Archivo de la etiqueta: Sexo

Mi novela “Cuídame de ti” es una novela erótica basada en hechos reales: Mónica Salmón [AUDIO]

Estándar

La fatídica sensualidad de “Tatami”

Estándar

Tatami (Editorial Océano) es la nueva novela del escritor español Alberto Olmos (Segovia, 1975) en la que asistimos a un escenario perfectamente construido con el menor número de materiales posibles para este fin, una obra nada fácil de efectuar, peri que Olmos la lleva a la perfección.

Captura de pantalla 2013-06-13 a la(s) 11.01.16

Un diorama planteado en un espacio físico reducido: un avión que vuela hacia Tokio, y con el mínimo de personajes, Tatami se erige como una obra que tiene mucho qué decirnos acerca de una cultura enigmática y la sexualidad que produce en la mentalidad occidental.

Tres exiguos personajes de que se vale Alberto Olmos: un hombre que cuenta, una mujer (la pasajera de al lado) que le escucha y una tercera persona, una joven, sobre la que se refiere la historia.

Un lenguaje a cuentagotas, sin dejar de lado la firmeza, mostrándose conciso, franco, y en muchas ocasiones bien podría aparecer rudo, sin embargo esta breve obra, como todas las letras universales, se nutre de la comunicación y su oralidad, dando pie a que exista a través de las letras y el lenguaje que ellas forman, manifestándose de manera visual, oral o escrita, siendo la literatura japonesa, porque así está concebida, es una de las más visuales, que obtiene su valor estético e intelectual desde el momento de su concepción.

Y es a partir de esa concepción única, que Alberto Olmos surge como una suerte de alquimistas venido en la noche por sorpresa, con la firme intención de expresar un lenguaje que toma el rol de retratista social.

Olmos construye una historia compleja, plena de matices y sugerencias, una historia absorbente donde el narrador cuenta la historia de por qué vuelve a Tokio, dieciocho años después de su marcha. La historia, que comienza de forma un tanto anodina e incluso tópica, va poco a poco alcanzando intensidad, a medida que se va depravando hasta desembocar en una compleja pugna psicológica en la que una especie de atracción fatal une a las tres (apenas tres) piezas del rompecabezas.

La historia que narra el pasajero de al lado pronto toma un sentido diferente a lo que podría pensarse; la primera reacción de la pasajera que le escucha es cambiar de sitio, ocultarse, huir; sin embargo, algo desconocido, mucho más allá del simple morbo, la empuja a seguir escuchando, y la hace desear el final.

El narrador muestra una sabia maestría para mover las piezas del juego a fin de alimentar el deseo.

El hilo conductor de Tatami es la dominación del “otro”, donde las “fuerzas” de atracción impostadas en los seres humanos se muestran hasta el punto de olvidarnos de nosotros mismos y de todos nuestros principios para dejarnos arrastrar hacia donde nunca hubiéramos pensado.

El mundo en el que transita Alberto Olmos es un mundo contradictorio, saturado de un vacío generacional, pero con unas ganas extraordinarias por vivir y amar; en eso radica la escritura emocional, árida y puntillosa que nos plantea el escritor en Tatami.

Alberto Olmos, un escritor que asume su realidad que pretende aportar las mejores obras que esté en sus manos escribir y que parte de una muy buena propuesta estética, y sin duda con Tatami lo alcanza.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/la-fatidica-sensualidad-de-tatami-literatura
 

“Tres”, de Melissa Panarello

Estándar

Los jóvenes, pasan por diferentes etapas antes de alcanzar una madurez y un conocimiento pleno en su mente y sobre sus actos. En esa etapa llegan a comportarse de manera imprudente, rebelde, inquieta, y no es nada fácil llamarles la atención ya que creen que lo saben todo o casi todo; esta etapa de la vida es importante tomar el consejo de las personas con mayor experiencia.

melissa_panarello

Sin embargo el alcohol, las drogas y sobre todo el sexo rampante es cada día más cotidiano en las vidas de los jóvenes de la sociedad actual, alcanzando tal frenesí que el significado mismo de la existencia no tiene sentido alguno, y eso es precisamente lo que se refleja en Tres (Editorial Suma de Letras) de la joven escritor italiana Melissa Panarello, quien saltó a la fama con su libro traducido a 40 idiomas Los cien golpes.

Debemos entender la importancia de la madurez en nuestra vida y la necesidad que tenemos de alcanzarla, los jóvenes, que si bien están inmersos en un mundo con placeres, comodidades y avances tecnológicos, de una u otra forma vamos siendo lo que vivimos, y por desgracia en Tres sus protagonistas nunca se dan cuenta de ello.

Larissa, un joven italiana está aburrida de su matrimonio, hasta que conoce a los dos hombres que le cambiaran el esquema: Gunther y George, con lo que se iniciará una relación extraña marcada por un “amor” de oropel en el que todos sienten el máximo deseo por todos… nadie escapa.

En un estilo como de diario de recuerdos, Panarello nos presenta una historia eróticamente recatada, y más apegada al sin sentido de la vida juvenil, en la que explora la vida de tres seres que se encuentran deambulando en una sociedad desintegrada.

Tres, una obra que explora otra visión que las nuevas generaciones tienen en la vida, y las múltiples decisiones, sin sentido, realizan, ya que por desgracia, no han aprendido nada diferente de sus mayores.

Melissa Panerello,  nos acerca a una obra con voz clara y que pretende no tener tapujos, a fin de abandonarnos a cualquier certeza sobre la vida, el sexo y el “amor” adentrándose a una selva oscura con tal de vivir más allá de sus propios miedos.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/tres-de-melissa-panarello 

“El límite del deseo”, de Eve Berllin

Estándar

La segunda entrega de la trilogía El límite ha llegado a las librerías bajo el título El límite del deseo (Editorial Roca), sin embargo y aunque siguen un mismo tema, no es necesario o mucho menos imprescindible leerlas de manera continua o tener el antecedente de la primera, es posible leerlas de manera independiente.

el-limite-del-deseo-ebook-9788415410591

Con un lenguaje un tanto impúdico, El límite del deseo es una novela netamente erótica en la que las fantasías y deseos de sus protagonistas están estrechamente relacionados con el mundo de BDSM o todo aquello que una persona sumisa no se atreve a aplicar en una sesión sexual, por lo que es fácil imaginar que las escenas sexuales son de lo más explicitas.

Esta novela erótica trata sobre la historia del reencuentro de sus protagonistas en la edad y situación perfecta para explorar el tipo de sexualidad que realmente les motiva: Dante y Kara.

El primero lleva años disfrutando de poder llevar a cabo sus fantasías sexuales, mientras que Kara aún no ha encontrado el hombre con el que poder llevarlas a cabo… dos trenes desbocados apuntando a la misma dirección, una situación que sobre decir las temidas consecuencias.

Como abogada Kara Crawford sabe cómo guardar secretos, especialmente después de que un ex la despreciara después de que ella le confesará sus más ocultos deseos sexuales. Kara ya ha renunciado a encontrar a alguien capaz de satisfacerla en lo más íntimo (su gusto por el bondage y los azotes) hasta que pasa una de las noches más maravillosas de su vida con alguien a quien siempre había admirado de lejos.

El dominador sexual Dante de Matteo conoció a Kara en el instituto pero nunca se imaginó que sus fantasías sexuales coincidieran plenamente con las de ella. Los dos amantes no esperan que lo suyo sea más que un affaire de una noche, pero cuando Dante empieza a trabajar en el bufete de Kara, tienen que lidiar a diario con las chispas que genera la química sexual entre los dos.
Mientras que un profundo deseo los acerca, el miedo puede acabar por separarlos para siempre, a no ser que aprendan a manejar el dolor y el placer que produce el amor.

El límite del deseo, una ardiente lectura que se basa casi en exclusiva en la relación y personalidad de sus protagonistas. El tipo de sexualidad que se expone viene determinado por la inclinación que siente la pareja hacia el mundo de la dominación-sumisión, con la correspondiente lucha del que intenta ejercer el control y del que necesita cederlo, por lo que está pensada para los lectoras que no sienten rechazo por este tipo de fantasías.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
 http://efektonoticias.com/cultura/el-limite-del-deseo-de-eve-berllin-literatura

“Cómo ser mujer”, un libro que aborda el feminismo de manera divertida

Estándar

No es un manual de instrucciones, no es un libro sobre tecnicismos, y mucho menos es un libro sobre la historicidad del llamado “sexo débil”, Cómo ser mujer (Editorial Anagrama) de Caitlin Moran no es nada de lo anterior pero sí es un libro para divertirse, por lo que la intención de la autora para que el feminismo funcione es bien aplicado y explotado.

Maquetaci—n 1

Caitlin Moran es una periodista británica que se hizo profesionalmente en las redacciones de revistas musicales, así que está íntimamente ligada con la cultura pop, por lo que buscó escribir una obra con el que la gente pudiese divertirse, hacerla su cómplice a través del texto que difícilmente lo deja uno una vez que lo comienza.

Y es que luego su lanzamiento en español el pasado 5 de julio en Barcelona, Cómo ser mujer, continúa su gran éxito que ha tenido en su lengua original, la inglesa, por lo que ya es considerado un ejemplar de altas ventas, y se en castellano no dudo que alcance lo propio.

Moran pugna por un “feminismo divertido”, en el que las mujeres no se juzgan, más bien se relajan, se suben a la silla y gritan ‘Soy feminista’, por lo que el iniciar una revolución e intentar cambiar el mundo es algo que puede ser muy divertido, y así lo demuestra Cómo ser mujer.

Cómo ser mujer es también un fina crónica de madurez de una mujer quien es mujer, madre y con dos hijas, que reflexiona desde el punto de vista del género acerca de su vida, hasta que descubre la sexualidad en los límites de la frontera de los cuarenta años.

El relato se deja sentir de manera autobiográfica, como bien lo dice Caitlin Moran que sólo le ha añadido uno que otro pincelazo, por tal motivo uno tendrá la sensación de visitar a la autora en su alcoba para mantener una charla directa.

Moran llama las cosas por su nombre, y es que su narrativa es tan empática con los lectores y cargada de ironía, que hacen del libro toda una experiencia que no será fácil de olvidar.

Veremos como de una alcoba se van mezclando con receta de infusión, el feminismo; el sentido común; el buen humor; la literatura; La mujer eunuco, de German Greer; la música y voces de Madonna y Lady Gaga; el machismo; los problemas con la comida y el físico; el uso de los tacones; el burka o el trato a las mujeres en ámbito laboral; su sexualidad activa y el estilo de vida… en fin, tantas reflexiones sobre el amor y una que otra experiencia personal con el aborto.

Con sarcasmo y mucho buen humor, Cómo ser mujer es un libro sobre el feminismo contemporáneo que vale mucho la pena leer por todas la mujeres y muchos hombres.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/como-ser-mujer-un-libro-que-aborda-el-feminismo-de-manera-divertida
 

“Después del fin del mundo”, un crudo testimonio que hay que tomar en serio

Estándar

Un grupo de jóvenes, encabezados por Santiago, realizan un viaje a la capital de Jalisco, Guadalajara, y en medio de la música y la violencia, pronto se ven inmersos en un ambiente sórdido que asecha con engullirlos, lo que cambiaría radicalmente sus vidas.

9786073117098

Esto es lo que nos cuenta Después del fin del mundo (Editorial Montena) un magistral libro escrito por Eduardo Robles, también conocido como el Tío Patota, quien es autor de más de 60 libros de cuentos para niños, distinguido a nivel internacional en la lista de honor del Premio Hans Christian Andersen por su extensa obra literaria, asimismo fue fundador de la Asociación Nacional de Narradores de Cuentos, prolífico conferencista orientado en las relaciones entre padres e hijos y la incomunicación.

Después del fin del mundo es un relato lúcido que habla sobre las tentaciones de los bares o antros, la circulación y agravamiento del problema de la droga, la sexualidad libertina y los cómos este grupo de jóvenes son atraídos y encerrados en las garras de la violencia e incomprensión empujándolos al abismo entre la vida y la muerte.

Basada en hechos reales, Después del fin del mundo se alimenta de la vida misma y sirve de luz para padres e hijos que habitan en la vorágine social que sucede en todas direcciones.

Un crudo testimonio dirigido a todas aquellas personas que dicen: “eso a mí, ni a mi casa, jamás va a ocurrir”.

Un testimonio que debemos tomar muy en serio y compartirlo con nuestros seres amados.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/despues-del-fin-del-mundo-un-crudo-testimonio-que-hay-que-tomar-en-serio
 

Bajo el mismo cielo

Estándar

La pequeña cierra los ojos como consecuencia de la falta de oxígeno que se le está impidiendo llegue hacia sus pulmones. Los pupitres de madera que llenan la habitación de paredes blancas adornadas con gráficas del cuerpo humano y mapas territoriales se difuminan ante sus ojos, y sólo alcanza a echarle un final vistazo de reojo al calzado negro de quienes son testigos inertes, mas no silenciosos, de la agresión de la que es objeto.

Casi inconsciente, el último aliento lo utiliza para indicarle a su brazo derecho que tome la mano de su joven agresor y, en lo que sería un intento desesperado, zafarse del bravucón de un tirón… por las risas de sus demás compañeros sabe que su empresa ya es imposible e inútil. Pierde la lucidez no sin antes preguntarse: “¿por qué a mí?”

Por desgracia, este relato que describí en una breve escena es verídico, sucedió en la escuela primaria José María Morelos de Hermosillo, en el norteño estado mexicano de Sonora, pero casos como éste se suceden cada día con mayor frecuencia, ya sea en la Ciudad de México, Yucatán, Jalisco, Tamaulipas, Baja California Sur o Sonora, acontecen dejando de ser ficciones producto de la imaginación de un bucólico escritor, quedando expuestas a la opinión pública al mostrarse en las redes sociales luego de ser grabadas mediante un dispositivo móvil.

Lo alarmante es que este ejemplo puede ser un caso de muchos otros que nunca conoceremos, ni mucho menos deberían de sucederse; en la actualidad lo llaman bullying, una palabra cada vez más habitual en nuestra sociedad, efecto de la intolerancia… y la intolerancia es discriminación, el origen de los grandes males de nuestro mundo, desde Anchorage hasta Tierra del Fuego; de Reikiavik, Islandia, hasta Ciudad del Cabo, Sudáfrica; de Turquía a Japón o Sydney, pasando por Ciudad de México, las noticias en la prensa se ocupan más de estos casos nada alentadores para una sociedad en plena decadencia.

Los seres humanos podemos llegar a ser intolerantes con nuestros semejantes, además de que como adultos somos el ejemplo de los más pequeños del hogar, quienes replicarán lo que ven, oyen y sienten en casa primordialmente, por tal motivo es indiscutible que para inhibir la discriminación se deben implementar políticas públicas enfocadas a cada familia en todos los estratos sociales… lo que significaría sólo el inicio de concientizar a la comunidad.

La discriminación puede iniciarse por nimiedades tales como no aceptar que nuestro prójimo sea del sexo opuesto; por vestir ropa diferente a la nuestra; tener un pensamiento distinto al que consideramos debe ser el adecuado únicamente por ser “el mío”; expresarse con algún acento distinto al de la región donde se vive; no hablar nuestra misma lengua; o que su color de piel no nos agrade; sea migrante; o sencillamente porque comparte creencias religiosas diferentes a las nuestras. Tristemente la discriminación la “practicamos” todos en mayor o menor medida.

La discriminación no es en absoluto el asunto privado de unos cuantos ciudadanos esparcidos por el territorio, sino el acontecimiento definitorio para alcanzar una sana sociedad, por lo que debemos reflexionar a fin de actuar por nuestro propio bien, ya que no hace falta ser una jovencita de sexto año de primaria de Hermosillo, Sonora estrangulada por un compañero de clase, ni ser un adulto de las comunidades indígenas desplazado de su tierra simplemente por no tener dinero ni títulos de propiedad o una mujer embarazada despedida de su trabajo para que el grito de irritación de la humanidad alcance el alma de la persona, a fin de que reconozcamos en ellos nuestra propia voz de dolor e indignación.

Hace unos días se cumplieron 10 años de la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación en nuestro país, promovida tras la alternancia en el poder al principio del siglo XXI, con lo cual se han ganado importantes luchas a favor de grupos vulnerables. Sin embargo, vemos que la cuestión más compleja de erradicar son los estereotipos adquiridos, situación de la que nos damos cuenta cuando hay una expresión inadecuada hacia una persona –como ha sido el caso de esta menor de edad originaria de Jalisco, que por su acento y condición social fue molestada por sus compañeros–, hecho (justificado) por lo que la sociedad se agita, las redes sociales se prenden… pero la situación de las comunidades indígenas que están siendo marginadas y excluidas en la actualidad no parece ser un tema de alarma para esta nación en su conjunto. Es ahí donde hace falta poner los puntos sobre las íes.

Debemos seguir trabajando para eliminar la discriminación en nuestro país, que es la trinchera en la que estamos, pero no olvidemos que las primeras acciones comienzan con nosotros y en nuestros hogares, enseñando la buena convivencia hacia los demás a fin de propiciar la tolerancia y el respeto mutuo, necesarios hoy más que nunca.

Al final de cuentas no debemos olvidar que todos, sin excepción, vivimos bajo el mismo cielo.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://ow.ly/mbzm3
 

Henry Miller, precursor de la novela negra y la generación “Beat”

Estándar

Henry Valentine Miller nació el 26 de diciembre de 1891 en Nueva York, dentro de una familia humilde de origen alemán, y falleció en California el 7 de junio de 1980 acausa de problemas circulatorios. Sus actividades fueron las de telegrafista, peón de rancho, recadero, vendedor de enciclopedias a domicilio, jefe de personal de la WesternUnion, boxeador y además de haber contraído cinco veces matrimonio, pasó por el París de la GeneraciónPerdida(1930-1980).[i]

Toda la obra de Miller, en una primera lectura, parece estar repleta de odio a los judíos, los alemanes, a las mujeres, a los Estados Unidos, a Dios… una lectura reflexiva y objetiva te lleva a pensar que su prosa –por encima de consideraciones morales– no deja de ser un canto extremado pero admirable a las libertades tradicionales americanas, una travesía despiadada por su país y su inconsciente; el narrador de la urbe, de las prostitutas, de los locos, de los reventados por la vida, de todo ese delirante modus vivendi americano.

Henry Miller es considerado un anarquista literario, un fiero opositor de los convencionalismos existentes en las décadas de entre 1930 y 1980, ya que sus textos vitalistas, eróticos, anarcoides y de una franqueza sexual despiadada, desencadenaron grandes polémicas y censuras en la Unión Americana generadas a partir de su novela Trópico de Cáncer; publicada en París en 1934 y en América hasta 1961 junto a Trópico de Capricornio.

En la década del cincuenta intentar la lectura de Miller era poco más que una aventura pecaminosa, ilícita y clandestina, su aproximación desprejuiciada hacia las relaciones pasionales, fueron la causa de su desaparición de los corredores literarios; a partir de él, la literatura se revolucionó y comenzó un cambio generacional dentro de las letras norteamericanas que influyeron universalmente: la generación del “Beat”.[ii]

La Beat Generation, fue un grupo de escritores estadounidenses de los años ’50, que mostraban su rechazo a la corriente social mayoritaria a través de su literatura ajena a todo convencionalismo y a un estilo de vida alternativo que proclamaba la revolución sexual, la utilización de la píldora anticonceptiva, la vida comunal, los muchachos florales, la insurrección de los jóvenes, los narcóticos, la apertura conceptual y social; pero Miller ya lo había hecho por su cuenta, mucho antes. Fue uno de los precursores de un estilo que marcó una época.

Henry Miller combina desvergonzadamente amor, sexo, odio, sueños, pasiones, realidad, frustraciones y muchos etcéteras en una obra única y feroz, en la que convergen los sentimientos y contradicciones de un hombre que se enfrenta al hecho de vivir y que podría ser tachado hoy día de sexista, misógino o abominable machista que se encuentra siempre al borde del abismo.

Sus escritos, están ausentes de estructuras convencionales y carentes del uso de una narración lineal, los cuales se vinculan a la exposición introspectiva de un universo esencialmente masculino, con tendencia a la práctica erótica y el proceder nihilista, modelado con un cierto sentido lírico de la prosa, esencia libertaria y vitalista, y de una plasmación autobiográfica con base en el flujo de conciencia.

Miller piensa que su patria está enferma, por eso practica el canibalismo con ella. <<Por fuera parece un panal de miel, por dentro es un matadero. Norteamérica es una casa de putas dirigida por mujeres. He recorrido las calles de muchos países del mundo pero en ninguna parte me he sentido tan degradado y humillado como en América>>.[iii]

Entre las novelas más destacadas por este norteamericano menciono Trópico de Cáncer y Trópico de Capricornio, sus obras cumbres y que descifran su mundo literario, consideradas incluso como las precursoras del género de la novela negra por su temática y lenguaje.

Henry Miller inició la revolución moral del siglo XX; continuada por Kerouac y Burroughs con la generación “Beat”; seguida por el último escritor <<maldito>> de la literatura norteamericana, Charles Bukowski; abordada con humor por el analista de la <<neurosis social de América>>, Norman Mailer; y culminada por la figura legendaria del Nuevo Periodismo e inventor del llamado Periodismo Gonzo,[iv] Hunter S. Thompson.

Concluyo que está lejos de mí la idea de recomendar al lector violencia, odio y demencia; pero debo confesar que, a pesar de que Henry Miller maneja ingredientes de sabores fuertes, consigue una obra de arte, una novela que saca fuera lo malo que hay en el ser humano y que lo perturba, lo atrae y quizá palie algo el escozor de las heridas íntimas. <<Y es que revolcarse en el barro (de vez en cuando) dicen que es bueno para la piel>>.


[i] Artistas y escritores que a partir de su sentimiento de angustia y desengaño, crearon obras de modo tácito y, algunos de ellos muy lejos de sus ciudades natales.

[ii] Sus integrantes: Allen Ginsberg, Jack Kerouac, Neal Cassady y William S. Burroughs.

[iii] Henry Miller, Trópico de Cáncer.

[iv] Una manera de escribir, en el que el autor –alimentado con mucha química– se convierte en protagonista y catalizador de la acción.

Jorge Iván Garduño
Fotógrafo, escritor y periodista mexicano. Cursó estudios de Comunicación y Periodismo (UNAM). Colabora para revistas culturales, literarias, páginas web y periódicos de circulación nacional.
jorgeivangg@hotmail.com
 
Este texto fue publicado en:
 
http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2011/07/17/index.php?section=opinion&article=004a1soc
 
Revista “Molino de Letras” marzo-abril 2008.
 
Revista “Desde el Sótano” de librerías El Sótano julio-agosto 2009. 
 
Revista “Nosotros” diciembre 2007