Archivos Mensuales: enero 2012

¿Acierto o acertijo?

Estándar

Para algunos fue sorpresivo, para otros desilusionador, algunos más ya preveían o hablaban de un “as bajo la manga”, hay quienes afirman que es una vil traición a la ciudadanía –léase activismo social–, pero lo cierto, es que al hablar de política, de esa política que se ha gestado en nuestro país, se hacen cada vez más patentes las palabras ya desvirtuadas a estas alturas del siglo XXI: así como en la guerra y en el amor, ¡en la política todo se vale!

Y es que contrario a lo que cualquiera podría suponer, la apuesta de Acción Nacional en la capital del país para buscar la jefatura de gobierno ha sido por una mujer, que ante la pasividad de las autoridades del Distrito Federal por el secuestro de su hijo en 2005, comenzó con una lucha frontal a principios de 2006 a fin de esclarecer verdaderamente los hechos.

Lo anterior, la llevó a perseguir a través de espectaculares a los secuestradores de su hijo, que hoy se sabe fue asesinado, asimismo se ha señalado a cuatro personas -hasta ahora- como las responsables del secuestro, por lo que han recibido sentencia condenatoria, lo que le ha valido para convertirse en una de las activistas sociales más relevantes de nuestro país, me refiero a Isabel Miranda de Wallace.

Esta designación fue sorpresiva para algunos, ya que eran cinco los candidatos “panistas” que venían realizando un proselitismo abierto para buscar la candidatura al GDF. Al final, los cálculos de Gustavo Madero, presidente nacional del PAN, fueron que ninguno de esos actores políticos tenía posibilidad de por lo menos figurar decorosamente en la contienda.

Así que, para desilusión de ellos, la Sra. Isabel Miranda es la virtual candidata por Acción Nacional, pero pese a sus promesas de honestidad durante su presentación, y aunque ella misma asegure que no atenderá a intereses partidistas, dado que ella dijo: esa fue la condición para aceptar la candidatura, lo cierto es que ha provocado que tanto líderes sociales como políticos hablen de una manipulación del partido blanquiazul hacia De Wallace.

Pero ¿quién pierde más?, el PAN al manejar un doble discurso por imponer a una “candidata ciudadana”, que se dio a conocer por luchar en contra de algo que ha permeado el gobierno calderonista, pero que le comienza a dar dividendos mediáticos, o Isabel Miranda de Wallace, un parteaguas en medio de la corrupción e incapacidad de las autoridades, pero que podría poner en riesgo su credibilidad como activista social. ¿Acierto o acertijo?

Jorge Iván Garduño
@plumavertical
Anuncios