Archivo de la etiqueta: Rayuela

“La poeta gorda”, una ópera prima con todo el rigor de un gran escritor

Estándar

La novela de José Luis Valencia “El Vale”, La poeta gorda (Rayuela), está “escrita con elegante desenfado y sentido del humor”, que es la ópera prima de este escritor jalisciense.

77777770045454545456

Quitarse un peso de encima. Tal vez sea eso vivir. Desprenderse de envolturas, cáscaras. Aderezarse con aromas, sabores. Ser uno mismo. Un cuerpo. Una memoria. Ser o haber sido una poeta gorda. Una niña gorda adelgazada. Llenarse de recuerdos y comidas. Observar la vida de otros desde una ventana. O contemplar el plato ajeno. Y es entonces cuando el curso de las historias se agolpan y se ordenan, creando sentidos y vacíos que debemos completar.

Cuando el lector asiste y se alimenta de la literatura voraz y exquisita de José Luis Valencia, de un menú de un relato como éste, se está ante una plato que se antoja dese el primer tiempo.

Cuesta mucho. Al final, a los que nos ha costado siempre amoldarnos a lo que comúnmente se llama normalidad, a los que nos hemos apartado y rechazado el guión que se nos ofrecía y que otros mansamente han seguido, a los que nos hemos sentido distintos desde muy pequeños, no nos ha quedado otra que volvernos muy locos. Hay maneras y maneras de enloquecer. Hacerte escritor es una manera de enloquecer y rentabilizar todo ese caudal de locura, de dolor… Tiene mucho de desquite, de terapia, de refugio… pero es muy difícil ser feliz sabiendo que no eres lo que deberías ser, lo que en el mundo está mejor ser.

La poeta gorda, una novela que se lee de un tirón.

Jorge Iván Garduño

@plumavertical

Este texto se ha publicado en:

http://efektonoticias.com/noticias/mexico/la-poeta-gorda-una-opera-prima-con-todo-el-rigor-de-un-gran-escritor

Anuncios

Demasiados lobos andan sueltos. Crónicas infrarrealistas

Estándar

Si indagáramos por los rincones de nuestra mente, descubriríamos sin temor a equivocarme resplandores de lucidez, que por desgracia sería una lucidez aterradora, avasallante, que en el afán de saciar nuestra curiosidad, buscaría subyugar nuestros pensamientos y cuerpo a un mundo estridente.

adssd54fd5ggf

En este despertar de nuestros sentidos, nos percataríamos de lo infinitesimal del espacio, de la nada que es la materia, del vacío que genera el ser humano de su propia vida, lo que sin duda aturdiría a nuestra cabeza de tanta vaguedad.

En este despertar a la llamada realidad, a un mundo digital donde mentes lúcidas pretenden generar luz en tanta oscuridad, cabe la posibilidad de volvernos conscientes de lo absurdo, tonto y estúpido que es la materia vuelta sociedad, y que algunos llamamos capitalismo, socialismo, democracia, neoliberalismo o nombre semejante que lo único que pretende es que saciemos nuestra sed de poder y anarquismo.

En Demasiados lobos andan sueltos (Editorial Rayuela) el amante de la lectura se topará con nueve crónicas que abordan temas tan complejos y vastos de nuestra realidad convulsa como son: la tragedia de la Guardería abc; la estela de sangre y muerte que deja tras de sí la actividad del narco, y su correspondiente “combate”; las autodefensas de Michoacán; la historia de un bombero mexicano en Nueva York, o un recuento del negocio de la violencia en Honduras.

Todas ellas buscando un fin último: la reflexión del lector sobre la realidad que día a día vivimos, de ahí el subtítulo de “crónicas infrarrealistas”. Estas páginas en realidad son un pretexto para coleccionar un grupo de notables crónicas, y de experimentados y prestigiados periodistas como: Alejandro Almazán, Diego Enrique Osorno, Juan Carlos Reyna, Wilbert Torre, Alejandro Sánchez y Javier Valdez, como -en el otro extremo- las nuevas plumas de México: Manuel Larios, Nel San Martín y José Luis Valencia. Demasiados lobos andan sueltos. Crónicas infrarrealistas una obra imperdible que Rayuela publica con sobrada pericia para dar luz en medio de una caótica existencia social.

Jorge Iván Garduño

@plumavertical

Este texto se ha publicado en:

http://efektonoticias.com/noticias/mexico/demasiados-lobos-andan-sueltos-cronicas-infrarrealistas-literatura