Archivo de la etiqueta: Taurus

“El verbo de las culturas”, de Clotaire Rapaille, una aproximación al arte de la comunicación

Estándar

Cada país tiene un verbo clave, uno que contiene la esencia de su cultura y explica el comportamiento de sus habitantes. Estos verbos funcionan como llaves que permiten abrir la puerta al inconsciente colectivo de las naciones y decodificar sus tradiciones, complejos y tendencias.

11653946_10153009564786270_1452201721_o

Por supuesto, resumir toda una cultura en una palabra implica el riesgo de hacer grandes generalizaciones.

El autor de este libro lo sabe, pero, lejos de evitarlo, explota el potencial significativo de los estereotipos pues éstos, nos dice, sobrepasan la estrechez de miras de la corrección política y, la mayoría de las veces, son verdaderos.

El verbo de las culturas (Taurus) de Clotaire Rapaille es una obra impresindible en nuestras librería personal, con ella entenderemos de manera clara por qué ciertas culturas actuan como actuan, o por qué son de tal o cual forma.

El gran conocedor Rapaille, resume en 40 verbos culturales toda su experiencia alrededor del mundo.

El verbo de las culturas, una verdadera aproximación al arte de la comunicación tanto verbal como no verbal.

Jorge Iván Garduño

@plumavertical

Este texto se ha publicado en:

http://efektonoticias.com/noticias/espectaculos/el-verbo-de-las-culturas-de-clotaire-rapaille-una-aproximacion-al-arte-de-la

Anuncios

¿En qué creen los que no creen?

Estándar

Durante milenios, en todas las latitudes, la existencia de un ser superior a los seres humanos ha prevalecido en todos los estratos sociales, así como la creencia de que ese supuesto ser es pura invención.

9786071136428454

Y así como existen múltiples versiones de dios, y entes con poderes sobrenaturales, también existen teorías que descalifican a cada uno de ellos… en fin, la guerra entre creyentes y no es tan antigua como la existencia, evolución o creación del ser humano, según sea el caso de cada creencia y posición.

Y es precisamente por este tipo de cuestiones que surge una obra invaluable, ¿En qué creen los que no creen? (Taurus), que es un libro que reúne a un representante singular de la cultura laica, Umberto Eco, y un príncipe de la Iglesia, Carlo Maria Martini, quienes vuelcan sus reflexiones acerca de la ética y sus fundamentos en el fin del milenio.

A modo de diálogo epistolar con absoluta libertad dialéctica, debaten algunos de los valores que son propias del hombre contemporáneo como: los confines de la vida humana, según la tradición teológica y el desafío tecnológico; las limitaciones impuestas a las mujeres por la Iglesia y el sentido de la fe, tanto para quienes creen como para quienes no creen (o creen que no creen, o no creen en lo que creen aunque crean en lo que dicen que no creen), ¡en fin!, una obra que tiene que ser imperdible, tanto para creyentes como para no creyentes, o lo que creen en lo que no creen que creen…

Cabe recordar que Umberto Eco es un destacado semiólogo, escritor y crítico literario; doctor Honoris Causa por 25 universidades de todo el mundo, entre ellas, la Complutense y la Universidad Libre de Berlín. Posee numerosos premios y condecoraciones, como la Legión de Honor de Francia.

Asimismo, Carlo Maria Martini fue jesuita, cardenal, obispo y rector de la Universidad Gregoriana. Teólogo e intérprete de las Sagradas Escrituras, es el autor italiano de libros de espiritualidad más leído actualmente en el mundo. Entre sus obras está Para vivir la palabra.

Jorge Iván Garduño

@plumavertical

“Andar. Una filosofía”, de Fréderic Gros

Estándar

Siempre que se nos habla de filosofía, nuestra mente nos remite a realizar extrañas cavilaciones e intrincadas propuestas orales para situarnos a nivel de las circunstancias del medio que nos presenta este reto intelectual, sin embargo la filosofía no debe ser vista de esta forma compleja, deberíamos entenderla como un acto natural del hombre.

portada-andar_grande4545

Con esto trato de decir que el pensamiento filosófico está presente en la vida diaria del ser humano, pero por circunstancias de nuestros muy diversos estilos de vida, difícilmente reparamos o nos detenemos por unos instantes a ejercer y practicar la filosofía de forma sencilla.

Bien es cierto que el hecho filosófico en grados muy elevados es en sí bastante complejo, pero en promedio los niveles de complejidad no están presentes ni elevados, no se requieren enormes dosis de destreza para entenderla ni mucho menos grandes estudios en temas en particular; lo único que se nos exige es raciocinio, y ese, todos lo tenemos.

En el exclusivo tálamo sofista, los pensamientos del filósofo francés Fréderic Gros reposan de forma soberbial en un mundo elocuente por pensamientos fulminantes y lapidarios, donde los ideales de este pensador tienen voz, eco y una resonancia épica en el mundo de la literatura universal.

Andar no exige ni aprendizaje, ni técnica, ni material ni dinero. Sólo requiere de un cuerpo, de espacio y de tiempo. Cada día son más los aficionados a caminar, y todos ellos obtienen los beneficios de esa propensión: sosiego, comunión con la naturaleza, plenitud.

Pero andar es también un acto filosófico y una experiencia espiritual. Pasando del vagabundeo al peregrinaje, de la andanza al recorrido iniciático, de la naturaleza a la civilización, Frédéric Gros se nutre de la literatura, la historia y la filosofía para demostrarlo en Andar. Una filosofía (Taurus). Rimbaud y la tentación de la huida, Gandhi y la política de resistencia, sin olvidar a Kant y sus paseos cotidianos en Königsberg.

¿Y si solo se pudiera pensar bien a través de los pies? ¿Qué quería decir Nietzsche cuando escribió que «los dedos de los pies se aguzan para escuchar»? A caballo entre el tratado filosófico y el elogio del arte de desplazarse a pie, este libro deleitará incluso a quienes aún no se sabían caminantes.

Frédéric Gros es profesor de filosofía en la Universidad Paris-XII. Ha trabajado ampliamente en la historia de la psiquiatría (Création et folie, PUF), la filosofía de la pena (Et ce sera justice, Odile Jacob) y el pensamiento occidental de la guerra (Etats de violence, Gallimard). Fue también el editor de las últimas lecciones de Foucault en el Collège de France.

Algo increíblemente fascinante existe en esta obra, el elemento psicológico que recorre el libro de principio a fin, los personajes, los paisajes y los escenarios son de una prodigiosidad y estructura de características independientes.

Todos los elementos de la obra interactúan uno con el otro, de forma directa o indirecta se relacionan, van de la mano construyendo una unidad de carácter épico, y los pensamientos y emociones internos brotan del interior del ser humano y de las sombras del paisaje de modo convulso para recrearnos una grandilocuente escena.

Gros ha logrado construir un libro de carácter filosófico y tintes psicológicos muy interesantes, donde la fuerza interna del ser humano es el motor alquímico de Andar. Una filosofía y la tenue sombra de las motivaciones intelectuales del hombre le agregan un agradable sabor a una lectura que es trascendental para el pensamiento del siglo XXI.

Jorge Iván Garduño

@plumavertical

Este texto ha sido publicado en:

http://efektonoticias.com/noticias/mexico/andar-una-filosofia-de-frederic-gros

De la podredumbre al inconveniente de haber nacido

Estándar

Emil Cioran (E. M. Cioran) nació el 8 de abril de 1911 en Rasinari, Rumania y falleció el 20 de junio de 1995 en París, Francia, y ha sido considerado uno de los más grandes escritores del siglo 20.

Brevario de podredumbre.indd

Las obra de Emil Cioran –la M fue adaptada desde un inicio por el autor rumano por cuestiones de fonética y no como inicial de algún nombre como se afirmó por muchos años al decir que era por: Michel o Mihai– ha sido catalogada como una gran obra en su conjunto por ubicarse en la cumbre de la literatura universal del siglo XX.

La editorial Taurus recupera dos de los textos clave de la obra de E. M. Cioran, Breviario de podredumbre y Del inconveniente de haber nacido, aforismos, escritos en su etapa de madurez, que condensan su pensamiento de manera tan lacónica como eficaz y coherente, y constituyen un hallazgo decisivo para cualquier amante de las paradojas y la ironía

La obra de Cioran –hasta hace algunos años mítica y de difícil búsqueda–, son textos que nos invitan al diálogo interior, a la lectura en voz alta, ejercitando el recuerdo y la realidad, la historia y la existencia, la conciencia y la escritura.

Breviario de podredumbre es una obra en que el simbolismo y la perplejidad ante lo netamente humano se muestran con vigor en estos aforismos donde la inteligencia y lucidez del autor hacen las veces de la trama; los cambios de ánimo regulan el estilo; un texto formado por una mente lúcida, creada a partir de trozos de la historia del propio autor que bien podría asemejarse a un soliloquio.

Tallados con precisión, los aforismos que integran Del inconveniente de haber nacido hablan del tiempo, de Dios, de la religión, del silencio, de la muerte y del nacimiento, “una casualidad, un accidente risible”. En ellos conviven una devastadora lucidez junto a un humor sin límites, y la lógica más aplastante junto al mayor contrasentido.

Opuesto al optimismo y la autocomplacencia de un modo radical, Cioran no desalienta, tiene el talento de fortalecer. Por supuesto, como se deduce por el título, el meollo del libro lo constituyen las reflexiones en torno al hecho del nacimiento.

El filósofo rumano entiende que, más que la muerte, lo verdaderamente terrible es haber sido expulsado a un mundo del cual nada quería saber. La vida sería, en cierto modo, un estado incierto, no natural, un intermedio entre la nada de la que provenimos y a la que volveremos.

“A veces uno quisiera ser caníbal, no tanto por el placer de devorar a Fulano o a Mengano como por el de vomitarlo.”

Siempre será un placer descubrir o releer el pesimismo desaforado y el fino sentido del humor de un estilista maldito que mantuvo un fuerte halo de sombras a lo largo de su vida, que bien supo equilibrar con la brillantez de mente con la que dejó constancia en Breviario de podredumbre o Del inconveniente de haber nacido, por ejemplo.

Cioran_2cubs_AF.indd

Más allá del nihilismo recalcitrante, éstos son de esos textos febriles que el lector debe llevar en todo momento en el morral.

Jorge Iván Garduño

@plumavertical

Este texto ha sido publicado en:

“El legado de los monstruos”

Estándar

El miedo ha sido empleado desde tiempos remotos como agente de sometimiento físico, social, artístico o político, es por ello que vemos inundado nuestro mundo con decenas de monstruos y las historias que giran en torno a ellos, desde robots, vampiros, murciélagos, arañas, muertos vivientes, moribundos que deambulan por calles solitarias o bien asesinos psicópatas que elijen a sus víctimas de acuerdo a ciertas características.

el-legado-de-los-monstruos-ignacio-padilla

Es en este tema en el que Ignacio Padilla (Ciudad de México, 1968) decide indagar en un sorprendente ensayo donde el miedo y lo terrible son los ejes principales que funcionan como catalizadores de nuestros más apocalípticos temores.

El legado de los monstruos (Editorial Taurus), un libro donde Padilla por fin reflexiona ampliamente sobre el miedo como combustible estético y sociopolítico en nuestros días, asimismo pasa revista a algunos de los considerados como los monstruos principales de la historia.

Ya anteriormente, en 1994, Ignacio Padilla había comenzado a explorar el tema del miedo cuando junto con un par de miembros de la cofradía del ‘crack’ (Eloy Urroz y Jorge Volpi) publicaron Tres bosquejos del mal, un ejemplar donde cada uno de ellos habla con su estilo muy particular sobre el asunto.

En aquella ocasión Padilla parte de una sentencia de Kafka para sumergirnos en compañía de sus protagonistas, quienes son dos arquitectos, en un contexto de suspense, un relato breve titulado Imposibilidad de los cuervos, posteriormente continuó ese sendero más recientemente con La industria del fin del mundo, en el cual repasa la forma en que agentes de poder se habían aprovechado de algunos de nuestros apocalípticos temores del fin del mundo en 2012, cuando se decía que la humanidad acabaría según una predicción atribuida a los mayas.

Es así como en El legado de los monstruos se convierte en una aproximación más general a todo tipo de miedos y sus usos políticos, mediáticos, y en menor medida sus utilizaciones artísticas, particularmente literarias. Este ensayo, según lo dicho por el mismo autor, es más sociopsicológico, semiótico y mediático que literario.

En cierta forma, lo contenido en las páginas de El legado de los monstruos son obsesiones que trascienden los límites posibles de la ficción y se convierten más en ensayos de semiótica, sociología o psicología, pero que al mismo tiempo traen a nuestro recuerdo situaciones vividas en nuestra infancia ya que parte bajo la certeza de que solo proyectamos cosas que ya estaban presentes en nuestra mente, aunque muchas de ellas se han alimentado también a través de la narrativa cinematográfica, televisiva o teatral.

El miedo, dice Padilla, es necesario para la supervivencia humana, ya que ante todo “es un mecanismo de conservación: el miedo es necesario, nos constituye, nos impele, nos permite paralizarnos cuando hay que pasar inadvertidos o alejarnos cuando tenemos que proteger a nuestra cría, por ende es una cualidad”, por ello en El legado de los monstruos el término ‘monstruo’ es utilizado desde su etimología: mostrar y, en ese sentido, el monstruo es hermano del espejo y es antítesis de la máscara, porque al final, todo monstruo refleja no solo un miedo, sino un deseo.

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
 
Este texto ha sido publicado en:
 
http://efektonoticias.com/cultura/el-legado-de-los-monstruos-de-ignacio-padilla