transformación también llegaría un nuevo lenguaje poético y su inclusión definitiva en el olimpo del rock. De sus fugaces conversiones religiosas a distintos credos y de otros tantos desvaríos también da noticia el propio cancionero, que deviene en hoja de ruta lírica de la singladura vital de Bob Dylan.”

Bob Dylan, el músico cantor que electrizo a toda una generación literaria.

Anuncios

“Al este del Edén”, un relato de argucias bíblicas

Estándar

Escritor norteamericano, John Steinbeck (1902-1968) nació en Salinas, California, Estados Unidos, centrando su obra en el acontecer se la sociedad sureña de su país, y su relación estrecha con las comunidades mexicanas del norte de México.

81mvftjespL._SL1456_

Su obra no da lugar a la duda, ya que demuestra ser franca, sin cortapisas, y poseedora de una voz viril que desnuda los sentimientos más oscuros del ser humano que soslaya a quien ‘piensa’ es inferior dentro de una sociedad hipócrita, que avasalla y carcome la moral partiendo de la naturaleza humana mima.

A través de personajes sometidos, ya sea por su entorno o el exceso de la vida capitalista, John Steinbeck ahonda en los problemas arrastran al hombre obligándolo a infringir las leyes de la moral, y que podrían terminar en algunos casos arrojando a la humanidad al abismo de la soledad, el desprecio y la desgracia.

Al este del Edén (Tusquets Editores) es una epopeya de resonancia bíblicas que aborda aspectos de la condición humana como el bien y el mal o la vida como una lucha incesante, narra las vicisitudes de dos familias a lo largo de tres generaciones, entre la Guerra de Secesión y la Primera Guerra Mundial, en el lejano Valle Salinas, en la California septentrional.

Tras acompañar a la familia Hamilton en su épico asentamiento en California, el lector penetra en el sofocante mundo de los Trask, en el que Adam, un hombre de costumbres estrictas y severas, intenta educar en el recto camino a sus hijos Aron y Cal, tras ser abandonado por su mujer, a quien nadie en la familia se atreve a nombrar (¿Eve, tal vez por cometer el ‘pecado imperdonable’?).

Aron es trabajador, obediente y cumplidor. Cal, inquieto y siempre insatisfecho, no soporta el peso del silencio en torno a su madre, cuyo carácter indomable cree él —y secretamente también Adam— que ha heredado; así pues, ya es inevitable la lucha soterrada por el reconocimiento del padre, cuyo rechazo hacia Cal conduce a éste a la más provocadora rebeldía.

Un día, Cal se siente extrañamente atraído por la misteriosa Cathy Adams, que regenta el burdel más célebre de la región. A partir de ese instante, la maldición caerá sobre Cal, condenado irremisiblemente a permanecer al este de un elusivo Edén.

De forma avasallante, Steinbeck nos describe un cuadro de inundado de simbolismos, que nos remonta al Génesis bíblico, retratando a un hombre que siente la urgente necesidad de llenar un vacío dejado por la ausencia de felicidad, y es a través de la búsqueda para obtenerla que topa de lleno con el egoísmo que su propio ser es capaz de generar… mismo que a la postre desquiciará su existencia de él, los suyos y su sociedad.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/al-este-del-eden-un-relato-de-argucias-biblicas-literatura
 

“El libro de la selva”, las aventuras de Mowgli y compañía

Estándar

También conocido como el “El libro de las tierras vírgenes”, El libro de la selva es una colección de historias escritas por el británico Rudyard Kipling (1865-1936) en el que deslumbró al universo literario al presentar un reino misterioso habitados por animales que conviven con seres humanos, de características hechizantes de cada uno de los personajes que brotan de sus páginas y que desde su publicación enamoró a grandes y pequeños.

Tapa_El_libro_de_la_selva.jpg

El libro de la selva narra las vicisitudes que atraviesa un ‘cachorro’ de hombre que ha sido abandonado en medio de la selva, donde habitan tigres, osos, panteras negras, y un centenar de animales salvajes y otros muy amigables en los que encontrará el pequeño a buenos amigos.

El tigre, de nombre Shere Kan, sigue las huellas del ‘cachorro’ humano, sin embargo, Baloo, un oso peludo y Bagheera, la pantera negra, están decididos a todo con la finalidad de salvarle la vida a Mowgli, nombre del menor, por lo que tras rescatarlo de las garras del felino, es encargado a unos lobos.

Tras la búsqueda de Shere Kan, y al temor de las represalias y crecientes diferencias, el grupo de lobos lo expulsan de su manada, por lo que Mowgli, ya un poco más grande, debe ir con su madre, a quien encontró en una aldea cercana, sin embargo las diferencias no zanjadas con el despiadado tigre lo harán volver…

La elocuencia que Rudyard Kipling logra con El libro de la selva, y su gran acierto tiene que ver con la perfecta encarnación que el escritor inglés logra en cada uno de los personajes al mostrar con humor las debilidades y virtudes humanas, por lo que la misma naturaleza humana está reflejada, siendo así una de las obras por excelencia de finales del siglo XIX (1894), lo que le valió ganar el Premio Nobel de Literatura en 1907.

Esta maravillosa obra es ahora publicada por la editorial Sexto Piso, ilustrado artísticamente por Gabriel Pacheco, y como afirman sus editores, esta obra “lejos de perder vigencia, sigue encontrando a millones de lectores generación tras generación”, por lo que no dudo que si aún no te has acercado a esta historia, este es el mejor momento para quedar cautivado, y si ya has sido lector de ella, esta edición te dejará más que satisfecho para releer una obra maestra que siempre hay que tener a la mano.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/el-libro-de-la-selva-las-aventuras-de-mowgli-y-compania-literatura
 

“Mi vida querida”, la más reciente obra de la Premio Nobel de Literatura 2013

Estándar

Ya mucho antes de obtener el Premio Nobel de Literatura 2013, Alice Munro (Wingham, Ontario, Canadá, 1931), era considerada una de las mejores narradoras de las letras universales contemporáneas, por lo que para algunos el ganar tan célebre galardón no ha representado sorpresa alguna, dada su calidad literaria.

mi-vida-querida

Bajo el sello Lumen perteneciente al Grupo Editorial Penguin Random House, publica el último libro de esta fascinante escritora, Mi vida querida (Lumen) en la que el tratamiento que da a sus personajes femeninos que han protagonizado sus obras y elevan su escritura no está ausente en ésta singular joya literaria.

Los personajes de Munro, inspirados en la realidad, no hacen sino envejecer, morir, sufrir, enfermarse, reír, vaya vivir la vida, una característica fundamental de la obra de la canadiense, un estilo que recuerda a Proust pero sin llegar a dilatar la fluidez argumentativa.

Alice Munro significa una escritora que plasma en su obra la ficción contemporánea, la conexión entre los recuerdos y las vivencias actuales, por lo que su prosa es tan íntima, que al leer alguna de sus novelas, cuentos o escritos encontramos historias ingeniosas, donde sus personajes superan la ficción y se adentran en la realidad pura y dura.

Mi vida querida, es un conjunto de relatos ambiciosos en los que desarrolla un lenguaje preciso, rico, comunicando al lector universal ese algo trascendente, como un intento de manifestar su espíritu mediante la palabra escrita, en un mundo crispado donde lo que importa ya no es el ínfimo detalle que da al hombre una sensación de existencia y que la autora se empeña en subrayar.

La literatura de Alice Munro tiene la facilidad de arrojarnos al espejo, de multiplicar nuestros sentidos hacia “lo otro” a fin de que podamos comprender un poco lo que nos rodea, tener esa posibilidad nos vuelve más humanos, nos confronta, nos reta y nos cuestiona partiendo de nuestra individualidad hacia el mundo infinito de la otredad.

Sus ideas progresistas la han situado como una de las figuras más trascendentales de finales del siglo XX y principios del XXI, provocando que el eco de su erudición que contiene sus obras la convierten en una autora notable para la humanidad y sus ideales.

Transitar por los caminos que Munro describe, es sin duda, una de las más delicadas manifestaciones de reencontrar la vida en la contemplación a partir de la soledad, la enfermedad o el sufrimiento decadente. En suma, Alice Munro es una escritora que no da concesiones a nada ni a nadie, y que explora la otredad y los límites humanos.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/mi-vida-querida-la-mas-reciente-obra-de-la-premio-nobel-de-literatura-2013-literatura
 

Una historia de esperanza en medio de la crudeza vivida por Solzhenitsyn

Estándar

Aleksandr Solzhenitsyn nació el 11 de diciembre de 1918 en Kislovodsk, Rusia, donde terminó sus estudios universitarios de matemáticas, y ya durante la Segunda Guerra Mundial, fue movilizado y enviado al frente a finales de 1941 y principios de 1942, y al término de las hostilidades, sus ofensivas observaciones sobre Stalin motivan su detención para febrero de 1945 y una condena de 8 años de reclusión en un campo Gulag. Allí le operan de cáncer en 1952. En 1957, un nuevo tumor le obliga a someterse a tratamiento en el hospital Tashkent.

solzhenitsynoffice

En 1959 escribe en tres semanas “Un día de Iván Denísovich” y conquista rápidamente fama mundial. En 1963, escribe “El pabellón de cáncer” y empieza “El archipiélago Gulag”. En 1967 en una carta abierta dirigida al IV Congreso de Escritores de la URSS, denuncia la censura y comienza su combate abierto contra el poder soviético. En 1974 es expulsado rumbo a Alemania Federal y en 1975 se establece en Estados Unidos donde sigue escribiendo.

El pabellón de cáncer (Tusquets Editores) cuenta un episodio de la vida del autor, Alexandr Solzhenitsyn, donde se tiene como escenario Tashkent, donde el protagonista, Oleg, se encuentra internado después de cumplir una larga sentencia en un campo.

Es un ex prisionero típico, desconfiado y testarudo, que se enfrenta con el mundo libre representado en la novela por doce hombres, todos atacados por el cáncer. La actitud frente al peligro de una muerte inminente modifica al hombre, hace caer máscaras y cortezas.

En esta obra Solzhenitsyn prolonga la tradición de Tolstói en “La muerte de Iván Ilich”, y de Chéjov en “Una historia aburrida”.

 La verdad íntima de esos retratos es impresionante, sobre todo por los efectos que obtiene al mostrar a cada uno de los enfermos visto por sus once compañeros de dormitorio.

En el plano del lenguaje, Solzhenitsyn pertenece a la escuela de la poeta Tsvetáyeva o del poeta Rémizov, dos de los grandes renovadores de la sintaxis sincopada, llena de concentrada energía, propia del habla popular y de los proverbios.

La vida de Solzhenitsyn transita por la torturada senda de la historia soviética, y su obra, desde “Un día de Iván Denísovich” hasta “La rueda roja”, recoge los episodios y los fenómenos más paradigmáticos de esta experiencia histórica. Su periplo vital se inicia casi con la revolución rusa y su actividad literaria, forjada en los campos de trabajo soviéticos.

El pabellón de cáncer es interesante de principio a fin manteniendo el interés del lector en todo momento y, a pesar del título no es triste ni deprimente, es justamente lo contrario, brindando esperanza real como nuestra vida.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/una-historia-de-esperanza-en-medio-de-la-crudeza-vivida-por-solzhenitsyn-literatura
 

Memoria infinita [Para Gabriel García Márquez]

Estándar

Recuerdo tu rostro,

Ese rostro sonriente, avispado,

Que inevitablemente al correr de los años deja su huella imborrable

 

Como tantas huellas dejas tú

Por las calles de Cartagena

De tu hermosa Colombia

 

Y en nuestros corazones de quienes somos tus fieles lectores

Cómo poder olvidar ese extraño lugar llamado Macondo

En el que las mariposas amarillas revolotean libres

Y se posan sobre la casa de los Buendía:

Úrsula, Aureliano o Amaranta

 

Cien años de soledad pueblan este inmenso espacio

Y sí… confirmado está

Tus recuerdos se retiran del escenario

Me entristece saber que nos vas a olvidar

Y ahora nos tocará a nosotros a ti diariamente la historia volver a contar

 

Pienso que dejaste en tus libros tu memoria

Una memoria infinita, vasta,

Que con cada línea trazada

A cada palabra plasmada

Con cada obra publicada

Nos obsequiaste lo más entrañable de tu alma

 

Gracias maestro

Con profundo respeto

Para ti

Gabo.

Jorge Iván Garduño
Versalles, Ciudad de México
@plumavertical

La sonrisa anarquista de Fo

Estándar

Las letras y la política siempre han mantenido una estrecha relación dentro del pensamiento social, máxime cuando el ejercicio intelectual de la literatura se convierte en un primer momento en ese vehículo promotor tan buscado de lucha para la política opositora de los viejos convencionalismos, en segunda instancia cuando se vuelve en un estilo de vida a fin de hacer frente al aparato represor y finalmente el ser una manera de denuncia ante las injusticias cometidas por los estratos políticos más altos.

La historia nos habla acerca de grandes escritores, periodistas, luchadores sociales y pensadores que han utilizado la pluma, el papel y sus ideas para formar una legión de literatos, que han encontrado en los libros un enorme refugio que ha soportado las férreas asperezas provenientes de quienes ellos han denunciado.

Tales son los casos de Mario Benedetti en Uruguay, Albert Memmi en Túnez, Gao Xingjian en el territorio chino, Shalman Rusdie enla Indiao Dario Fo en Italia, donde este último ha adquirido con el gobierno de su país una posición encontrada, debido a su ideología izquierdista y radical en cuanto al quehacer político se refiere.

Y es que las obras de este escritor de teatro italiano, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1997, son conocidas como irreverentes, desvergonzadas, mordaces, anarquistas o revolucionarias, porque la escritura con la que están plasmadas tienen un único objetivo: criticar sin piedad al poder político cuando éste busca el poder por el poder mismo.

Lo que Fo logra en sus libros, es un despertar de conciencias muy perturbador que sólo la sagacidad, de quien es también actor y dramaturgo, puede lograr gracias a su lucidez, donde la vorágine provocada por el capitalismo no escapa a su pluma, en la que la hiedra venenosa de la mafia lo ha atrapado y para no ser devorado la combate escribiendo sobre ella y finalmente, el juego de moralidad que el Vaticano practica lo denuncia en sus decenas de obras sin callarse nada.

Nacido en San Giano el 24 de marzo de 1926, Dario Fo forjó una sólida carrera en el mundo de la actuación desde su juventud, ya que estudió enla Academiade Bellas Artes de Brera en Milán, y al egresar de este instituto comenzó su vida teatral, en la que pronto dio muestra de su talento como escritor y denotó un estilo inagotable de controvertidas sátiras políticas.

A pesar de que esporádicamente ha incursionado en el mundo de la televisión y de la radio –literariamente–, por razones de censura siempre ha vuelto al mundo del teatro, lugar en el que debido a la comodidad con la que se desenvuelve, le permite presentar los problemas políticos de nuestro tiempo en obras animadas escritas desde el punto de vista de la izquierda política.

Dario Fo posee un talante abrupto e ingobernable, que el tiempo ha ido perdonando, convirtiendo su cinismo en arte, su socarronería en una habilidad para cautivar con el poder de la palabra escrita y actuada, y su ingobernabilidad en la conquista privilegiada de millones de estanterías en todo el mundo.

Junto a su esposa, la actriz Franca Rame, ha fundado en distintas etapas del tiempo diversas compañías de teatro, siendo las más sobresalientes la Dario Fo-Franca Rame, que se mantuvo por casi diez años; posteriormente conformaron una cooperativa teatral asociada al Partido Comunista, Nuova Scena, brindando espectáculos en fábricas y clubes de trabajadores, lamentablemente los desacuerdos políticos con el partido los llevaron a nuevos proyectos.

Entre las obras más conocidas y controvertidas de Fo se encuentran Los arcángeles no juegan a las máquinas de petaco (1959), Muerte accidental de un anarquista (1970), Aquí no paga nadie (1974), El país de los Murciélagos (2002) y en el 2003 publicó L’anomalo bicéfalo, un libro en el que presenta un retrato irreverente y crítico del primer ministro italiano Silvio Berlusconi.

Dario Fo, un actor, escritor de teatro y crítico que como muy pocos se atreven a denunciar los males del sistema en el que viven, y que como muchos padecen las consecuencias de sus propios actos.

Invariablemente un artista total que siempre mantiene una sonrisa en el rostro por la dicha de la vida y por la alegría de desdoblarse en la escritura.

Jorge Iván Garduño
Fotógrafo, escritor y periodista mexicano.
jorgeivangg@hotmail.com
@plumavertical

José Saramago, un intelectual ateo

Estándar

Condenado, vituperado, exaltado, amado, premiado, odiado, José Saramago (1922-2010) causó demasiadas reacciones por más de medio siglo con su trabajo literario alrededor del mundo, creador de obras tan decisivas para él y comprometedoras para otros.

Desde sus primeros artículos publicados en Portugal, Saramago mostró su intensidad con la pluma para reflexionar sobre el ser humano, el espacio y el tiempo desde un punto de vista ético y comprometido con su partidismo comunista.

Debido a los escasos recursos que su familia tuvo para brindarle estudios universitarios, debió estudiar una carrera técnica de mecánico, fue así como obtuvo su primer empleo formal, con lo que consiguió los ingresos necesarios para comer y aprovechar sus tiempos muertos para perfeccionar el ejercicio periodístico y aprender otras lenguas además del portugués.

En la década de 1970, José Saramago sufrió persecución política por parte del gobierno dictatorial de Antonio de Oliveira Salazar, ya que el novel periodista persistía en publicar las acciones represivas del Estado Nuovo que proclamaba en esos años el partido único en el poder: la Unión Nacional.

Luego de formar parte de la Revolución de los Claveles, la cual instauró la democracia en Portugal, en su faceta como periodista José Saramago trabajó en el Diario de Noticias de Lisboa, un periódico de izquierda moderada, donde colaboró como redactor y posteriormente fue director adjunto.

En menos de seis años logró equilibrar sus ideas políticas con las intelectuales, y en ese tiempo se dio a conocer con su novela Alzado del suelo (1980), un libro que le valió revelarse al mundo literario como un gran novelista maduro y renovador, características difíciles de encontrar en escritores de su generación, y que lo han llevado a los más altos círculos intelectuales.

A pesar de no contar con estudios de alto rango, Saramago nunca ha mostrado falta de conocimientos en sus poemas, obras de teatro, artículos periodísticos históricos o novelas, muy por el contrario, siempre ha demostrado estar dotado de una capacidad propia para imprimir a sus escritos un sello característico.

Su sello o estilo propio comienza desde el lenguaje que utiliza en sus libros, este tipo de lenguaje, en varias ocasiones prosaico, es de llamar la atención, ya que suele transmitir una inflexión impersonal, sin dejar de ser una obra con elevados índices de intelectualidad; algo que Saramago maneja magistralmente.

Las estructuras utilizadas por él en sus novelas y ensayos son sólidas, con un estilo humorístico, sarcástico y muy bien documentadas históricamente, sin pasar por alto el escepticismo tan característico en este escritor ateo por nacimiento y solidario con la gente del pueblo por vocación.

Y es precisamente su ateísmo conjugado con su solidaridad lo que lo motivó a escribir novelas como El evangelio según Jesucristo, donde por un lado echa por el suelo el dogmatismo evangélico y por otro intenta exaltar el amor humano, que dicho por él mismo, debería estar por encima de toda condición personal.

Esta novela lo llevó a enfrentarse de lleno con la Iglesia Católica y con una parte de la sociedad portuguesa más conservadora, al grado que debió abandonar la ciudad de Lisboa y establecer su lugar de residencia en la isla española de Lanzarote, en las islas Canarias, donde murió el 18 de Junio de 2010.

El evangelio según Jesucristo nos recuerda a la obra cumbre del griego Niko Kazantzakis, tal vez por la utilización de los pasajes bíblicos de tiempos de Cristo, pero independientemente de la trama novelesca, lo que José Saramago intentaba en un inicio con su novela, fue cuestionar las creencias religiosas para así procurar liberar a la gente más desprotegida de las manos de la hipocresía católica, que no sólo lucra con la ignorancia que la gente tiene sobre un libro (La Biblia), sino que además los despoja de dinero y objetos de valor, acentuando así su pobreza.

No ha sido la manera más ortodoxa de enfrentar una fe, mucho menos la de defender un ateísmo rampante, pero a su manera José Saramago fue fiel a su escepticismo racional, y así lo dejó en claro con su último libro publicado en vida: Caín. Aunque a final de cuentas, tanto atacar o hablar de algo que uno piensa y dice que no existe, es equivalente a gritarle al mundo que de verdad crees que con mencionarlo tantas y tantas veces es posible demostrar que existe o hay algo superior que no comprendes.

José Saramago, un hombre que utilizó la escritura para desdoblarse tantas y tantas veces, para mirarse a sí mismo en una habitación llena de espejos, para susurrarse al oído estoicas frases nacidas de su imaginación o recitarse poemas dirigidos a Pessoa, pero inspirados por Ricardo Reis bajo la pluma de Saramago.

En definitiva, un escritor que albergó la necedad en su imaginación, y en su pluma la capacidad intelectual.

Jorge Iván Garduño
Fotógrafo, escritor y periodista mexicano.
jorgeivangg@hotmail.com
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/jose-saramago-un-intelectual-ateo
 
http://apiavirtual.net/2010/07/30/jose-saramago-un-intelectual-ateo-2/
 

“El acontecimiento traumático de la civilización occidental”, en el pensamiento de Kertesz

Estándar

Durante casi ya siete décadas, la sombra fría y alargada que proyectan los campos de concentración nazi y Auschwitz, persisten en recordarnos lo cruel e intolerantes que podemos llegar a ser los seres humanos con nuestros iguales, ya que definitivamente en la historia de la humanidad ésta ha sido la constante.

Y es que así como el siglo XVIII es recordado porla Revolución Industrialque se sucedió en Inglaterra, el siglo XX fue cruelmente marcado por dos guerras mundiales, pero muy en especial por las armas y métodos de destrucción masiva que fueron utilizados a diestra y siniestra, con tanta naturalidad como si de un día de campo se tratara.

Tan profundo y hondo se ha arraigado en la disertación del hombre posterior a la segunda mitad del siglo pasado la eliminación masiva del pueblo judío, que la cantidad de tinta vertida en papel por pensadores, intelectuales, escritores y filósofos respecto a la <<gran catarsis>> que esto representó, serviría para teñir sin dificultad el Mar Mediterráneo.

Un pensador que ha contribuido con su tinta a las disquisiciones filosóficas –dejando a un lado las invenciones poéticas con la finalidad de narrar sus vivencias de manera vital y profunda–, a este respecto es el húngaro Imre Kertesz, quien a la edad de quince años fue deportado a los campos de concentración de Polonia y liberado un año más tarde de Buchenwald, un campo de exterminio nazi.

Kertesz es una de las pocas voces que gozan de la mayor autoridad en los corredores literarios sobre el tema del holocausto, sus ensayos, novelas, discursos, ponencias, guiones y artículos periodísticos así lo demuestran, ya que su trabajo provoca a la reflexión, causando un estremecimiento en el corazón, pues nunca deja al lector indiferente.

Su prosa ensayístico-filosófica emplea los elementos de la vida y los acontecimientos más acuciantes para desbordarse de forma plena en lo que más le interesa: su inquietud existencial y la tensión intelectual que ha de lograr con ella, magistralmente enfrenta la vida y su “yo judío” que, afortunada o desafortunadamente le tocó vivir.

En su experiencia como escritor, Kertesz aprendió a separar la realidad de la lengua, el concepto de su contenido, o si se quiere, la ideología de la experiencia, puesto que es una cuestión crucial para el escritor, incluso desde la perspectiva de su oficio, de la técnica literaria; y se ha obligado a constatar que esta realidad no sirve ni para el objetivo de la forma artística ni para el de la transmisión artística, entre otras razones, porque es más pesadilla que realidad.

Kertesz parte de la idea de que en la sociedad los valores son falsos, los conceptos incomprensibles, la existencia arbitraria, su continuidad depende de oscuras relaciones de poder, y mientras la vida domina de manera total, en su interior carece de la misma.

El género humano se pone a escribir una y otra vez y no puede liberarse de la sensación de carencia; Imre Kertesz reconoce que en el que se vive es un mundo ideológico, lleno de secuelas y en el que él eligió el exilio intelectual; a pesar de ser poseedor de una carga literaria avasalladora, al final de todo su discurso sólo muestra una caricatura de nuestros verdaderos pensamientos.

Como lo dice el también galardonado con el Nobel de literatura 2002: “Nuestra mitología moderna empieza con un gigantesco punto negativo: Dios creó al hombre y el ser humano creó Auschwitz”, esto habla muy mal de la humanidad y nos deja pocas alternativas para el futuro.

Imre Kertesz, un pensador que va dejando constancia, en su literatura, de que Auschwitz no es en absoluto el asunto privado de los judíos esparcidos por el mundo, sino el acontecimiento traumático de la civilización occidental que algún día se considerará el inicio de una nueva era.

___________________________

Jorge Iván Garduño
Fotógrafo, escritor y periodista mexicano
jorgeivangg@hotmail.com
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en: 
http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2010/11/14/index.php?section=sociedad&article=005a1soc
 
 

Explorando el inconsciente con Kawabata

Estándar

El esplendor del imperio japonés ha cautivado a Occidente e impresionado a Oriente, sus majestuosos palacios, situados en jardines esplendorosos o en riscos imaginablemente complicados de acceder, atuendos confeccionados con lujosas telas y con metales de acabado artesanal, y ni qué decir de los ritos solemnes que nos evocan una cultura de dioses, espíritus y samuráis.

La ideología japonesa, llena de misterio, incomprensible para quienes vivimos en Occidente, esa cultura tan lejana para unos y tan cercana y propia para muchos otros, aunque estos últimos nunca terminan siendo generalmente mayoría ante los primeros. Antes de conocer a uno de los máximos representantes de la literatura japonesa, les hablaré –brevemente– de la ideología de aquel país, que continuamente resulta ser fascinante. .

Las artes japonesas están dominadas por tradiciones milenarias y de un profundo conocimiento para quien busque practicarlas. La dramaturgia tiene dos formas de representación: el teatro no, interpretado con máscaras e inspirado en el budismo zen, y el kabuki, un espectáculo popular y suntuoso.

La religión ocupa un lugar de preponderancia en la vida del Japón y se encuentra estrechamente vinculada con el Ser. El budismo se convirtió en la religión oficial a partir de 1946, propiciado en gran parte por la derrota sufrida en la Segunda GuerraMundial. El emperador Hiro Hito (1901-1989),[i] último emperador considerado una divinidad, leyó por la radio la rendición de su país, motivo por el cual debió renunciar a su naturaleza divina.

El sintoísmo, la religión anteriormente oficial hasta 1946, significa el camino de los dioses, es politeísta y persigue la pureza ritual y física, está orientada a la práctica ritual individual, no esta basada en ningún texto revelado y su iglesia no esta organizada jerárquicamente. Su práctica fundamental es el culto a los kami, o dioses que encarnan los fenómenos de la naturaleza (tsunamis, terremotos, inundaciones),[ii] y a los antepasados.[iii]

Otra cosa que hay que tomar en consideración son los ritos samuráis, quienes se constituyen en una casta puramente militar a partir del siglo XVII. Se regían por un estricto código de honor llamado bushido (el camino del guerrero) en el que el cumplimiento del deber con el daimyo era su máxima vital. Para un samurai no existe el miedo a la muerte, por eso su emblema es una flor de cerezo, que simboliza la brevedad y belleza de su vida.

La literatura japonesa se encuentra impregnada de estos y otros elementos más que no deben aislarse del relato y que siempre están estrechamente conjugados con la escritura. Por ejemplo las geishas, el juego de Go,[iv] la tradición de los bonsai, el sumo y otras más.

Yasunari Kawabata (Osaka, 1899-1972), escritor japonés impregnado del impresionismo y partidario del lirismo. Su escritura está cargada con altos niveles de erotismo, de obsesiones amorosas, de la nostalgia, del remordimiento, del deseo por lo prohibido, los rituales y la muerte, esta última, muy significativa para Kawabata.

La obra de este artista, ganador del premio Nobel en 1968, debe ser leída a detalle, ya que cada gesto, cada movimiento de los personajes, tiene un significado; novelas altamente incisivas, maravillosamente líricas y profundas.

Kawabata nos habla de las tradiciones ancestrales de su patria que se ven confrontadas de frente con un florecimiento vertiginoso y acelerado de una sociedad moderna, lo que crea ambientes transformados, angustiantes, desolados, pero de una belleza deslumbrante que invita a la imaginación a cruzar la frontera de la ficción a la realidad.

Relatos que nos hace creer su autor que son Vida, cuando en realidad son Sueño, es el inconsciente del ser humano accionado en vida real, en el aquí y en el ahora, cuando en verdad sólo está trayendo los apetitos del Ontos[v] a través del inconsciente. Una especie del Anima y del Animus[vi] reflejado en la más fina literatura. Aunque finalmente, también es Vida por ser parte de la misma.

La soledad en que pasó su infancia tras la muerte de sus seres más queridos (sus padres), marcó profundamente su personalidad. Huérfano a los tres años, insomne perpetuo, lector voraz tanto de los clásicos como de las vanguardias europeas, fue un solitario empedernido.

Yasunari Kawabata, el escritor japonés que fue maestro de otro extraordinario novelista: Yukio Mishima, y guía literario del segundo Nobel que ha dado el Japón, Kenzaburo Oé.  Un verdadero genio de las letras niponas que nos lleva a conocer las calles, las ciudades y los paisajes del país del sol naciente.

A los setenta y dos años, enfermó y, deprimido, se suicido en la ciudad de Zushi el 16 de abril de 1972, sin dejar ninguna explicación. Su obra, definida por él mismo como <<un intento por hallar la armonía entre el hombre, la naturaleza y el vacío>>, ocupa un lugar entre lo más selecto de las letras universales, porque Yasunari Kawabata, es y seguirá siendo el novelista por excelencia del Japón del siglo XX.


[i] En 1945, los nipones oyeron por primera vez la voz de un monarca, Hiro Hito, quien leyó la rendición de Japón. La religión oficial anteriormente era al sintoísmo, y que fue oficialmente cambiada por este hecho relevante.

[ii] Por eso es que el Manga japonés está poblado de estos elementos de gran significado.

[iii] Los orígenes del sintoísmo se remontan al periodo entre el 300 d.C., los lugares sagrados eran parajes de gran belleza que se señalizaban con una cuerda o una puerta de madera llamada torii.

[iv] Juego de mesa muy popular en China, Corea y en especial en Japón. 19 líneas horizontales y 19 líneas verticales sobre un tablero, sobre los puntos de intersección se ponen  piedras en formas de concha, blancas y negras. La tradición indica que nunca se ha jugado dos veces una misma partida de Go; hay alrededor de 4,63×10170 posiciones posibles.

[v] El “Ser”.

[vi] Anima= Nuestra parte femenina. Animus= Nuestra parte masculina.

Jorge Iván Garduño
Fotógrafo, escritor y periodista mexicano.
jorgeivangg@hotmail.com
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
http://apiavirtual.net/2008/11/26/explorando-el-inconsciente-con-kawabata/